Epigramas, sentencias y adagios

Epigramas, sentencias y adagios

Epigramas, sentencias y adagios. En este apartado ofrecemos adagios, aforismos, apotegmas, epigramas y máximas que, como sabemos, no son términos sinonímicos, aunque sean todos ellos sentencias más o menos breves, la mayoría morales, de autores célebres o desconocidos. Como decía Unamuno, hay infinidad de estas sentencias, ya que sólo cambiando el orden de las frases muchas veces se obtienen otras igualmente profundas, que invitan a la meditación. Pero, como advertía Pascal, pese a estar el mundo lleno de buenas máximas, está vacío de gente que las aplique. De manera que no está de más recordarlas.

Anoche soñé que era una mariposa y ahora no sé si soy un hombre que ha soñado ser una mariposa o una mariposa que sueña ser un hombre. Anónimo chino.

Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros, sería oportuno saber si por ventura no se está muriendo de hambre. León Tolstoi.

Aprovecha que la boca es madre común del sabor y el habla, para saborear las palabras antes de pronunciarlas. Beltrán de Rusadir.

Así pasa la gloria del mundo (Sic transit gloria mundi). Palabras que el ceremoniero repite tres veces delante del Pontífice recién elegido.

Bajo toda la vida contemporánea late una injusticia irritante, y es el falso supuesto de la igualdad real entre los hombres. José Ortega y Gasset.

Bajo un gobierno injusto, cualquier ciudadano debería estar en la cárcel. H. D. Thoreau.

Cada niño al nacer, nos trae el mensaje de que Dios no ha perdido aún la esperanza en los hombres. Rabindranath Tagore.

Cambiaría tantas veces de opinión como alguien me demostrara que estoy equivocado. Beltrán de Rusadir.

Con el conocimiento se acrecientan las dudas. Goethe.

Conservadores, sí; pero de la salud, no de la sarna. Antonio Machado.

Conservar algo que me ayude a recordarte, sería admitir que te puedo olvidar. W. Shakespeare.

Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo; simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima. Óscar Wilde.

Cuando estés irritado, cuenta hasta diez; cuando estés muy irritado, suelta tacos. Mark Twain.

Cuando no se puede lo que se quiere, hay que querer lo que se puede. Terencio.

Cuando un diplomático dice sí, quiere decir quizá. Cuando dice quizá, quiere decir no; y si dice no, no es diplomático. Anónimo.

Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo. Cuando veas a uno malo, examínate a ti mismo. Confucio.

De querer ser a creer que se es ya, va la distancia de lo trágico a lo cómico. J. Ortega y Gasset.

Dichoso es el que tiene una profesión que coincide con su afición. Bernard Shaw.

¡Dios mío, líbrame de mis amigos! De mis enemigos ya me libro yo. Voltaire.

El amor es una amistad con momentos eróticos. Antonio Gala.

El arte es largo, la vida breve (Ars longa, vita brevis). Hipócrates.

El azar es un esbirro del destino. Beltrán de Rusadir.

El genio pasa con frecuencia por la vida llevando una bomba en las manos capaz de explotarle cuando menos se piense: la locura. Anónimo.

El juego de ponerse límites a sí mismo es uno de los secretos placeres de la vida. G. K. Chesterton.

El mundo está lleno de buenas máximas y vacío de gente que las aplique. B. Pascal.

El peligro de la Izquierda está en la caída en idealismo y utopía. El peligro de la Derecha es la caída en pragmatismo y cinismo. J. L. Aranguren.

El pino no deja crecer al pimpollo que nace cerca de él; y si éste logra crecer, lo hace torcido, separándose de aquél. Beltrán de Rusadir.

El que pide con timidez, invita a negar. A. Shopenhauer.

El que retiene algo que no necesita es igual a un ladrón. Mahatma Gandhi.

El que revela el secreto de otros pasa por traidor; el que revela el secreto propio pasa por imbécil. Voltaire.

El silencio es la primera piedra del templo de la filosofía. Pitágoras.

pitagoras

El tiempo revela todas las cosas: es un charlatán y habla hasta cuando no se le pregunta. Eurípides.

En el amor, lo importante no es ser el primero, sino el último. Beltrán de Rusadir.

En el espejo ve cada uno a su mejor amigo. Anónimo.

En la cola está el veneno (In cauda venenum). Anónimo. Se refiere a la cola venenosa del escorpión, con que se alude a una charla, un escrito, etc., que tras un comienzo inofensivo termina en forma polémica y maliciosa.

En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen; la gran mayoría de los sueños se roncan. E. Jardiel Poncela.

En muchas ocasiones echo de menos tener párpados en las orejas, con que tapar los oídos. Beltrán de Rusadir.

Equilibra tus necesidades con tu riqueza y no serás pobre ni rico, sino simplemente afortunado. Chilón de Lacedemonia.

Es más fácil morir por los demás, que vivir por los demás. Beltrán de Rusadir.

Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañados por ellos. Larochefoucould.

Es muy difícil que dos que ya no se aman, riñan de veras. Larochefoucould.

Es muy fácil ser respetable cuando no se tiene oportunidad de ser otra cosa. Bernard Shaw.

Es peligroso todo aquél que no tiene nada que perder. Goethe.

Escribir pensamientos, máximas, sentencias, es muy fácil. Hay una infinidad en el mercado mundial. Sólo cambiando el orden de los términos se obtiene una nueva sentencia, fuente de meditación. Toda sentencia dicha en un orden distinto tiene también sentido profundo. Esta es la gracia de la sabiduría. Miguel de Unamuno.

Existe una cosa ordinariamente llamada caridad, que significa caridad para el pobre que lo merece; pero la caridad hacia el que lo merece no es caridad, sino justicia. Son los que no lo merecen los que necesitan la caridad. G. K. Chesterton.

Fragilidad, tienes nombre de mujer. W. Shakespeare.

Generalizar siempre es equivocarse. Hermann Keyserling.

Gobernar significa rectificar. Confucio.

Hay enemigos, enemigos mortales y compañeros de partido en el momento de hacer las listas electorales. Konrad Adenauer.

Hay hombres que hablan como libros. Miguel de Unamuno.

Hay mujeres que tienen la ausencia deliciosa. Maurice Baring.

Hay quien ama a los animales y flores porque es incapaz de entenderse con su prójimo. Sigrid Lunset.

Hay quien cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego. León Tolstoi.

Hay quienes viven de los naufragios ajenos. Beltrán de Rusadir.

Hay un secreto para vivir feliz con la persona amada; no pretender modificarla. Jacques Chardonne.

He reducido el mundo a mi jardín, y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe. J. Ortega y Gasset.

Hoy mismo empieza el resto de tu vida. Anónimo.

La condescendencia crea amigos, y la verdad crea enemigos. Terencio.

La estadística es una ciencia que demuestra que si mi vecino tiene dos automóviles y yo ninguno, los dos tenemos un automóvil. Bernard Shaw.

La felicidad no se disfruta, se añora. Beltrán de Rusadir.

La historia es como una destilación del chismorreo. Thomas Carlyle.

La improvisación es la verdadera piedra de toque del ingenio. Molière.

La inspiración es trabajar todos los días. Charles Baudelaire.

La lectura es el alimento del alma. Beltrán de Rusadir.

La libertad engendra la anarquía, la anarquía conduce al despotismo y el despotismo lleva otra vez a la libertad. Henri Barbusse.

La mejor prueba de que el viaje en el tiempo no es posible, es el hecho de no haber sido invadidos por masas de turistas provenientes del futuro. Stephen Hawking.

La modestia al conversar es muy rentable. Anónimo.

La multitud, cuando ejerce autoridad, es más cruel aún que los tiranos. Platón.

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos. Platón.

La política atrofia la inteligencia y agudiza los instintos. Beltrán de Rusadir.

La pureza de los medios debe ser igual a la pureza del fin. Mahatma Gandhi.

La realidad no es una; hay tantas como personas. Beltrán de Rusadir.

La suerte no se busca, se encuentra. Beltrán de Rusadir.

La verdadera nobleza consiste en saber valerosamente sufrir por los demás, y en no permitir que los demás sufran por nosotros. Thomas Carlyle.

La virtud está en el medio (In medi stat virtus). Sentencia de la Escolástica de la Edad Media, proveniente de Aristóteles.

Las costumbres del que nos habla nos convencen más que sus razonamientos. Menandro.

Las leyes son semejantes a las telas de araña: contienen a lo débil y ligero, y son deshechas y traspasadas por lo fuerte y poderoso. Solón de Atenas.

Las palabras vuelan, los escritos quedan (verba volant, scripta manent). Refrán latino.

Leer mucho es uno de los caminos de la originalidad; uno es tanto más original y propio cuanto mejor enterado está de lo que han dicho los demás. Miguel de Unamuno.

Llamar morboso a un artista porque trata asuntos morbosos, sería tan absurdo como llamar loco a Shakespeare porque escribió El Rey Lear. Óscar Wilde.

Lleva virilmente los cambios de fortuna, sin enorgullecerte del éxito ni dejarte abatir por los contratiempos; sé como una roca, y no como un espantapájaros que el viento mueve de un lado a otro. Cleóbulo de Lindos.

Lo importante no es cómo te entierren, sino cómo te recuerden. Beltrán de Rusadir.

Lo mismo que quien abraza a un bloque de hielo termina quemándose, así quien se entrega apasionadamente al amor termina odiando. Beltrán de Rusadir.

Lo que eres me distrae de lo que dices. Pedro Salinas.

Lo que más vale en el hombre es su capacidad de insatisfacción. J. Ortega y Gasset.

Jose_Ortega_y_Gasset

Los experimentos en política significan revoluciones. Benjamín Disraelí.

Los héroes, lo mismo que las pinturas, se admiran mejor un poco de desde lejos. Larochefoucould.

Los ingleses comienzan siempre una colonia con un banco, los españoles con una iglesia y los franceses con un cabaret. Anónimo.

Los papagayos charlan mucho, pero vuelan poco. Anónimo.

Los que están de vuelta de todo son los que no han ido nunca a ninguna parte. Antonio Machado.

Los veterinarios lo tienen más fácil. Por lo menos, no son desorientados por las opiniones de sus pacientes. Louis Pasteur.

Menos mal hacen cien delincuentes que un mal juez. Francisco de Quevedo.

Muchas mujeres coquetean con un hombre porque es inofensivo, pero se cansan de él por la misma razón. Bernard Shaw.

¡Mucho cuidado con el hombre que no os devuelve la bofetada! Bernard Shaw.

Muchos hombres no se equivocan jamás porque no se proponen nada razonable. Goethe.

Muchos odian la soledad porque no se soportan a sí mismos. Beltrán de Rusadir.

Nada importa que no acudas a celebrar el éxito de un amigo; pero no dejes de acudir a su lado en el infortunio. Cleóbulo de Lindos.

No digas todo lo que piensas, pero piensa todo lo que dices. Francis Bacon.

No es bastante levantar al débil; es necesario aún sostenerlo después. W. Shakespeare.

No hagas a los demás lo que quisieras que los demás te hicieran a ti. Podría muy bien ocurrir que los gustos de los demás no coincidiesen con los tuyos. Bernard Shaw.

No hay indicios ciertos para distinguir el sueño de la vigilia. R. Descartes.

No niegues tu pan al pobre / que de puerta en puerta llama, / que ese te enseña el camino / que puedes tomar mañana. Anónimo.

No prolongues demasiado el placer; interrúmpelo antes de que sobrevenga el hastío. Solón de Atenas. 

No prometas el cielo ni amenaces con el infierno a un hombre si no estás completamente seguro de que hay un sitio para él. Adolf Lorenz. 

No puede ser núcleo de una reunión ni el político ni el escritor. El político es aburrido fuera de sus círculos y de sus tópicos. El escritor es agrio y malévolo. Pío Baroja. 

No reveles a tu amigo todos los secretos que poseas. ¿Qué sabes tú si con el tiempo no se transformará en tu enemigo? No causes a tu enemigo todo el mal que puedas hacerle. ¿Qué sabes tú si con el tiempo no se transformará en tu amigo? Saadi. 

No sería deseable que todos pensáramos igual. La diferencia de opiniones es lo que hace posible las carreras de caballos. Mark Twain.

¿No sientes curiosidad por saber quiénes son los desconocidos y actuales genios del arte, la ciencia, la política, el pensamiento, que serán celebrados y estudiados el día de mañana? Beltrán de Rusadir. 

No son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino. Confucio. 

No tengas prisa en adquirir nuevos amigos; y una vez adquiridos, no tengas prisa en deshacerte de ellos. Solón de Atenas. 

Nosotros sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser. W. Shakespeare. 

Nunca gobernarás bien a los demás, si no empiezas por gobernarte bien a ti mismo. Tales de Mileto. 

Nunca olvido una cara, pero con usted voy a hacer una excepción. Groucho Marx. 

Nunca pasa nada, hasta que pasa. Beltrán de Rusadir. 

O una vida tranquila, o una muerte feliz. Es bueno morir cuando la vida es molesta. Vale más no vivir que vivir desgraciado. Máxima griega. 

¡Oh santa sencillez! (O sancta simplicitas!). Según parece, palabras exclamadas por Juan Huss († 6 julio 1415) en Constanza, viendo a un campesino y a una vieja echar con fanatismo más leña en la hoguera en la que él estaba a punto de morir. 

Oposición es el arte de prometer aquello que el gobierno no puede asegurar. Harald Nicolson. 

Orar no es pedir; orar es la respiración del alma. Mahatma Gandhi. 

Piensa como piensan los sabios, mas habla como la gente sencilla. Aristóteles. 

Pintar flores es cosa corriente; pero darles perfume es una facultad exclusiva de Dios. Anónimo.

Por muy seguros que estemos de lo que nos va a pasar mañana, lo veremos siempre como una posibilidad. Beltrán de Rusadir. 

Que el zapatero no juzgue más allá de sus zapatos (Ne sutor ultra crepidam). Apeles. Palabras que dirigió este pintor griego a un zapatero remendón que, tras haber criticado la manera con que aquél había representado cierto calzado en un cuadro, también pretendía juzgar el resto de la obra. 

Que tu palabra no se adelante a tu pensamiento. Pitaco de Mytilene. 

Quien a los veinte años no es revolucionario es que no tiene corazón y quien a los cuarenta años sigue siéndolo es que no tiene cerebro. Confucio. 

Quien todo lo ve, todo lo abrevia. Montesquieu. 

Se es viejo cuando se tiene más alegría por el pasado que por el futuro. John Knittel. 

Se puede andar con una pistola cargada; se puede andar con una pistola descargada; pero no se puede andar con una pistola que no se sabe si está cargada o descargada. Mark Twain. 

Se puede dar un primer impulso a las cosas; después, ellas nos arrastran. Beltrán de Rusadir. 

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo. A. Lincoln. 

Se puede perder la razón combatiendo la insensatez. Goethe. 

Si afirmar que la vida humana es sagrada significa que la fuerza no debe utilizarse nunca para derrocar malos sistemas de gobierno, para poner fin a las guerras y al despotismo, y para liberar a los oprimidos, entonces no puedo honradamente defender ese principio. Bertrand Russell. 

Si alguien te insulta en voz alta, antes de contestar hazle repetir la frase. Sacha Guitry. 

Sobre la rosa se puede poetizar; tratándose de patatas hay que comer. Goethe. 

Sólo conoce los caminos rectos quien erró alguna vez por los torcidos; y la mejor intención no es, quizá, la del hombre impoluto, sino la del que tiene en el alma la cicatriz de muchas rectificaciones. J. Ortega y Gasset. 

Sólo empecé a aprender después de haber terminado mis estudios. Anatole France.

Soportamos las represiones, pero no sufrimos las burlas. Preferimos ser malos a ser ridículos. Molière. 

También al toro bravo lo gobiernan los cabestros. Anónimo. 

También me embeleso observando a los pájaros, y no por eso he aprendido a volar. Beltrán de Rusadir. 

Tan fácil es quitarle a un maestro la batuta, como difícil es dirigir con ella la quinta sinfonía de Beethoven. Antonio Machado. 

Ten cuidado con tus sueños, pueden cumplirse. Anónimo. 

Todas las mujeres llegan a ser como sus madres; esa es su tragedia. Óscar Wilde. 

Todo el mundo desea algo, aunque sea la muerte. Beltrán de Rusadir. 

Todo lo que se come sin necesidad, se roba al estómago de los pobres. Mahatma Gandhi. 

Mahatma_Gandhi

Todos los cementerios del mundo están llenos de gente que se consideraba imprescindible. G. Clemenceau. 

Todos los hombres persiguen siempre, inexorablemente, su propio bien. Aristóteles. 

Todos somos aficionados; en nuestra corta vida no tenemos tiempo para otra cosa. Charles Chaplin. 

Tu modo de juzgar a los demás revela tu carácter. Anónimo.

Un biofísico habla de física a los biólogos y de biología a los físicos, pero cuando se junta con otro biofísico sólo discute de mujeres. Anónimo.

Un camello es un caballo diseñado por un equipo. Anónimo.

Una prueba de patriotismo es hablar mal cualquier idioma que no sea el nuestro. J. M. Eça de Queiroz. 

Vota al hombre que promete menos. Será el que menos te decepcione. William Mitchell Ramsay.

Y ese que habla tanto está completamente hueco, ya sabes que el cántaro vacío es el que más suena. Rabindranath Tagore.

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba