Cultura

La asuncion de la virgen 1577 el greco

La Asunción de la Virgen (1577) | El Greco | Esta obra es un óleo sobre tela, de grandes dimensiones, 401×229 cm. Fue pintada en el año 1577 y está en el Chicago Art Institute.

La Virgen de la Asunción nos recuerda por su gesto y su semblante, la Asunción de

Tiziano, en Santa María Gloriosa de

Venecia, pintado entre 1516-18 porque también aquí, el Greco rompe estilos, divide la escena en dos planos, el celeste con la Virgen y los santos, que en la obra de Tiziano está protegido por el manto de Dios Padre y que tiene un sentido trinitario, y el plano terrestre con las figuras de los apóstoles, asustados, asombrados, pero serenos, rebosando paz.

La Virgen ligeramente curvada, formando un triángulo con los ángeles que la acompañan, y los apóstoles dividios en dos grupos rectangulares a derecha e izquierda. Es una obra piramidal que remarca con contundencia la figura de la Virgen, centro del tema y de la composición.


Fue la primera obra de El Greco en Toledo, para el convento de Santo Domingo. Obra magnífica, de gran riqueza cromática, con una ambientación misteriosa, etérea, una obra serena en la que los apóstoles comentan en grupo el suceso y los ángeles reciben en acto de adoración a la Virgen.

El Greco no buscaba el movimiento, al contrario, parece que lo detienen, que fotografía la escena para hacerla permanente, eterna, y se expresa con el color y el gesto. La Virgen aparece triunfante, luminosa, porque el Greco detiene la escena, la convierte en un conjunto de elementos geométricos, un mosaico de tonalidades esplendoroso. El triunfo de la Virgen ante los apóstoles que observan admirados, está rodeado de colores y de vida. Una línea de nubes divide la escena en dos partes, dando más vida a la obra, con unos personajes que entremezclan el ocre con los verdes y azules intensos.

Leave a Comment