Monet | Amapolas en Argenteuil

Monet | Amapolas en Argenteuil

Monet | Amapolas en Argenteuil | Durante la estancia de Monet en Argenteuil, la naturaleza se convertirá en la verdadera protagonista de sus lienzos, como en esta obra, en donde las figurillas parecen fundirse con el paisaje. Su mujer Camille y su hijo Jean pasean por los campos de amapolas de Argenteuil, acompañados por otra pareja al fondo. La línea del horizonte se puebla de árboles y el azul del cielo se ve interrumpido por las blancas nubes que se desplazan en una magnífica sensación de movimiento. La iluminación del atardecer inunda de sombras malvas el campo, destacando la tonalidad rojiza de las amapolas con las que ha conseguido crear el efecto de montículo.

Esta obra mide 50×65 y fue pintada en 1873 conservándose enn el Museo de Orsay.

amapolas-1

La pincelada es suelta y produce una paulatina desaparición de la forma ante el protagonismo que adquieren color y luz en la obra de Monet, en el más puro Impresionismo.

El amarillo de las nubes armoniza por complementarios con los violáceos de la zona de tierra, los verdes del campo contrastan igualmente por complementarios con los rojos de las amapolas. La hilera de árboles sirve de separación entre el cielo y la tierra.

Aquí predominan las líneas curvas y formas ovales de las nubes, las copas de los árboles, la disposición por hileras de arcos de las amapolas, las propias amapolas…todo conduce a dar feminidad a la composición.

amapolas 2

Los ritmos se consiguen repitiendo líneas y formas: las líneas de amapolas con los dos arcos que forma la zona de tierra con la parte inferior de los árboles, los óvalos de las nubes con las copas de los árboles. Observen el árbol más alto y la nube que hay encima de él y verán la semejanza de la silueta.

AMAPOLAS 3

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba