Salud

Anatomía

Anatomía. Una vez desnudos, los amantes descubrirán mucho mejor el porte o tipo de su pareja, si mantienen o no la línea, si están bien Con su desnudez, los amantes mostrarán desde las partes más comunes y a la vista de su cuerpo —como los pezones—, hasta las más recónditas —como la bragadura, el pubis y hasta el perineo—, pene, testículo, o mal trazados.si se deciden a explorarse mutuamente y a conciencia sus anatomías con caricias.

Porte: Tipo ‘Buena o mala disposición de una persona’.

Disposición: ‘Gallardía y gentileza en la persona’.

Tipo: ‘Figura o talle de una persona’.

Figura: ‘Forma exterior de un cuerpo por la cual se diferencia de otro’.

Talle: ‘Disposición o proporción del cuerpo humano’, ‘cintura del cuerpo humano’.

Línea: ‘Figura esbelta y armoniosa de una persona’.

Trazado/da: ‘Dicho de una persona: De buena o mala disposición o compostura de cuerpo’. Trazas: ‘Modo, apariencia o figura de alguien o algo’.

Pezón: ‘Parte central, eréctil y más prominente de los pechos o tetas, por donde los hijos chupan la leche’. Del latín vulgar pecciolus, del latín clásico pediciolus ‘piececito’, diminutivo de pes, pedis ‘pie’, con el sufijo ~ón. Al leer esta definición cabría la duda de que solo las mujeres tienen pezones, ya que únicamente ellas dan de mamar. Entonces, ¿cómo se llama esta parte del cuerpo en los hombres? Tetilla es ‘cada una de las tetas de los machos en los mamíferos, menos desarrolladas que las de las hembras’ y mamila es la ‘parte principal de la teta o pecho de la hembra, exceptuando el pezón’ y la ‘tetilla en el hombre’. Así pues, los hombres poseen tetillas o mamilas en vez de tetas o mamas, pero el Diccionario académico nos deja sin aclarar si tienen o no pezones. Presentada esta duda ante el servicio correspondiente de la RAE, dependiente del Instituto de Lexicografía, se proporcionó la siguiente aclaración (Ref.: 186755): «El uso de ‘pezón’ se refiere tanto al pecho masculino como al femenino. En el DRAE no se especifica que sea únicamente el de la mujer, únicamente se aclara que chupan la leche los hijos de ellos, situación que no se produce en el pecho del macho». A pesar de esta explicación, parece evidente que convendría aclarar la definición de pezón.

Bragadura: ‘Entrepierna del hombre o del animal’, ‘parte de las bragas, calzones o pantalones, que da ensanche al juego de los muslos’. De bragada ‘cara interna del muslo del caballo y de otros animales’, derivada de braga.

Pubis: ‘Parte inferior del vientre, que en la especie humana se cubre de vello al llegar a la pubertad’. Del latín pubes y pubis ‘juventud, gente joven’. El nombre de este vello, procedente también del latín, es bastante feo: pendejo ‘pelo que nace en el pubis y en las ingles’.

Púbico/ca: ‘Perteneciente o relativo al pubis’.

Pubiano/na: ‘Púbico’.

Perineo: ‘Periné’.

Periné: ‘Espacio que media entre el ano y las partes sexuales’.

Perineal: ‘Perteneciente o relativo al perineo’. Región perineal, por ejemplo, que además tiene una gran rugosidad, llamada torillo ‘rugosidad en el perineo y el escroto’, vocablo que viene de toro, pero no del animal, sino del término arquitectónico que significa bocel ‘moldura de sección semicircular’.

CULO, ANO

Ya que hemos citado al ano en la definición de periné, y comoquiera que es una parte del cuerpo muy importante en determinadas relaciones sexuales, expliquemos que proviene del latín ānus ‘anillo’, ‘ano’, y que su definición exacta es ‘orificio en que remata el conducto digestivo y por el cual se expele el excremento’, siendo su derivado anal ‘perteneciente o relativo al ano’.

Son sinónimos de ano: ojete (diminutivo de ojo); silla y el más antiguo suelo (alusivos ambos a lugares donde reposa el ano al sentarnos); siete (vulgarismo de la Argentina, Colombia, Cuba y Uruguay); busiete (voz vulgar nicaragüense); los malsonantes cerete y cereguete (en Honduras); el también vulgar ocote (en el noroeste de la Argentina, del quechua okkóti); junene y sereguete (en El Salvador).

El sieso es una parte de nuestra anatomía que abarca algo más que el ano, y que viene del latín sessus ‘asiento’: ‘Ano con la porción inferior del intestino recto’.

Culo es igualmente sinónimo de ano; pero también significa ‘conjunto de las dos nalgas’. Sirve por tanto para referirse a ambas cosas. Algo parecido ocurre con la palabra americana sisiflís, que eufemísticamente significa ‘ano’ en El Salvador y ‘trasero (nalgas)’ en Honduras.

Nalga: ‘Cada una de las dos porciones carnosas y redondeadas situadas entre el final de la columna vertebral y el comienzo de los muslos. Se usa más en plural’.

Nalgar: ‘Perteneciente o relativo a las nalgas’.

Nalgatorio: Coloquialmente, ‘conjunto de ambas nalgas’. En El Salvador y Nicaragua, igualmente coloquial y con idéntico significado: nalgamento.

Glúteo/a es un adjetivo sinónimo de nalgar, pero mucho más conocido. La diferencia entre ambos se debe a su origen, pues mientras nalga procede del latín clásico natis ‘nalga’ —a través del latín vulgar natĭca—, glúteo/a proviene de un vocablo griego con idéntico sentido de ‘nalga’.

Los sinónimos de culo y nalgas son muy numerosos. Varios de ellos aluden (como silla, suelo —sinónimos de ano—, y sieso) a su condición de base anatómica para sentarnos: ancas, asientos, asentaderas, sentaderas (en México y Uruguay), el poco usado posa y el mucho más usado posaderas (ambos de posar) y traspontín (por el traspuntín o asiento suplementario y plegadizo que hay en algunos vehículos). Otros aluden a la condición de parte trasera del culo o las nalgas: el coloquial tras, el eufemístico trasero, la coloquial y eufemística cola (en la Argentina, Colombia y Uruguay), el coloquial rabo (en Colombia, Costa Rica y Venezuela), el festivo rabel ‘asentaderas o posaderas, especialmente las de los muchachos’ (de rabo), la trastienda (en Cuba y México), y los fondillos (de fondo, en Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala y Puerto Rico; en singular, fondillo, en Costa Rica) o los fundillos (de fondillo, en El Salvador, México y Panamá; en singular, fundillo, en Honduras, México, Nicaragua, la República Dominicana y Venezuela). También lo era el jocoso pero ya desaparecido arrabal ‘parte posterior o las asantaderas’.

Otros sinónimos de culo o trasero son: cachas; cachetes (en Andalucía, la Argentina y Chile); pandero; pandeiro (en Uruguay); pompis (eufemismo procedente de pompa ‘ampolla’); pompas (también de pompa, en México); botamay (eufemismo de Nicaragua); cheto (coloquial de Honduras y Nicaragua); funene (coloquial y eufemístico de Honduras); petacas (en México); popó y tambembe (voces infantiles, en Chile); tapas (en Costa Rica y Ecuador); tambache (coloquial de El Salvador, del tarasco tambache ‘cesto de palillos’); poto (en el noroeste de la Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay y el Perú, del mochica potos ‘partes pudendas’); traste; rulé (del francés roule); tabalario (de tabal ‘barril’); reble (voz de germanía); y tafanario (del desusado, pero aún en el DRAE, antifonario, derivado a su vez de antífona, también en desuso pero en el Diccionario académico y con el mismo sentido coloquial de ‘nalgas’, además del más serio de ‘breve pasaje que se canta en las horas canónicas’, con raíz griega que quiere decir ‘el que responde’).

Por último, los salvadoreños tienen otro sinónimo coloquial de culo o trasero, parrilla, pero especificando que se trata de uno bastante voluminoso. De ahí que parrilludo/da sea un adjetivo que equivale a nalgudo/da o, en América, nalgón/na: ‘Que tiene gruesas las nalgas’; y cuyos sinónimos son: culón/na, fundillón/na (en Nicaragua), y petacón/na o petacudo/da (en México).

No aparecen en el DRAE, pero sí en otros diccionarios, los siguientes americanismos:

Sinónimos de nalgas: en América, jopo (también significa ‘cola de mucho pelo’); en Chile, raja; en México: bote, calabazo, diferencial, mapamundi,trastero, común (en el DRAE es sinónimo de retrete) y chintamal (del nahua tzintli ‘trasero’ y tamalli ‘tamal’); fondongo, en Cuba; chanfletas, en Ecuador; fotingo, en Cuba y Puerto Rico; y fután, en la República Dominicana.

Sinónimos de ano: el estantino(de intestino), en América; cortachifles (de chifle ‘chifla, silbato’), el chiquito, rosquete, orto (de orto~, elemento compositivo de origen griego que significa ‘recto’), ortega y ñoco, en Ecuador; y aniz, botafogo, cajete, chico, estafiate, hojalatero, ojal y sunfiate, en México.

Fondoquees un ‘trasero abultado’, en Cuba. Nalguiento/ta equivale a ‘nalgudo’, en el Perú. Talamuda es una ‘mujer de glúteos voluminosos’, en México. Ñocuda es una ‘mujer con trasero grande’, en Ecuador. Y también entre ecuatorianos se usan las locuciones tierra de nadie ‘periné de la mujer’, ojo de chancho ‘ano sodomizado’ (chancho ‘cerdo’) y ojo de pollo ‘ano virgen’.

Hemos mencionado antes las partes pudendas en la definición de poto. Pues bien, las partes son los ‘órganos de la generación’ y pudendo/da es un adjetivo que significa ‘torpe, feo, que debe causar vergüenza’. Según el DRAE, se llaman partes naturales, pudendas o vergonzosas ‘las de la generación’ (reiteración de partes); o sea, las que tienen que ver con los órganos genitales. Esta región anatómica tan vergonzosa, según sostiene aún el Diccionario académico, se llama verija.

Verija: ‘Región de las partes pudendas’. Del latín virilĭa, plural de virīlis ‘viril’.

Es pues en la verija donde se hallan situados los órganos genitales masculinos y femeninos, imprescindibles para la reproducción sexual de las personas.

Sexual: ‘Perteneciente o relativo al sexo’.

Sexo: ‘Condición orgánica, masculina o femenina’, órganos sexuales’.

Sexualidad: ‘Conjunto de condiciones anatómicas y fisiológicas que caracterizan a cada sexo’.

Sexualmente: ‘De manera sexual’, ‘desde el punto de vista sexual’.

Sexología: ‘Estudio de la sexualidad y de las cuestiones a ella referidas’.

Sexólogo/ga: ‘Especialista en sexología’.

Se llama carácter sexual a ‘cada uno de los rasgos anatómicos o funcionales que distinguen al organismo del macho y al de la hembra’, y a ellos nos referiremos a continuación y por separado.

CARACTERES SEXUALES MASCULINOS

La hormona es un ‘producto de secreción de ciertas glándulas que, transportado por el sistema circulatorio, excita, inhibe o regula la actividad de otros órganos o sistemas de órganos’. Pues bien, hay hormonas masculinas y femeninas, cuya secreción propicia la actividad sexual del hombre o de la mujer. En el caso del hombre, las hormonas que ahora nos interesan son dos: el andrógeno y la testosterona.

Andrógeno: ‘Hormona que induce la aparición de los caracteres sexuales secundarios masculinos, como la barba en el hombre y la cresta en el gallo’. Voz compuesta de origen griego, tal como ya sabemos (andrós ‘hombre’).

Androgénesis: ‘Producción en el organismo de hormonas masculinas’.

Androgénico/ca: ‘Perteneciente o relativo a los andrógenos’.

Andropausia: ‘Climaterio masculino’. Formado a imitación de menopausia con las voces griegas andrós ‘hombre’ y pâusis ‘cesación’.

Climaterio: ‘Período de la vida que precede y sigue a la extinción de la función genital’. De una voz griega que significa ‘escalón’.

Testosterona: ‘Hormona producida por los testículos que tiene por función el desarrollo de las glándulas genitales y el mantenimiento de los caracteres secundarios del varón’. Viene del francés testostérone, acrónimo de testicule ‘testículo’, stérol ‘esterol’ y hormone ‘hormona’.

Uno de los caracteres sexuales diferenciadores entre el varón y la mujer lo tenemos en el pecho. Las mamas o tetas femeninas están mucho más desarrolladas que las del hombre. Pero el sexo en su acepción genérica de ‘órganos sexuales’, los genitales o vergüenzas, situados coloquialmente en los bajos de las personas, son los que manifiestan una diferenciación más notoria e importante.

Genitales: ‘Órganos sexuales externos’.

Vergüenzas: ‘Partes externas de los órganos humanos de la generación’. De vergüenza, en la misma línea que partes pudendas.

Bajos: ‘Zona genital humana’.

ÓRGANOS SEXUALES MASCULINOS

Los féferes son, para los dominicanos, los ‘órganos genitales masculinos’. El pene y los testículos son las partes más importantes de los féferes.

Pene: ‘Órgano masculino del hombre y de algunos animales que sirve para miccionar y copular’. Derivado: peniano/na: ‘Perteneciente o relativo al pene’.

Testículo: ‘Cada una de las dos gónadas masculinas, generadoras de la secreción interna específica del sexo y de los espermatozoos’. Una gónada es un ‘órgano formador de gametos masculinos o femeninos’; y gameto es ‘cada una de las células sexuales, masculina y femenina, que al unirse forman el huevo de las plantas y de los animales’, y, por supuesto, también de las personas. Como curiosidad señalemos que, hace tres siglos, los académicos de la lengua comparaban los testículos del hombre, por su figura y magnitud, con los huevos de paloma:

«Testículo: Parte glandulosa; hay dos en el cuerpo del animal, y en diversas partes, según sus especies; el hombre los tiene pendientes fuera del abdomen inmediatos al miembro viril, y metidos en una bolsa membranosa; su figura y magnitud es como la de un huevo de paloma. Son el principal órgano de la propagación, por producirse en ellos el esperma, que es el principio de ella. Según los modernos se hallan también en el cuerpo de la mujer, y se llaman ovarios. (Diccionario de Autoridades, 1737)».

Derivado: testicular: ‘Perteneciente o relativo a los testículos’.

Si el concepto de testículo tuviese origen griego, no tendría este nombre si no que llamaríamos probablemente esta parte de nuestro cuerpo orquis, toda vez que los helenos la denominaban órkhis, cuyo aumentativo, orkhídion, se usó para bautizar a la orquídea, por la forma que tienen los tubérculos de esta planta, en forma de testículos. Pero no, testículo no proviene del griego, sino del latín testicŭlus, propiamente ‘testigo de la virilidad’, derivado de testis ‘testigo’, del que derivó también testificare (compuesto de testis ‘testigo’ y facere ‘hacer’) que pasó al español primero como testiguar ‘atestiguar’, en desuso, de donde deriva testigo, cuya sexta acepción recogida en el Diccionario de la RAE es ‘testículo’.

Otros sinónimos de testículo, además de testigo, son: dídimo (con raíz griega que significaba ‘gemelo’), el malsonante cojón —que ya lo mencionaba Nebrija en su Vocabulario (1495)—y el vulgar huevo (éste por semejanza al huevo que pone la gallina; ambos más usados en plural: cojones y huevos), gandumbas (solo en plural), turma, el poco usado compañón (de compañero), blanquillo (en Guatemala, Honduras y México, donde también significa ‘huevo de gallina’), coyol (en El Salvador, Guatemala y Nicaragua, por su parecido con el fruto del mismo nombre, con origen en el nahua coyolli), y tanate (en México, procedente también del nahua tanatli). Se llamaban criadillas a los testículos de los hombres y de los animales, pero ahora solo se refieren a estos últimos.

Son sinónimos de testículo, aunque no estén así registrados en el DRAE, los siguientes americanismos:

En Chile: guluncha.

En México: tompiate; chilanga (así se llaman los mexicanos a sí mismos) y agilote (del nahua ahuilotl), por la semejanza que tiene el testículo con el fruto del mismo nombre; ayotes (de ayote ‘calabaza’), albóndigas, sopladores, tompeates y paguas (de pagua ‘fruta de una variedad de aguacate’, del nahua pahuatl, nombre genérico de cualquier fruta que no es ni ácida ni dulce).

En Venezuela: bola.

Al varón que solo tiene un testículo se le llama ciclán (del latín sclavus ‘esclavo’, pero que nos llegó a través del árabe hispánico siqlāb). También se le llama chiclán, renco o rencoso.

No están recogidos en el DRAE los sinónimos de ciclán: ciclón, en Colombia; y, en Ecuador: chiclón, chigla y chiglán.

Sinónimos de pene son: falo; verga, que también significa ‘vara’, por proceder del latín virga ‘vara, rama’ (de donde viene también el español verja ‘enrejado’, que llegó a través del francés en el siglo XVI); miembro o, más concretamente, miembro viril; el anticuado pudendo; los coloquiales pito y pilila (voz expresiva infantil); los vulgares rabo y cipote (de cipo ‘pilastra’, ‘poste’); los malsonantes pijo o pija, polla (en América, polla tiene otras acepciones distintas a ‘pene’, desde ‘carrera de caballos’ en la Argentina, hasta cierto tipo de bebida en México, pasando por ‘chuleta’ en Ecuador y ‘esputo’ en El Salvador), carajo, picha y minga (acortamiento del nombre propio Dominga); y los americanismos: bruto (en Honduras); mandado (en Cuba); narizona y coyunda (en Nicaragua); pincho (en el Perú); camote (en México); guachalomo o huachalomo (en Chile); zurriago (en Colombia); güila (en Costa Rica, donde también significa ‘niño’); moronga (en Guatemala; en otros países vecinos ‘morcilla’); ripio (en la República Dominicana); guasca (en Panamá y Uruguay); pájaro (en Guatemala, México y Venezuela); pichula (en Chile y el Perú); pichulín (voz infantil en la Argentina y Uruguay); pico (en Chile y Costa Rica); reata (en Guatemala y México); tolete (en Cuba y la República Dominicana); turca (en El Salvador y Nicaragua); chile (en El Salvador, Guatemala y México); palo (en Chile, Costa Rica, Cuba y Uruguay); y pinga (en América Central, Cuba, Ecuador, el Perú y Venezuela).

Cuca significa ‘pene’ en Nicaragua; en cambio, en Colombia, Guatemala y Venezuela quiere decir ‘sexo de la mujer’. Algo parecido ocurre con paloma: ‘pene’ en América Central y Venezuela, pero ‘vulva’ en Guatemala.

En El Salvador, coludo es un varón ‘que tiene el pene grande’. Para los cubanos parado es un pene erecto y para los nicaragüenses el hombre que así lo tiene. Priapismo es una ‘erección continua y dolorosa del miembro viril, sin apetito venéreo’, por alusión a Príapo, dios mitológico de la fecundidad que era representado con el pene siempre erecto.

Sinónimos americanos de pene, no recogidos en el DRAE, son:

En América: cazo.

En Chile: meadero (de mear), poronga y pucho (del quechua puchu ‘sobrante’).

En Cuba: morronga.

En Ecuador: cabezón, gabardina y mayeyo. Con el significado de ‘pene grande’: aventajado, berragante (también significa ‘banano verde de gran tamaño’) y guasamayete. Y con el de ‘pene pequeño’: orito, que también significa ‘plátano pequeño’.

En México: aparato, arma, brizna, canon, chaira, chamberete, chucumite, estaca, fierro, manguera, masteo, mastiachi, mirasol, mosquete y filiberto.

En Puerto Rico: bicho.

En Venezuela: paloma.

En Ecuador y México: cabeza de gato.

En México y Venezuela: machete.

El glande es la ‘cabeza del miembro viril’ y proviene del latín glans, glandis ‘bellota’. De ahí que no tenga nada extraño que, en español, bellota sea sinónimo de glande, por tener una forma que recuerda al fruto de la encina. En latín, bellota era balănus, de donde procede el español bálano o balano ‘parte extrema o cabeza del miembro viril’, por la misma razón de antes. Otros sinónimos de glande y bálano son: haba (por su semejanza también con el fruto de esta planta) y callampa, en Chile, donde también significa ‘seta’ (igualmente por semejanza de formas).

Se llama prepucio a la ‘piel móvil que cubre el glande del pene’. Pero también el clítoris de la mujer tiene su prepucio, tal como veremos más adelante. Derivado de prepucio es prepucial ‘perteneciente o relativo al prepucio’; y son sus sinónimos: capullo (por su semejanza con el capullo o botón de la flor), capillo (diminutivo de capa) y, en Honduras, cuereta.

No están en el DRAE los mexicanismos capote y gorro (sinónimos de prepucio) y corona (sinónimo de glande).

La ‘estrechez del orificio del prepucio, que impide la salida del glande’, se llama fimosis, del griego phímosis, que ya significaba lo mismo que ahora y que derivaba de phimós ‘bozal’. El varón es circuncidado para liberarle de la fimosis.

Circuncidar: ‘Cortar circularmente una porción del prepucio a alguien’. Del latín circuncidĕre ‘cortar alrededor’.

Circunciso: ‘Dicho de un hombre: Que ha sufrido la circuncisión’.

Incircunciso: ‘No circuncidado’.

Castración

Antiguamente, a los esclavos solían cortarles los órganos genitales en algunos lugares, para que no pudieran tener relaciones sexuales, y también a los niños con buenas voces para el canto. Eran los eunucos, castratos o sopranos.

Eunuco: ‘Hombre castrado’, ‘hombre castrado que se destinaba en los serrallos a la custodia de las mujeres’.

Castrato: ‘Cantante al que se castraba en la infancia para que conservara el timbre de voz agudo’. Del italiano castrato, propiamente ‘castrado’.

Soprano: ‘Voz más aguda de las voces humanas’, ‘hombre castrado’, ‘persona que tiene voz de soprano’.

Castrar: ‘Capar’. Derivados: castración ‘acción y efecto de castrar’, castrado/da ‘que ha sufrido la castración’, castrador ‘hombre que castra’ y castradura ‘castración’, ‘capadura’.

Capón: ‘Dicho de un hombre o de un animal: castrado’. Derivados: capar ‘extirpar o inutilizar los órganos genitales’, acaponado/da ‘que parece de capón (hombre castrado): rostro acaponado, voz acaponada’, y capadura ‘acción y efecto de capar’, ‘cicatriz que queda al castrado’. En plural, las capaduras eran vulgarmente los testículos cortados, pero este significado ha desaparecido del actual DRAE.

Arreglarequivale a castrar en Chile, y capación es castración, en Uruguay.

CARACTERES SEXUALES FEMENINOS

Se dice que una mujer luce palmito cuando tiene un talle esbelto o una bella cara, y que tiene curvas cuando su cuerpo posee formas atractivas.

Curvas: ‘Formas acentuadas de la silueta femenina’.

Formas: ‘Configuración del cuerpo humano, especialmente los pechos y caderas de la mujer’.

Silueta: ‘Perfil (contorno de una figura)’. Del francés silhouette, de Etienne de Silhouette, intendente general del Tesoro francés en 1759, famoso por sus dibujos de sombras en papel y cartulina; llegó al español hacia 1860.

Así pues, según la definición de formas, son los pechos y las caderas las partes del cuerpo que más contribuyen a la configuración femenina.

Pecho: ‘Cada una de las mamas de la mujer’.

Mama: ‘Teta’.

Teta: ‘Cada uno de los órganos glandulosos y salientes que los mamíferos tienen en número par y sirven en las hembras para la secreción de la leche’, ‘pezón de la teta’. En el caso de la mujer, el número par es dos.

Aunque no está registrada en el DRAE, existe una acepción vulgar de nadadora referida a la mujer que carece o tiene muy poco prominentes estas formas.

Tampoco están recogidas en el Diccionario de la RAE las siguientes locuciones y acepciones: campeona de natación ‘mujer sin formas prominentes’, en México; y sintética ‘mujer con muy poco busto’, en Chile.

PECHO

Sinónimos de pecho, mama y teta son: busto, seno y, coloquialmente, delantera. En América, chiche (masculino excepto en El Salvador y Nicaragua), del nahua chichi ‘mama, teta’.

Partes de la teta son los ya mencionados pezón y mamila (parte principal, exceptuando el pezón). La pechera es la parte exterior del pecho, especialmente en las mujeres.

Hay varias palabras en español que sirven para describir pechos grandes y sólo una para los flacos: talguate.

Tetamen: ‘Busto de la mujer, especialmente cuando es muy voluminoso’. Voz vulgar. De teta.

Tetona: Coloquialmente: ‘Dicho de una hembra: De tetas grandes’. De teta.

Tetuda: ‘Dicho de una hembra: Que tiene muy grandes las tetas’. De teta.

Pechugona: ‘Dicho de una mujer: De pecho abultado’. De pechuga, coloquialmente ‘pecho de hombre o de mujer’, derivado de pecho.

Espetera: ‘Pecho de la mujer cuando es muy abultado’. Voz coloquial y en alusión a la tabla con garfios en que se cuelgan cosas en la cocina.

Chichona: En México: ‘Dicho de una mujer: De grandes pechos’. Del ya mencionado chiche, procedente del nahua chichi ‘mama, teta’.

Talguate: En El Salvador: ‘Cada uno de los pechos de una mujer, especialmente si es flácido’.

Sinónimos de pecho o tetas no recogidos en el DRAE, pero sí en otros diccionarios:

En la Argentina: lolas.

En Chile: totoya.

En Costa Rica: chichas.

En México: alimentos, agarraderas, educación, buena educación ‘senos bien formados’, colgados ‘senos marchitos’, manchas y repisas.

En Ecuador, México y Guatemala: chichi.

En Venezuela: cocos.

CADERAS y PIERNAS

Caderaes ‘cada una de las dos partes salientes formadas a los lados del cuerpo por los huesos superiores de las pelvis’. Del latín cathedra ‘asiento, silla’, de donde proceden también las palabras españolas cátedra, catedrático/ca y catedral. Estos huesos son dos y por eso, comúnmente, se emplea el plural como si fuera una sola parte del cuerpo: caderas, una de las formas que, según sabemos, caracterizan la figura femenina, sobre todo si son voluminosas, caderamen se llaman entonces. En Chile, a las ‘caderas anchas de la mujer’ se las llama cancos (del mapuche can ‘cántaro’ y co ‘agua’) y cancona es la ‘mujer de anchas caderas’.

También las piernas (macetas las llaman coloquialmente los cubanos y uruguayos si son gruesas y macetuda es la mujer en Uruguay que así las tiene), el pubis (monte de Venus es el mitológico nombre con que se conoce también el pubis de la mujer), y, sobre todo, las formas de las nalgas caracterizan la figura femenina. Bullarengue se llama coloquialmente a las nalgas, en alusión a la prenda de vestir del mismo nombre que usaron las mujeres para dar apariencia voluminosa a esta parte de su cuerpo. Pandereta son las nalgas femeninas en Cuba y Uruguay. En este último país, cuando el trasero de la mujer es voluminoso, se le llama irónica, coloquial y eufemísticamente valija (maleta, saco de cuero). Y, para los nicaragüenses, un forro es una ‘mujer que tiene las nalgas grandes’.

EL SENO INTERNO

Pero es sin duda en el seno interno de la mujer donde se esconden las mayores peculiaridades femeninas.

Seno: Además de ‘pecho’, significa también ‘matriz’.

Matriz: ‘Víscera hueca, de forma de redoma, situada en el interior de la pelvis de la mujer y de las hembras de los mamíferos, donde se produce la hemorragia menstrual y se desarrolla el feto hasta el momento del parto’.

Menstruación: ‘Acción de menstruar’, ‘menstruo de las mujeres’.

Menstruar: ‘Evacuar el menstruo’.

Menstruo: ‘Sangre procedente de la matriz que todos los meses evacuan naturalmente las mujeres y las hembras de ciertos animales’. Del latín menstrŭus, de mensis ‘mes’.

Menstrual: ‘Perteneciente o relativo al menstruo’.

Sinónimo de menstruación es periodo; y otros poco usados pero menos feos son costumbre y flor. En El Salvador, se emplea la frase picar el alacrán a una niña, para dar a entender que tiene su primera menstruación.

Sinónimos americanos de menstruación no recogidos en el DRAE pero sí en otros diccionarios son:

En la Argentina: reglar.

En Chile: maldijada, vulgarismo procedente de maldije, de maldecir.

En México: bandera roja.

En Venezuela: godo.

Celoes el ‘periodo del ciclo menstrual de la mujer en que se produce la ovulación’ (del latín zēlus ‘ardor’, con raíz griega que significaba ‘hervir’). Menopausia es el ‘climaterio femenino’, la época de la vida de la mujer en que experimenta la cesación natural de la menstruación (de una palabra griega compuesta de ‘mes’ y ‘cesación’). Una época que, en ocasiones, se trata de prolongar artificialmente con la toma de estrógenos.

Estrógeno: ‘Sustancia que provoca el estro (celo de los mamíferos)’.

ÓRGANOS SEXUALES FEMENINOS

En España es muy común emplear el vocablo malsonante coño para referirse a la ‘parte externa del aparato genital de la hembra’. Pero este mismo vocablo tiene muy diferentes significados en América. En Chile, por ejemplo, se utiliza para referirse al natural de España, ‘español’, probablemente por la reiteración con que los españoles pronuncian este vocablo como interjección. También en Chile y en Ecuador coño es ‘tacaño’. Y en Venezuela, vulgarmente, ‘tipo (individuo)’. Lo mismo sucede con coñete, que en España se usa como diminutivo malsonante de coño (no registrado en el Diccionario académico), pero que en Bolivia, Chile y el Perú significa ‘tacaño’.

El equivalente del coño europeo en la Argentina, Chile, el Perú y Uruguay es el vulgarismo malsonante concha (también significa ‘cubierta de los moluscos’). Más genéricos —y en algunos casos también vulgares— son los términos cuca, pan y papaya.

Cuca: ‘Sexo de la mujer’, en Colombia, Guatemala y Venezuela. Vulgarismo procedente de cuco (ave), que en Nicaragua, como ya hemos visto, significa ‘pene’.

Pan: ‘Órgano sexual de la mujer’, en El Salvador y Nicaragua.

Papaya: En Cuba y Nicaragua: ‘Órgano sexual de la mujer’. Voz de origen caribe con la que se conoce al fruto del papayo, de forma oblonga, hueco y semejante al melón.

En el noroeste argentino se usa el vulgarismo ura para referirse tanto a la vagina como a la vulva, según el Diccionario de la RAE. Algo parecido sucede con panocha en Cuba (vulva y vagina). No así en El Salvador, donde panocha y panucha son sinónimos sólo de vulva.

Pero es que vulva y vagina no son lo mismo:

Vulva: ‘Partes que rodean y constituyen la abertura externa de la vagina’. En el Diccionario de Autoridades (1737) se identificaba la vulva con ‘la matriz de la mujer’, pero posteriormente fue corregida esta definición.

Vagina: ‘Conducto membranoso y fibroso que en las hembras de los mamíferos se extiende desde la vulva hasta la matriz’. Del latín vagīna ‘vaina’, tomó el español antiguo vaína, que luego fue vaina ‘funda ajustada para armas blancas o instrumentos punzantes’, ‘cáscara tierna y larga en que están encerradas las semillas de algunas plantas’. De esta misma palabra latina, por su parecido a una vaina, tomó igualmente el español vaginacon la acepción antes escrita. De vaina derivó hacia 1555, según Corominas, vainilla ‘vaina pequeña de legumbre’, que más tarde, en el siglo XVII, pasó al francés, italiano, portugués e inglés ya como ‘planta aromática americana de vaina semejante a la de la judía’. Sinónimo de vagina es la voz coloquial de origen cumanagota mico en Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Vaginal: ‘Perteneciente o relativo a la vagina’.

Matriz: ‘Víscera hueca, de forma de redoma, situada en el interior de la pelvis de la mujer y de las hembras de los mamíferos, donde se produce la hemorragia menstrual y se desarrolla el feto hasta el momento del parto’.

Son sinónimos de vulva los vulgares papo y chocho (voz procedente del mozárabe šóš, y este del latín salsus ‘salado’, por prepararse así habitualmente el altramuz, primero de los significados de esta palabra); los también vulgares y derivados del anterior chichi y, en Cuba, chocha; el también cubano y coloquial bollo (de bollo ‘masa de harina y agua y cocida al horno’); la vulgar chucha, en Colombia, Ecuador y el Perú; el choro chileno (procedente del quechua churu), que también significa, en Chile y Bolivia, ‘mejillón’; gancho, en Nicaragua; paloma, en Guatemala (en el resto de Centroamérica y en Venezuela ya sabemos que significa, por el contrario, ‘pene’); y el vulgarismo cuchara, en El Salvador y Guatemala. No figura en el Diccionario académico conejo como sinónimo vulgar de vulva, pese a su amplio uso en España.

Aunque no están registrados en el DRAE, además de los ya vistos pan, bollo y papaya, hay otros sinónimos americanos de vulva alusivos a la comida, como chimba (especie de dulce) y arepa (especie de pan de torta), y los mexicanismos: bacalao, bizcocho y mamey.

Tampoco están en el DRAE estos otros sinónimos de vulva:

En Chile: poto, pichoica y titirrute.

En Ecuador: chepa y sapo.

En México: chango, guayabo, nido, pepa, remame, sartén y sancha.

Y, en Venezuela: poncha.

La vulva cuenta con labios y un clítoris, del mismo modo que el himen o virgo está situado en la vagina.

Labio vaginal: ‘Cada uno de los dos pares de repliegues cutáneos de la vulva’. Por semejanza con los labios de la boca (rebordes exteriores carnosos y móviles). Cada uno de los pares de labios vaginales más pequeños reciben el nombre de ninfa (en honor a las fabulosas deidades ya mencionadas y que sufrían las persecuciones de faunos y sátiros).

Clítoris: ‘Cuerpo pequeño, carnoso y eréctil, que sobresale en la parte más elevada de la vulva’. Cuenta, como el pene, con un prepucio: ‘Pliegue mucoso formado por los labios menores que cubren el clítoris’. En El Salvador existe gallo como sinónimo de clítoris (muy probablemente en alusión a la forma de su cresta); y, en Nicaragua, pipirigallo (en alusión a la forma de la planta de este mismo nombre, semejante a la cresta del gallo).

Himen: ‘Repliegue membranoso que reduce el orificio externo de la vagina mientras conserva su integridad’. Con raíz en voz griega que significaba ‘membrana’.

Virgo: ‘Himen’. Del latín virgo ‘virgen’, por lo que también significa esto mismo —virgen— en español.

Cangrejera‘facultad que tienen algunas mujeres de contraer los músculos vaginales a voluntad propia’, es un vulgarismo venezolano no recogido en el DRAE. Como tampoco lo están los ecuatorianos mollejuda ‘mujer con la vulva grande’ y bolsillo de payaso ‘mujer con vagina muy amplia por exceso de uso’. En su Tumbaburro, A. Jiménez (1977) recoge un supuesto remedio mexicano para ello: agua de romero ‘infusión a la que se atribuye virtud para estrechar la vulva de la mujer’.

Leave a Comment