Cultura

Citas de amistad, enemistad y soledad

Citas de amistad, enemistad y soledad. Entre los autores hay coincidencia en resaltar la importancia de la amistad, la cual se da siempre entre iguales, puesto que es harto difícil que la haya entre personas de diferente condición social o económica. Una amistad que, si se rompe, puede convertir al examigo resentido en el peor de los enemigos. De ahí que también sea conveniente saber elegir a nuestros enemigos, asimismo si es posible entre nuestros iguales o superiores, de manera que nos aseguremos que estarán a nuestra altura y nos proporcionen realce, puesto que uno de condición inferior a la nuestra nos desprestigiará.

En cuanto a la soledad, los autores la elogian como estado ideal, cuando se carece de auténticos amigos, suponemos.

A una hora más bien tardía, el aristócrata [romano] llegaba a casa de algún amigo, relajándose entonces tras un día dividido entre obligaciones de negocios y obligaciones sociales. Este era el momento y el ambiente apropiado para disfrutar de una conversación respecto a los acontecimientos del día con un pequeño grupo de amigos íntimos, no menos de cinco y no más de nueve: «Más que las Gracias y menos que las Musas», pues era así como definían los romanos el número adecuado de invitados a un ágape. Carson I. A. Ritchie. Comida y civilización.

Al hombre sabio le son más útiles sus enemigos que al necio sus amigos (…). A muchos sus enemigos les fabricaron su grandeza. Baltasar Gracián. Oráculo manual y arte de prudencia.

Anteponer la amistad a todas las cosas humanas es principio aristotélico que preside toda su obra, junto a la evidencia de que lo semejante se da con lo semejante. Pues la amistad surge entre los que sustentan aficiones comunes. Aurora Egido, en la Introducción de El Discreto de Baltasar Gracián.

De los amigos ofendidos salen los peores enemigos. Baltasar Gracián. Oráculo manual y arte de prudencia.

El amigo fiel es una defensa poderosa; quien le halla, ha hallado un tesoro. Eclesiástico.

El mejor medio de desembarazarse de un enemigo es hablar bien de él por todas partes. Acabará enterándose y dejará de tener la fuerza necesaria para perjudicarnos: le habremos roto su resorte. Seguirá atacándonos, pero ya sin vigor ni consecuencias, pues inconscientemente habrá dejado de odiarnos. Ha sido vencido e ignora al mismo tiempo su derrota. E. M. Cioran. Historia y utopía.

El placer de los banquetes no debe medirse por la voluptuosidad de los manjares, sino por la compañía de los amigos y por sus discursos. Cicerón. Catón mayor.

Es difícil no guardar rencor a un amigo que nos ha insultado en pleno delirio. Por mucho que nos repitamos que no era él mismo, se reacciona como si por una vez nos hubiera revelado un secreto bien guardado.E. M. Cioran. Ese maldito yo.

Es necesario que estéis orgullosos de vuestro enemigo: entonces los éxitos de él son también vuestros éxitos. F. Nietzsche. Así habló Zaratustra.

Hay que tener en la habitación más recóndita de la cautela el fiel espejo de un confidente. Baltasar Gracián. Oráculo manual y arte de prudencia.

La amistad multiplica los bienes y reparte los males. Baltasar Gracián. Oráculo manual y arte de prudencia.

La amistad sólo se da entre iguales. Erasmo de Roterdam. Elogio de la locura.

No me avergonzaré de saludar al amigo ni me retiraré de su trato: que si me vinieren males por causa de él, sabré sufrirlos. Eclesiástico.

Reprende al amigo en secreto y alábalo en público. Leonardo Da Vinci. Fragmentos literarios y filosóficos.

Y mucho se equivoca, me parece, quien cree que es más sólida y duradera la autoridad que se debe a la fuerza que la que se apoya en la amistad. Terencio. Adelfos.

Y si un amigo te hace mal, di: «Te perdono lo que me has hecho a mí; pero el que te hayas hecho eso a ti, ¡cómo podría yo perdonarlo!».F. Nietzsche. Así habló Zaratustra.

SOLEDAD

A mis soledades voy, / de mis soledades vengo; / porque para andar conmigo, / me bastan mis pensamientos. Lope de Vega. Romances.

Cada uno debe cuidarse a solas en este inmenso piélago de egoísmo que llamamos vida. Stendhal. Rojo y negro.

El águila vuela sola; el cuervo, en bandadas. El necio tiene necesidad de compañía, y el sabio, de soledad.Friedrich Rückert. La sabiduría de los brahmanes.

El grande hombre es aquel que en medio de la muchedumbre mantiene con perfecta dulzura la independencia de la soledad. R. Emerson. Ensayos.

He andado muchos caminos, / he abierto muchas veredas; / he navegado en cien mares, / y atracado en cien riberas. Antonio Machado. Soledades. El viajero, II.

Para vivir aislado hay que ser casi divino o casi una bestia. Baltasar Gracián. Oráculo manual y arte de prudencia.

Que es mi barco mi tesoro, / que es mi Dios la libertad, / mi ley la fuerza y el viento, / mi única patria la mar.José de Espronceda. La canción del pirata.

Y he hallado libertad y salvación en mi locura; la libertad de estar solo y a salvo de ser comprendido, porque aquellos que nos comprenden esclavizan algo nuestro. Gibran Khalil Gibran. El loco.

Leave a Comment