Infidelidad

Infidelidad

Esté casada o amancebada, lo normal es que la pareja se comprometa a mantenerse fidelidad mutua, lo que desde antiguo se ha llamado castidad conyugal. De tarrear deriva el adjetivo despectivo tarrudo ‘dicho de un marido: cornudo’, y ambos términos proceden a su vez de tarro ‘cuerno’ en Cuba. Sin embargo, de forma más genérica, ‘cuerno’ en América es cacho, por lo que en varios países (como Ecuador y Venezuela) se dice poner los cachos en vez de poner los cuernos.

Fidelidad: ‘Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona’.

Fiel: ‘Que guarda fe, o es constante en sus afectos, en el cumplimiento de sus obligaciones y no defrauda la confianza depositada en él’.

Castidad conyugal: ‘La que se guardan mutuamente los casados’.

            Cuando se incumple este compromiso, la persona infiel comete adulterio, formando un triángulo amoroso.

Infiel: ‘Falto de fidelidad’.

Infidelidad: ‘Falta de fidelidad’.

Adulterio: ‘Ayuntamiento carnal voluntario entre persona casada y otra de distinto sexo que no sea su cónyuge’. Según esta definición de la RAE, sólo los casados pueden cometer adulterio y únicamente si tienen relaciones sexuales con personas de distinto sexo; por lo que se deduce que, si es del mismo sexo, no comete adulterio. Derivado de adulterar ‘alterar, falsificar’, ‘deshonrar’. Realizada esta observación al servicio de consultas del DRAE (ref. 187039) se remitió a la Comisión correspondiente para su estudio y posible aprobación a través de una enmienda o adición.

Adúltero/ra: ‘Que comete adulterio’, ‘perteneciente o relativo al adulterio o a quien lo comete’. Como adulterio, documentado en el español desde el siglo XIII. Derivado: adulterino/na ‘procedente de adulterio’, ‘perteneciente o relativo al adulterio’; antiguamente se llamaba así al ‘hijo o la hija nacidos en adulterio, y parto adulterino el de que nacen’.

Triángulo amoroso: ‘Relación amorosa de marido, mujer y el amante de uno de ellos’.

La infidelidad entre casados es conocida vulgarmente en Chile como robada (de robar); acepción no registrada en el DRAE.

El o la amante de uno o ambos esposos —en este caso ya no sería un triángulo amoroso—, ha sido conocido tradicionalmente como querido/da (‘hombre, respecto de la mujer, o mujer, respecto del hombre, con quien tiene relaciones amorosas ilícitas’) o cualquiera de sus sinónimos. En cualquier caso, en estas parejas donde se ha roto la fidelidad mutua siempre hay un/a o primer/ra adúltero/ra, al que tradicionalmente se ha llamado malcasado/da, que ha engañado o tarreado al otro.

Malcasado/da: ‘Dicho de una persona: Que falta a la fidelidad hacia su consorte que le impone el matrimonio’. De malcasar.

Engañar: ‘Incurrir en infidelidad conyugal’.

infidelidad-pareja-relacion

Tarrear: Coloquialmente, en Cuba: ‘Dicho de una persona: Burlar la confianza y fidelidad debida a su pareja’.

            De tarrear deriva el adjetivo despectivo tarrudo ‘dicho de un marido: cornudo’, y ambos términos proceden a su vez de tarro ‘cuerno’ en Cuba. Sin embargo, de forma más genérica, ‘cuerno’ en América es cacho, por lo que en varios países (como Ecuador y Venezuela) se dice poner los cachos en vez de poner los cuernos.

Cornudo: ‘Dicho del marido: Cuya mujer le ha faltado a la fidelidad conyugal’. De cuerno, que irónicamente significa ‘infidelidad matrimonial’, usado más en plural: Llevar los cuernos. Poner los cuernos. Derivado: encornudar ‘hacer cornudo a alguien’. No figura ya en el DRAE el verbo cuernar ‘consentir el marido que su mujer sea mala y le ponga los cuernos’, que recogía el Diccionario de Autoridades (1729). Tampoco aparece en el DRAE la acepción americana ‘faltar la mujer a la fidelidad conyugal’ en el verbo cornear.

Consentido: ‘Dicho de un marido: Que sufre la infidelidad de su mujer’. De consentir.

            Según parece, la esposa no es cornuda, por más que su marido la engañe. Esto se debe a la correspondencia que los cuernos tienen con determinados machos, como el cabrón o el novillo (probablemente en comparación con su comportamiento promiscuo) o el buey (tal como conocen igualmente al cornudo en México, aunque no está registrada esta acepción en el DRAE), voces con las que también es llamado el esposo volteado, así como cuclillo, en alusión a la costumbre que tienen las hembras de esta ave de poner sus huevos en nidos ajenos.

Cabrón: ‘Se dice del hombre al que su mujer es infiel, y en especial si lo consiente’. Vulgarismo aumentativo de cabra. Derivados: cabronada ‘acción infame consentida contra la propia honra’, vulgarismo; y cabrito ‘cabrón’, eufemismo.

Novillo: ‘Res vacuna macho de dos o tres años’, y, coloquialmente: ‘Hombre cuya mujer comete adulterio’. Del latín novellus ‘nuevo’, ‘joven’, de la misma raíz de donde provienen novio/a y novela.

Voltear: ‘Dicho de una mujer: Ser infiel a su marido’, coloquialmente, en Venezuela.

Cuclillo: ‘Ave trepadora cuya hembra pone sus huevos en los nidos de otras naves’, ‘marido de la adúltera’. Diminutivo de cuco.

            La esposa engañada, pues, tampoco es una cabrona, pero sí una aguantona.

Aguantón/na: En Cuba: ‘Dicho de una persona: Que consiente la infidelidad de su pareja’.

No están en el DRAE, pero sí en otros diccionarios, los siguientes americanismos relacionados con el adulterio:

            Sabanazo ‘infidelidad de la mujer’, en Colombia. De sábana.

            Encabronado/da ‘persona que está con su pareja a pesar de saber que le es infiel’, en Venezuela.

            Amadrinadora ‘esposa consentidora’, en el Perú.

Con el significado de ‘marido consentido’: borrego, orejón, agachado; en México, agachón; y arropado, en Ecuador.

Encuatador/ra ‘el que logra que hagan amistad la esposa con la querida, o el esposo con el amante’.

 

SEGUNDO FRENTE

 

            Tal como hemos visto anteriormente al hablar de los queridos, el segundo frente con que los salvadoreños y mexicanos se refieren a la ‘querida’, tiene que ver con el adulterio masculino. Relacionado con ello son los significados que los colombianos le dan a sucursal y los mexicanos a casa chica, acepciones no recogidas en el DRAE pero sí en otros diccionarios:

Sucursal: ‘Amante o querida de un hombre casado’, ‘casa donde vive la amante’, en Colombia.

Casa chica: En México: ‘La casa que sostiene un hombre casado a su amante’, siendo pues la casa grande donde vive el adúltero con su esposa.

 

CELOS

 

            Las sospechas o el miedo a la infidelidad de la pareja pueden provocar los celos.

Celos: ‘Sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada haya mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra’. Del latín zēlus ‘ardor, celo’, y este del griego zêlos, derivado de zéō ‘yo hiervo’. Documentado en el español desde 1220, según Corominas, lo mismo que su derivado celoso/sa ‘que tiene celos’. Posteriores son estos otros derivados: celar ‘vigilar’ (antiguamente ‘recelar’), en 1438; y celosía ‘enrejado que se pone en las ventanas para que las personas que están en el interior vean sin ser vistas’, en 1555.

            Sinónimos académicos de celos son celera y el desusado martelo (del italiano martello ‘martillo’); mientras que la celambre es, más concretamente, los ‘celos de la mujer amada’.

No están en el DRAE, pero sí en otros diccionarios: el americanismo celofán ‘celoso’ y el dominicano guararey ‘celos’.

Deja un comentario


         




Subir arriba