Hernan Javier Muñoz | Sin título

Hernan Javier Muñoz | Sin título

Hernan Javier Muñoz | Sin título | Nació en Buenos Aires y vive en Mataderos Distrito Federal de Argentina es un pintor autodidacta y realiza el llamado realismo fantástico. Esta es toda la información que he conseguido recopilar por Internet pues no documenta sus obras ni tiene web propia.

La obra que presento no tiene título, mide 100×90 y está resuelta al óleo sobre lienzo.

Vemos a una figura femenina semidesnuda con una vara de madera apoyada en el hombro derecho y con el antebrazo sujetándola, está sentada sobre una superficie de madera u otro material resquebrajado que tiene hacia el centro como una muesca de un fragmento de cilindro en forma entrante y parece complementar con un elemento equivalen que está detrás con un jarrón azul de porcelana por encima de su superficie, flotando, y este elemento posee en sentido vertical un semicilindro en forma saliente que podría acoplarse con el elemento anterior. En el brazo derecho lleva una pulsera como un aro metálico y esta pulsera tiene como un anillo en la parte superior con un punto brillante. Al cuello lleva una cadenilla o cuerdecilla de la que pende una piedra azul. La figura mira de frente al espectador con actitud serena.

Sobre la superficie existen varios objetos: una orza de barro agrietada sobre la cual se apoya un libro, un paño rojo sobre el que se sienta la figura y un puchero o jarra de barro.

hernan javier sin titulo 1

El fondo del cuadro es una especie de cielo nuboso en colores rojizos, siena tostada, siena natural y azul turquesa. El resto está impregnado del siena tostada a excepción del jarrón de china blanco con dibujos en azul. Luego está el paño rojo, la sábana que cubre ciertas partes del cuerpo en colores azules grisáceos con matices rojo-violáceos. El puchero delante del cuerpo es fundamentalmente color siena natural con los toques rojizos en las sombras. Las carnaciones se ven bañadas de una luz intensa pero con sombras suaves y transparentes, las sombras tienen tintes siena tostada y ocres, por tanto las armonías son tomando como base el siena tostada y contrastan los azules y el rojo bermellón.

Desde el punto de vista compositivo al trazar las diagonales, podemos observar que las dos se cruzan exactamente en el borde superior de la pulsera y donde se une a un anillo superpuesto que tiene un punto brillante que cruza dicha diagonal. Una es tangencial al borde superior del puchero y la otra es tangencial al extremo derecho de la base de la orza, es tangencial a toda la longitud del antebrazo y cruza el labio superior por el centro, siendo casi paralela a la vara que sujeta la figura.

hernan javier sin titulo 2

La figura está inscrita en un triángulo y vemos que el lado que va desde la punta del dedo gordo del pié hasta la cabeza pasa por el punto brillante del anillo unido a la pulsera. La vara forma otro triángulo interior con los otros dos lados del primero.

hernan javier sin titulo 3

Vemos que aún hay más triángulos, isósceles y rectángulo, aunque solo señalo los principales

hernan javier sin titulo 4

Los tres “jarrones” forman otro triángulo y crean un ritmo al repetirse estos elementos semejantes. Estas mismas figuras triangulares, ocultas en la construcción de la composición, crean ritmos armónicos que hacen agradable la misma. También hay que considerar el mensja subliminal de los triángulos que nos indican grandiosidad, seguridad y equilibrio.

hernan javier sin titulo 5Pero el ritmo geométrico es claro al comprobar estos cuatro óvalos que además de dar sensaciones de tranquilidad femenina y delicadeza también inducen a la grandiosidad lo que corrobora la expresión de la figura aquí representada.

hernan javier sin titulo 6

En resumen ésta es una obra bien pensada desde el punto de vista de valores pictórico, con unas formas resueltas de forma hiperrealista donde el semidesnudo es una excusa para plasmar un compendio de armonías de color, de líneas y de formas, dando una lección de lo que es hacer pintura con conocimientos sólidos sobre la misma, para el disfrute psíquico del buen aficionado a la contemplación de auténticas obras de arte en contraposición a ciertos vanguardismos.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba