Cultura

Breve historia del calendario

El calendario según el DRAE es el ‘sistema de representación del paso de los días, agrupados en unidades superiores, como semanas, meses, años, etc’. Sinónimo de calendario es almanaque ‘registro o catálogo que comprende todos los días del año, distribuidos por meses’, que viene del árabe hispánico almanáh ‘calendario’ y este del árabe clásico munah ‘alto de caravana’ porque los pueblos semíticos comparaban los astros y sus posiciones con camellos de ruta.

En el año 46 antes de Cristo, el general y estadista romano Julio César, con la del astrónomo Sosígenes, reformó el antiguo calendario, por lo que este nuevo pasó a conocerse como calendario juliano ‘el que considera bisiestos todos los años cuya numeración es múltiplo de 4’. Siglos después, concretamente en el año 1582, el papa Gregorio XIII mandó reformar el calendario juliano, para rectificar sus errores, considerando los años finales de siglo, o años céntuplos, como no bisiestos, excepto si la numeración es exactamente divisible por 400. Se le denominó calendario gregoriano y es el que todavía actualmente rige en el mundo occidental.

Antes de la reforma juliana, los diez meses romanos contaban con 31 días los impares y 30 días los pares, los cuales seguían este orden: 1º MARTIUS, de 31 días; 2º APRILIS, de 30; 3º MAIUS, de 31; 4º JUNIUS, de 30; 5º QUINTILIS, de 31; 6º SEXTILIS, de 30; 7º SEPTEMBER, de 30; 8º OCTOBER, de 31; 9º NOVEMBER, de 30; y 10º DECEMBER, de 30. Observa que, a partir del quinto, el nombre de cada mes se corresponde con el número de orden que ocupaban en el calendario. Luego se añadirían, por orden de Numa Pompilio, dos meses más: FEBRUARIUSal final del año y, por último, JANUARIUS al principio del año. Pues bien, el nuevo calendario juliano no tuvo en cuenta esto al variar el orden de los meses, por lo que, además de cambiar el nombre de QUINTILIS por el de JULIUS, en honor de Julio César (por orden del cónsul Marco Antonio), los nombres de los meses posteriores dejaron de corresponderse con el lugar que ocupaban (SEXTILISpasó a ser el 8º; SEPTEMBERel 9º; OCTOBERel 10º; NOVEMBERel 11º; y DECEMBERel 12º), incoherencia que ha llegado hasta nuestros días. En este calendario juliano los meses impares tenían 31 días, en tanto los pares tenían 30. Pero poco después, Octavio Augusto también quiso bautizar un mes con su nombre, por lo que ordenó que SEXTILISpasara a llamarse AUGUSTUS, y así se hizo. Pero su vanidad no podía permitir que su mes tuviera un día menos que el dedicado a Julio César, por lo que fue más allá, ordenando que AUGUSTUScontase a partir de entonces con 31 días, arrebatándoselo a FEBRUARIUS, que pasó a tener 29 días en años bisiestos y 28 en los no bisiestos, rompiéndose de esta manera la alternancia de meses con 31 y 30 días que había existido hasta entonces. Un capricho cuyas consecuencias seguimos padeciendo en la actualidad. Por suerte, los cambios ordenados por otros emperadores romanos no les sobrevivieron, como los mandados por Calígula (que bautizó GERMANICUSa SEPTEMBER), Nerón (que llamó CLAUDIUSa MAIUSy GERMANICUSa JUNIUS) y Dominiciano (que volvió a llamar GERMANICUSa SEPTEMBERy DOMITIANUSa OCTOBER).

Así pues, hoy en día el calendario en español está formado por los meses siguientes:

1º. Enero, del latín JANUARIUS, mes dedicado al dios Jano, de 31 días.

2º. Febrero, de FEBRUARIUS, de la palabra latina FEBRUA, que se refería a los festivales de la purificación que se celebraban en la antigua Roma durante este mes; de 29 días los años bisiestos y 28 los restantes. La forma popular hebrero es frecuente en los clásicos.

3º. Marzo, de MARTIUS, dedicado al dios de la guerra Marte, de 31 días.

4º. Abril, de APRILIS, de la palabra latina APERIRE‘abrir’, probablemente porque con este mes comenzaba la estación en la que la naturaleza empezaba de nuevo a abrirse (la primavera); de 30 días.

5º. Mayo, de MAIUS, de Maia, la diosa romana de la primavera y los cultivos, de 31 días.

6º. Junio, de JUNIUS, en honor de la diosa Juno, de 30 días.

7º. Julio, de JULIUS, en honor de Julio César, de 31 días.

8º. Agosto, de AUGUSTUS, en honor de Octavio Augusto, de 31 días.

9º. Septiembre, de SEPTEMBER, derivado de SEPTEM‘siete’, de 30 días.

10º. Octubre, de OCTOBER, derivado de OCTO‘ocho’, de 31 días.

11º. Noviembre, de NOVEMBER, derivado de NOVEM‘nueve’, de 30 días.

12º. Diciembre, del latín DECEMBER, derivado de DECEM ‘diez’, de 31 días.

Dejar un comentario