El nombre del fruto antes que el del árbol

El nombre del fruto antes que el del árbol

Del mismo modo que algunas palabras masculinas surgieron de sus femeninas, los nombres masculinos de algunos árboles derivaron de los nombres femeninos de sus frutos. Tres ejemplos: cereza (ceresa en 1250) y cerezo (cereso en el s. XV); granada (hacia 1400) y granado ‘árbol que produce la granada’; manzana y manzano (derivado de manzana según se lee en el diccionario académico).

Deja un comentario


         




Subir arriba