Cultura

Embriagarse

Embriagarse. A continuación se encuentran, por orden alfabético, todas las palabras relacionadas con embriagarse que están registradas en el diccionario de la Real Academia Española y que se usan o han sido usadas en España. Achispar ‘poner casi ebria a una persona’. Ajumarse ‘emborracharse’. Apiparse ‘atracarse de comida o bebida’.

Apiporrarse‘apiparse’.

Bebedor, ra ‘que abusa de las bebidas alcohólicas’.

Bebendurria‘reunión en la que se bebe mucho’.

Beber¹ ‘hacer por vicio uso frecuente de bebidas alcohólicas’.

Bebido, da‘que ha bebido en demasía y está casi embriagado’.

Beodez ‘embriaguez o borrachera’.

Beodo, da ‘embriagado o borracho’.

Beudez‘beodez’, desusado.

Beudo, da ‘beodo’, desusado.

Borrachada‘borrachera’.

Borrachear‘emborracharse frecuentemente’.

Borrachera‘efecto de emborracharse’, ‘banquete o función en que hay algún exceso en comer y beber’.

Borrachería‘borrachera (efecto de emborracharse)’, anticuado.

Borrachez ‘embriaguez’.

Borrachín, na ‘dicho de una persona: que tiene el hábito de embriagarse’.

Borracho, cha ‘ebrio’, ‘que se embriaga habitualmente’.

Buzaque‘beodo’.

Calamocano, na ‘dicho de una persona: que está algo embriagada’.

Cargar‘llenarse, comer o beber destempladamente’.

Castaña‘vasija o frasco de forma semejante a la de la castaña, empleada para contener líquidos’, ‘borrachera’.

Catavinos‘persona que tiene por oficio catar los vinos para informar de su calidad y sazón’, ‘borracho que anda de taberna en taberna’.

Chiflar ‘beber mucho y con presteza vino o licores’.

Chingar‘beber con frecuencia vino o licores’.

Chispo, pa ‘achispado, bebido’.

Cocerse‘emborracharse’.

Cogorza‘borrachera’.

Crápula ‘embriaguez o borrachera’.

Curda‘ebrio’, ‘borrachera’.

Curdela‘ebrio’, ‘borrachera’.

Desarreglado, da ‘que se excede en el uso de la comida, bebida u otras cosas’.

Desemborrachar‘desembriagar’.

Desembriagar‘quitar la embriaguez’.

Ebriedad‘embriaguez’.

Ebrio, bria‘dicho de una persona: embriagada por la bebida’.

Ebrioso, sa ‘muy dado al vino y que se embriaga fácilmente’.

Embeodar‘emborrachar’.

Emborrachador, ra ‘que emborracha’.

Emborrachamiento‘embriaguez’.

Emborrachar‘causar embriaguez’, ‘beber vino u otra bebida alcohólica hasta trastornarse los sentidos y las potencias’.

Embriagador, ra ‘que embriaga’.

Embriagante‘embriagador’.

Embriagar‘causar embriaguez’, ‘perder el dominio de sí por beber en exceso vino o licor’. Embriago, ga ‘ebrio’.

Embriaguez‘turbación pasajera de las potencias, exceso con que se ha bebido vino o licor’.

Encurdarse‘emborracharse’.

Encurdelarse‘emborracharse’.

Epoto, ta ‘bebido, casi ebrio’, anticuado.

Erre. Estar erre o hacer erres o tropezar en las erres ‘estar bebido’.

Inebriar‘embriagar, emborrachar’.

Jumarse‘embriagarse’.

Jumera‘borrachera, embriaguez’.

Lobo‘embriaguez, borrachera’, desusado. Coger un lobo ‘embriagarse’. Pillar un lobo ‘embriagarse’.

Mamado, da ‘ebrio, borracho’.

Melopea ‘embriaguez, borrachera’.

Mona‘embriaguez, borrachera’, ‘persona ebria’.

Mordaga ‘embriaguez, borrachera’.

Moscorra‘embriaguez, borrachera’, en el País Vasco.

Papalina ‘embriaguez, borrachera’.

Pea‘embriaguez, borrachera’.

Pedo‘borrachera’, ‘ebrio, bajo los efectos del alcohol o de otra droga’.

Peneque‘embriagado, borracho’.

Perra‘embriaguez, borrachera’.

Pimplar‘beber vino u otra bebida alcohólica, especialmente si es con exceso’.

Piripi‘ebrio’.

Pítima‘embriaguez, borrachera’.

Resaca‘malestar que padece al despertar quien ha bebido alcohol en exceso’.

Tajada‘embriaguez, borrachera’.

Tea‘borrachera’.

Tomar‘emborracharse’.

Torta ‘borrachera’.

Tranca‘borrachera, embriaguez’.

Trasegar‘beber en cantidad vino y licores’.

Trompa‘embriaguez, borrachera’.

Turca‘borrachera, embriaguez’.

Uva. Hecho una uva ‘muy borracho’.

Vinolencia‘exceso o destemplanza en el beber vino’.

Vinolento, ta ‘dado al vino o que acostumbra a beberlo con exceso’.

Vinoso, sa ‘vinolento’.

Zamacuco‘embriaguez o borrachera’.

Zaque‘persona borracha’.

El entierro de Genarín

Una de las fiestas paganas más conocidas de la Semana Santa Leonesa, es el conocido Entierro de Genarín. Pero hagamos un poco de historia para saber un poco más de este peculiar personaje.

Jenaro Blanco, más conocido como Genarín, era un pellejero, aficionado a la buena vida, y en especial al buen vino de león y al puterío; en otras palabras, que era un borrachín al que gustaba empinar el codo más de la cuenta. Vestía con suma sencillez, a la vieja usanza de los arrieros y los tratantes de ganado, calzón de pana, negro blusón de dril abotonado hasta el cuello, alpargatas de orillo y gorra visera. Y, al brazo, el mugriento aro de alambre donde colgaba los pellejos de conejo que iba comprando al cabo del día.

Parece ser que en una noche de esas, sus habituales borracheras, estaba dando tumbos por la actual Avda. de los Cubos, cuando fue atropellado por el primer camión de la basura que hubo en la ciudad de León. La fecha que ponen algunos es una fría noche de Marzo del año 1929.

Algunos estudiosos del tema precisan aún más el lugar del atropello. Junto al cubo de la tercera muralla, dirección de Puerta Castillo a San Lorenzo, puerta con escalerilla que baja desde la calle Santa Marina.

Poco a poco de una pequeña fiesta en tono jocoso y algo irreverente, va dando paso a una fiesta muy conocida más allá de nuestra provincia y actualmente es conocida en toda España.

Se celebra la noche del Jueves Santo, en plena Semana Santa leonesa. Y vamos a relatar un poco su desarrollo, que transcurre entre los barrios del Mercado, San Martín y Santa Marina.

A la muerte del pellejero, Genarín, cuatro personajes, llamados los cuatro evangelistas, dan lugar a la cofradía de Genarín. El poeta Francisco Pérez Herrero, el taxista Eulogio, el árbitro de fútbol Nicolás Pérez y el aristócrata bohemio Luis Rico.

Cada Jueves Santo, a las doce de la noche, se reune la gente en la Calle de la Sal, dice la tradición, después de haber dado los 30 pasos de rigor por la calle Mariano Domínguez Berrueta (la que va de la Plaza de la Regla, plaza de la Catedral a la Plaza Mayor).

Se hacen las paradas de rigor en las que se recitan romances de todo tipo y se empina el codo con un buen orujo de la tierra, y se camina con destino al lugar donde se cuenta fue atropellado el pellejero.

Llegado allí, se prosigue con los romances y los tragos de orujo y el “colgador” o “trepador” se encarga de escalar la muralla y depositar en lo alto una botella de orujo, un pedazo de queso, un trozo de pan de hogaza y dos naranjas, que simbolizan el alimento para el espíritu de Jenaro, el Genarín.

La procesión sigue hasta la Plaza del Grano, donde se da por finalizada, siendo todo un espectáculo ver las borracheras de muchos de sus seguidores que han ido todo el trayecto “dándole” al orujo.

En Junio de 1986, murió el último evangelista, pero aun se conserva esta tradición, prohibida por el Gobernador Civil desde 1957 y recuperada de nuevo a finales de los años 70.

Son múltiples los poemas, coplas y romances que podemos encontrar al respecto y, de los que daremos algunos para conocimiento general de los visitantes de esta web.

Ya lo han dado los papeles.
Tambien lo ha dado la radio.
Que pereció como un Santo,
Junto a un viejo murallón,
Genarín era llamado.
Y nacido fue en León.

En esta demuestra la aversión que el pellejero tenía al agua.

Tu, que fuiste un hombre bueno.
Con tu pobreza callada.
Que fuiste sobrio en comidas.
Y que no probaste el agua.
Por creer que el agua solo,
es buena para las ranas.
Y, si es de lluvia, alabada,
para el que vende impermeables
y para el que vende paraguas.

A la muerte de Genarín, una cuadrilla de poetas, se reunió en la cantina de “Frade”. Eran los conocidos cuatro evangelistas, que prometieron conservar y propagar el recuerdo y las enseñanzas del pellejero. Crearon la cofradía del Santo Genarín.

De los cuatro evangelistas,
que tuvo este pellejero,
es preciso dar sus nombre.
En esta noche crucial,
de amarguras y de duelo
uno de ellos fue Luis Rico
prodigado de dinero.
Murió pobre para ir
como Genarín al cielo.
Otro Nicolás llamado,
de sobrenombre, Porreto,
árbitro que fue de futbol
por lo que quedó maltrecho.
Por un golpe que le dieron
en un partido funesto.
El tercero era llamado
Eulogio el Gafas, coplero,
igual que coplero fue
Francisco Pérez Herrero.
El último evangelista,
el de mejor humor tétrico.

Fuente: http://www.barriohumedo.net/gest_web/proto_Seccion.pl?rfID=15&arefid=69&pag=1

Leave a Comment