Belleza

Belleza

La atracción que sienten dos personas por lo común es provocada inicialmente por el aspecto físico, por el atractivo, la belleza de la persona admirada. Belleza: ‘Propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual’, ‘mujer notable por su hermosura’. Al leer la segunda definición de la belleza, quizás a alguien le asalte la duda de si los varones también pueden poseer tal propiedad, pero la duda queda resuelta, aunque de manera algo confusa, con esta definición de cosa: ‘Todo lo que tiene entidad, ya sea corporal o espiritual, natural o artificial, real o abstracta’. Y, en efecto, existen adjetivos que lo ratifican al ser aplicados también para personas, incluidos por supuesto los hombres:

Bellido/da: ‘Bello, agraciado, hermoso’.

Bello/lla: ‘Que tiene belleza’.

Bello proviene del latín bellus ‘gracioso, agradable’, ‘bueno, sano’, y, además de belleza y bellido, derivan de él beldad ‘belleza o hermosura, y más particularmente la de la mujer’, ‘mujer notable por su belleza’, y embellecer.

Embellecer: ‘Hacer o poner bello a alguien o algo’.

Embellecimiento: ‘Acción y efecto de embellecer’.

Relacionado con el embellecimiento, aunque de origen griego, es la estética ‘perteneciente o relativo a la percepción o apreciación de la belleza’, ‘artístico, de aspecto bello y elegante’, ‘ciencia que trata de la belleza y de la teoría fundamental y filosófica del arte’, que más modernamente sumó también los significados de ‘armonía y apariencia agradable a la vista, que tiene alguien o algo desde el punto de vista de la belleza’, ‘conjunto de técnicas y tratamientos utilizados para el embellecimiento del cuerpo’, y que ha originado diversos derivados: esteta, estéticamente, esteticismo y esteticista ‘persona que profesionalmente presta cuidados de embellecimiento a sus clientes’. Tradicionalmente se ha llamado vellera a la ‘mujer que afeita o quita el vello a otras’, y así sigue figurando en el DRAE, pero es dudoso que a esta castiza depiladora, si es que aún sigue habiendo alguna, se la considere colega de las modernas esteticistas.

En el diccionario de la RAE figura el verbo depilar ‘arrancar el pelo o el vello’, pero no está recogido el adjetivo depilador/dora.

            Sinónima de belleza es la hermosura ‘belleza de las cosas que pueden ser percibidas por el oído o por la vista’, ‘persona o cosa hermosa’. Es decir, si alguien tiene la desgracia de ser sordo y ciego, se le unirá además la desdicha de no poder nunca disfrutar de la hermosura, por mucho que la toque o la huela, según la definición que de ésta ofrece el Diccionario de la RAE. (Realizada esta observación al servicio de consultas del DRAE -ref. 186950- se remitió a la Comisión correspondiente para su estudio y posible aprobación a través de una enmienda o adición). Pero, en fin, centrémonos en el adjetivo hermoso/sa ‘dotado de hermosura’, con raíz latina formōsus ‘hermoso, bello, bien formado, elegante’, y que alcanza la perfección con la venustez o venustidad ‘hermosura perfecta o muy agraciada’. Ambas palabras, como venusto/ta ‘hermoso y agraciado’, tienen su origen en Venus, la diosa de la hermosura de la mitología romana y, más propiamente, de la belleza femenina, pero pueden emplearse para referirse asimismo a los varones.

            Como estamos viendo, agraciado/da es un adjetivo que se viene repitiendo en distintas definiciones y que parece ser otro sinónimo de bello/lla y hermoso/sa, aunque tiene cierto matiz propio y algo diferente si nos fijamos en la anterior definición de venusto.

Agraciado/da: ‘Que tiene gracia o es gracioso’, ‘bien parecido’.

Gracia: ‘Atractivo independiente de la hermosura de las facciones, que se advierte en la fisonomía de algunas personas’.

Mucho más exactas como sinónimas de belleza y hermosura son lindeza y lindura ‘cualidad de lindo’, ‘persona o cosa linda’. Ambas palabras derivan de lindo/da ‘hermoso, bello, grato a la vista’, que tiene su origen en el latín legitĭmus ‘completo, perfecto’. No obstante, también lindo parece tener un matiz diferente a bello, que lo coloca en un escalón algo inferior a éste. Así lo evidencia la definición de este otro sinónimo:

Bonito/ta: ‘Lindo, agraciado de cierta proporción y belleza’.

belleza-1

            Ya hemos visto que el adjetivo agraciado/da es definido como ‘bien parecido’. Pues bien, lo mismo ocurre con el coloquial guapo/pa ‘bien parecido’, ‘ostentoso, galán y lucido en el modo de vestir y presentarse’, que procede del latín vappa ‘vino estropeado, hombre vil, vagabundo’, que en español empezó siendo ‘chulo, rufián’ (hacia 1640), después ‘valiente’ (1734) y, por fin, en España, ‘bien parecido’ (fines del siglo XVIII). En América sigue significando ‘valiente’. Para lo que en España se entiende como ‘guapo’, en Hispanoamérica se emplean otros vocablos. Uno de ellos, curiosamente, es chulo —Guatemala, Honduras, México y Puerto Rico—, que en España, en cambio, pese a conservarse la acepción ‘lindo, bonito, gracioso’, comúnmente es más usado como sinónimo de fanfarrón y de proxeneta.

Guapeza es la ‘cualidad de guapo’; más coloquialmente, guapura.

A un nivel acaso algo inferior en esta escala de belleza humana, se encuentra el ya mencionado adjetivo de atractivo/va, sobre todo cuando la persona en cuestión tan sólo goza de encantos físicos o tiene gancho.

Encantos: ‘Atractivo físico’.

Gancho: Coloquialmente, ‘atractivo, especialmente de una mujer’.

Por último, podemos situar, en la parte más baja de este ránquin, la lozanía ‘en los hombres y animales, viveza y gallardía nacidas de su vigor y robustez’, que junto a lozano/na, lozanamente, lozanear y lozanecer, proceden de loza ‘barro fino, cocido y barnizado’, de origen árabe.

Gallardía: ‘Bizarría y buen aire, especialmente en el movimiento del cuerpo’. Como gallardamente y gallardear, gallardía deriva de gallardo/da, que procede del francés gaillard ‘vigoroso’.

Bizarría: ‘Gallardía, valor’, ‘generosidad, lucimiento, esplendor’. Tanto bizarría como bizarramente y bizarrear derivaron de bizarro/rra ‘valiente’, ‘generoso, lucido, espléndido’, tomado del italiano bizarro ‘iracundo’.

Ranking de Belleza en palabras    

            Siguiendo los criterios de belleza extraídos del Diccionario académico, podríamos establecer la siguiente lista decreciente:

1.- Bello/lla; hermoso/sa

Venus: ‘Mujer muy hermosa’, por la diosa Venus, nombre romano de Afrodita. En el DRAE, el nombre de la diosa griega sólo aparece relacionado con una planta.

Hurí: ‘Cada una de las mujeres bellísimas creadas, según los musulmanes, para compañeras de los bienaventurados en el paraíso’. Del francés houri y éste del persa huri, tiene su origen en el árabe clásico hūr [al’ayn] ‘las que tienen hermosos ojos por el contraste en ellos del blanco y negro’.

Divinidad: ‘Persona o cosa dotada de gran beldad, hermosura, preciosidad’.

Beldad: ‘Mujer notable por su belleza’.

Belleza: ‘Mujer notable por su hermosura’.

Monumento: Coloquialmente, ‘persona de gran belleza y bien proporcionada físicamente’.

Improsulta: En Venezuela, coloquialmente, ‘dicho de una mujer: muy hermosa’.

Ninfa: ‘Joven hermosa’, usado coloquialmente y en alusión a las diosas mitológicas romanas de las aguas, bosques, selvas, etcétera.

Adonis: ‘Joven hermoso’, por alusión a la hermosura de este personaje mitológico.

Papa: En Uruguay, coloquialmente, ‘mujer hermosa’.

Bello/lla: ‘Que tiene belleza’.

Hermoso/sa: ‘Dotado de hermosura’.

Precioso/sa: Coloquialmente, ‘hermoso’. Del latín pretiōsus ‘precioso’, ‘caro, de precio elevado’. Preciosidad: ‘Cualidad de precioso’, ‘cosa preciosa’.

Chichilasa: En México, poco usado: ‘Mujer hermosa y arisca’. De chichilasa ‘hormiga de color rojo, pequeña y muy maligna’.

Lote es un americanismo que significa ‘mujer hermosa’, no reseñado en el DRAE. Como tampoco lo están las voces rica, mamacita y mami, en sus acepciones de ‘mujer muy hermosa’, usadas coloquialmente en Venezuela.

2.- Lindo/da, bonito/ta

Lindo/da: ‘Hermoso, bello, grato a la vista’.

Bonito/ta: ‘Lindo, agraciado de cierta proporción y belleza’.

Cheto/ta: Coloquialmente, en Honduras: ‘Mujer bonita’. En Honduras y Nicaragua equivale asimismo a ‘trasero (nalgas)’.

Gauchita, en la Argentina, y bizcocho, en Colombia, significan también ‘mujer bonita’, si bien no aparecen tales acepciones en el DRAE, donde sí figura bizcocho con el sentido colombiano de ‘pastel de crema o dulce’.

3.- Agraciado/da, guapo/pa

Cuerazo (m): ‘Mujer muy guapa’, en El Salvador y México. En este último país, la frase ser un cuerazo significa ‘ser muy guapo’.

Forrazo (m): ‘Persona muy guapa’, en México.

Forro (m): En México, la frase ser un forro significa ‘ser muy guapo’.

Bolado (m): Coloquialmente, en Honduras, ‘mujer muy guapa’.

Mango/ga: ‘Mujer guapa’, en El Salvador, México y Nicaragua; y ‘hombre guapo’, en El Salvador, México y Venezuela. De mango, fruta del árbol del mismo nombre.

Mangazo (m): En Honduras, ‘persona muy guapa’, coloquialmente.

Agraciado/da: ‘Bien parecido’.

Guapo/pa: ‘Bien parecido’, coloquialmente, en España.

Chulo/la: ‘Guapo (bien parecido)’, en Guatemala, Honduras, México y Puerto Rico.

Garrida: ‘Dicho de una mujer: Lozana y bien parecida’.

Guayabo (m): ‘Mujer joven y agraciada’, coloquialmente.

Machazo: En Nicaragua, ‘mujer guapa’; en Venezuela, ‘hombre guapo’; y en El Salvador y México, ambas cosas: ‘mujer guapa’, ‘hombre guapo’.

Pintón/na: En el Perú, ‘dicho de un hombre: guapo (bien parecido)’.

Bestiún: En Uruguay, coloquialmente: ‘Entre mujeres, hombre bien parecido’. Palabra formada con bestia y el sufijo genovés ~un.

Cuero (m): Coloquialmente, en Honduras y México, ‘mujer guapa y atractiva’. Por el contrario, en Colombia, Costa Rica y Puerto Rico, ‘mujer avejentada y fea’.

Simpático/ca: En Bolivia, Cuba y Venezuela, coloquialmente, ‘dicho de una persona: agraciada (bien parecida)’.

No están en el DRAE los colombianismos pispo/pa ‘muy guapo’, papito ‘hombre guapo’ y bollo/lla con la acepción ‘persona guapa’, empleada como tal en la costa colombiana, si bien conviene advertir de su equivalencia con ‘vulva’ en otros países, como Cuba y Ecuador.

En el Diccionario de Autoridades (1737) se definía polla como ‘muchacha o moza de poca edad y buen parecer’, pero con el transcurso del tiempo ha perdido guapura y polla ahora sólo significa, coloquialmente, ‘mujer joven’.

4.- Atractivo/va

            Desde el atractivo general hasta el sexual, pasando por el simplemente físico:

Bacán/na: En Colombia y Cuba, coloquialmente: ‘Dicho de una persona: muy atractiva’. En Cuba, bacán también significa ‘hombre mantenido por su esposa o por su amante’.

Retrechero/ra: Coloquialmente, ‘que tiene mucho atractivo’.

Jai: Vulgarmente, ‘mujer joven y atractiva’. Vocablo gitano.

sexapil: ‘Dicho de una mujer: Atractiva y de formas exuberantes’, en Cuba.

Hembrón (m): En Cuba y Venezuela, coloquialmente: ‘Mujer de gran atractivo físico’.

Tipazo (m): Coloquialmente, ‘cuerpo muy atractivo de una persona’, ‘persona muy atractiva por sus rasgos corporales’.

Tío bueno / tía buena: ‘Persona que tiene buen tipo o un físico atractivo. Es un vulgarismo.

Lobo/ba: Coloquialmente, en Uruguay: ‘Hombre sensualmente atractivo’, ‘mujer sensualmente atractiva’.

Tincudo/da: En Chile, coloquialmente: ‘Dicho de una persona: De buena presencia y sexualmente atractiva’. Derivado del quechua tinku ‘encuentro’, ‘ajuste’.

Sexapil (m): ‘Atractivo físico y sexual’. De la voz inglesa sex-appeal ‘poder de atracción física y sexual de una persona’.

Sexi: ‘Atractivo físico y sexual’, ‘persona que tiene este atractivo’. De la voz inglesa sexy, con idéntico significado tanto para el sustantivo como para el adjetivo.

Símbolo sexual: ‘Persona a la que se considera, por su físico, la esencia o la representación del atractivo sexual’. De la expresión inglesa, de idéntico significado, sex symbol.

Mujer objeto: ‘La que es valorada exclusivamente por su belleza o atractivo sexual’. No existe, según la RAE, el hombre objeto.

Se conoce en Cuba revellín como ‘atractivo de una mujer’, acepción no recogida en el DRAE.

5.- Lozano/na

Lozano/na: ‘Que tiene lozanía (viveza y gallardía nacidas de su vigor y robustez)’.

Machota: En Puerto Rico, ‘mujer garrida y lozana’. Se recomienda a los puertorriqueños cuidado en el uso de esta palabra fuera de su país, pues puede entenderse como ‘mujer hombruna, marimacho’.

Cuerazo (m): En El Salvador, además de ‘mujer muy guapa’, tal como hemos visto, esta palabra tiene otra acepción vulgar y mucho más explícita: ‘Mujer robusta de formas provocativas’. También en Ecuador.

Flamenco/ca: ‘Dicho de una persona, especialmente de una mujer: De buenas carnes, cutis terso y bien coloreado’. Es utilizado como sustantivo y coloquialmente.

Tal vez algún lector eche en falta aquí el vocablo jamona, pero resulta que, en contra de lo que creen muchos —especialmente los amigos de piropear— su definición académica, aunque de uso coloquial, es: ‘Dicho de una mujer: Que ha pasado de la juventud, especialmente cuando es gruesa’.

 Machusca (de machucha) es un término familiar usado en Bolivia con el significado de ‘mujer jamona’, no registrado en el DRAE.

Sí que podemos incluir, en cambio, dentro de este apartado de lozanos/as de prietas carnes, el adjetivo macizo/za: ‘Dicho de una persona: De carnes duras y consistentes’.

PRESUMIDOS y FEOS

 

            Los presumidos se tienen por guapos, como el guaperas, sustantivo masculino, despectivo y coloquial con el que se llama al ‘guapo y presumido’, o el mexicano faceto ‘presuntuoso’.

Presumido/da: ‘Dicho de una persona: Que se compone o arregla mucho’.

Presumir: ‘Dicho de una persona: Cuidar mucho su arreglo para parecer atractiva’.

Presunción: ‘Acción y efecto de presumir’.

Presuntuoso/sa: ‘Lleno de presunción y orgullo’.

Cachaquear es un verbo colombiano que significa ‘dárselas de majo o guapo’, no recogido en el DRAE.

Pero no todos los presumidos son guapos o atractivos, aunque se lo crean:

Narciso: ‘Hombre que cuida demasiado de su adorno y compostura, o se precia de galán y hermoso, como enamorado de sí mismo’, por alusión a Narciso, personaje mitológico idiota que se enamoró de su propia imagen, reflejada en una fuente, y que, al querer asirla, cayó al fondo, ahogándose. Derivados: narcisismo ‘manía propia del narciso’, ‘excesiva complacencia en la consideración de las propias facultades u obras’, y narcisista ‘perteneciente o relativo al narcisismo’, ‘narciso’.

Ninfo: ‘Narciso’, coloquialmente. De ninfa, diosa mitológica de las fuentes.

Virote: Coloquialmente, ‘mozo soltero, ocioso, paseante y preciado de guapo’.

Bombeta o bombetas: En Costa Rica, despectivamente: ‘Orgulloso, creído, presumido’.

            En el idioma español existen muchos más vocablos referidos a la fealdad que a la belleza, y en general son más graciosos e ingeniosos, pero por razones obvias no los incluiremos en este apartado. Simplemente, y como curiosidad, pondremos un ejemplo: federico/ca, adjetivo coloquial que en Cuba, El Salvador, Guatemala y México significa: ‘Dicho de una persona: Muy fea’. ¡Pobres Federicos y Federicas! En España, este dudoso honor de figurar en el Diccionario académico como paradigma de la fealdad lo tiene otro nombre propio, Picio, en la frase coloquial más feo que Picio: ‘Dicho de una persona: Excesivamente fea’, pero al menos Picio y Picia no son nombres tan comunes como Federico y Federica. En cualquier caso, que no se mencionen a los feos no quiere decir, ni muchísimo menos, que no puedan gozar del amor y del erotismo. Todos los feos y feas —o casi todos— poseen el suficiente atractivo como para enamorar o ser deseados por otras personas, sean o no también feas. En Ecuador se emplea incluso una palabra para referirse al hombre ‘que gusta de las mujeres feas’. Es el bagrero, derivado de bagre, que es como llaman a una ‘mujer muy fea’ tanto en Ecuador como en la Argentina, Cuba, El Salvador y Uruguay, muy probablemente en alusión a un pez de idéntico nombre, muy abundante en la mayor parte de los ríos americanos, de cabeza muy grande, hocico obtuso, y con barbillas.

Por cierto, Picio era un zapatero granadino que vivió en la primera mitad del siglo XIX. Fue condenado a muerte, pero hallándose en capilla recibió la noticia de su indulto, lo que le causó tal impresión, que se quedó sin pelo, cejas ni pestañas, y con la cara tan deforme y llena de tumores, que pasó a ser citado en toda España como modelo de la fealdad más horrorosa. Tan feo debió de ser el pobre Picio, que pasó a sustituir en el podio de la fealdad a Tersites, aquel personaje de la Ilíada que, según Homero, era bizco, cojo de un pie, hombros encogidos en chepa, y cabeza picuda y cubierta de greñas.

Desafortunadamente, no se encuentra en el DRAE ninguna palabra con el significado de ‘dicho de una mujer: que gusta de los hombres feos’.

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba