,

Contagio semántico y Jamás

Contagio semántico y Jamás

Contagio semántico y Jamás. Si la palabra cantidad significa cierto número de unidades (dos, cuatro, treinta… o porción de algo), ¿por qué empleamos este término para indicar ’mucho’, ‘abundancia’; como por ejemplo en «me pusieron hoy cantidad de deberes en el cole» o  «en mi casa tengo grabadas cantidad de películas»?

Parece ser que se debe a la frecuencia con que la palabra gran  acompaña a la palabra cantidad. Se ha producido lo que se llama “contagio semántico”. Cantidad  se ha contagiado del significado de gran.

Lo mismo ha ocurrido con la palabra Puro para significar cigarro. De cigarro puro, la palabra puro se contagió de su compañera de siempre y, con decir puro, ya sabemos que se trata de un cigarro.

Es curioso que la palabra Jamás, que la empleamos para  negar: «Yo jamás  he dicho  tal cosa»,  sirva tanto para reforzar el adverbio Siempre: «Estaré a tu lado por siempre jamás» como para reforzar Nunca, su contrario: «Esto no se repetirá nunca jamás».

ROSA MARÍA MUÑOZ LORENTE

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba