Palabras originadas por el cruce de otras dos

Palabras originadas por el cruce de otras dos

 Algunas palabras son fruto del cruce de dos o más. No se consideran compuestas porque, a diferencia de estas, que incluyen clara y exclusivamente las dos sencillas que la forman (lanza-llamas, salva-vidas), las que nacen de estos cruces se constituyeron difuminando dicha unión, fusionando las palabras y hasta mezclándolas, con pérdidas o añadidos de letras nuevas, inclusive. Ejemplos:

Acudir. Cruce de acorrer ‘acudir corriendo’ y recudir ‘asistir’, ‘concurrir’.

Alguien. Para la Academia proviene directamente del latín ALĬQUEM, acusativo de ALĬQUIS. Pero, para el etimólogo Corominas, el hecho de que esta palabra apareciera en fecha tan tardía en nuestro idioma (s. XV; hasta entonces se usaba en este sentido alguno) prueba que es el cruce de alguno y de quien.

Apabullar. La Academia dice que es de origen incierto, aunque apunta la posibilidad de un cruce que Corominas da por seguro: el de apalear magullar, que primero dio como resultado apagullar (conservado todavía en la población leonesa de La Lomba) y que derivó luego en apabullar.

Arrumbar ‘arrinconar’, ‘abandonar’. Cruce de arrimar arrumar ‘distribuir y colocar la carga en un buque’.

Avestruz. En la Crónica de Alfonso XI (hacia 1340) se lee: «unas aves que llaman estruces». Estruz era ya por aquel entonces la adaptación castellana de la voz provenzal estrutz, que venía del latín STRUTHĬO, que a su vez tenía su origen en el griego στρουθίων, nombre con el que se conocía antiguamente a esta ave originaria de África y Arabia. Al principio del s. XV ya aparece en nuestro idioma la palabra avestruz, cruce de ave estruz.

Avutarda, cruce de avetarda y autarda, del latín AVIS TARDA ‘ave lenta’.

Banasta ‘cesto grande’. Cruce del galo benna ‘carro’, ‘cesto de mimbre’, y canasta.

Barroco, del francés baroque y este resultante de fundir en un vocablo Baroco, figura de silogismo, y el portugués barroco ‘perla irregular’.

Bogavante¹ ‘primer remero de cada banco de la galera’, y bogavante² ‘crustáceo marino’. Bogavante¹ es cruce de bogar avante ‘adelante’. Bogavante² es cruce de logabante bogavante¹Logabante era otro nombre el crustáceo, procedente del latín vulgar *LUCOPANTE y este del griego λυκοπάνθηρος ‘onza (mamífero carnicero, semejante a la pantera, que vive en África y en los desiertos meridionales de Asia, y que en Persia se empleaba para la caza de gacelas)’, por la apariencia feroz que le proporcionan al crustáceo sus grandes pinzas.

Bronco, del latín vulgar *BRŬNCUS y este cruce de BROCCUS ‘objeto puntiagudo’ y TRŬNCUS ‘tronco’.

Brusco ‘planta’, cruce del latín RUSCUS y el galo brisgo.

Cadejo ‘madeja muy enredada’, cruce de cadarzo y madeja.

Calaña ‘índole’. Del antiguo calaño ‘semejante’, cruce de cual tamaño.

Cualquiera. De cual quiera (de querer).

Derretir. Cruce del lat. DETERĔRE y RETERĔRE ‘deshacer’.

Desparramar. De esparcir derramar.

Esbarizar ‘resbalar’ en Aragón, cruce de esbarar y deslizar.

Esborregar ‘caer de un resbalón’ en Catabria y León, ‘dicho de un terreno: desmoronarse’ en Cantabria, cruce del aragonés escorrer ‘escurrir’ y desvarar, quizá influido por borrego.

Escarrancharse ‘despatarrarse’, cruce del aragonés escarrar, haplología de escarrerar ‘descarriar’ y anchar.

palabras-cruce-bogavante

Gabardina. De gabán tabardina (diminutivo de tabardo).

Gabuzo ‘vara seca de brezo que sirve para el alumbrado doméstico’ en León, cruce de gamón y aguzo.

Garrancha ‘espata’, ‘especie de espada’, cruce de garra y gancho.

Garrancho ‘parte dura, aguda y saliente del tronco o rama de una planta’, cruce de garra y gancho.

Guincho ‘pincho de palo’, cruce de gancho y pincho.

Lechuza. Antiguamente, nechuza, cruce del latín NOCTUA ‘lechuza’ y el castellano leche, por la superstición antigua de que la lechuza gustaba de echarse sobre los niños de teta como si los amamantara.

Lelilí ‘vocería que hacen los moros cuando entran en combate o celebran sus fiestas’, cruce del árabe clásico lā ilāha illā llāh ‘no hay más dios que Dios’, usado como grito de guerra, con ya laylī [yā ‘aynī] ‘oh, noche mía; [oh, ojos míos]’.

Maniaco maníaco. De monigote ‘lego de convento’, ‘persona ignorante y ruda’, ‘muñeco o figura ridícula’, y macaco ‘especie de mono’.

Marrullar, cruce de maullar con arrullar.

Meñique, cruce de menino ‘niño’ y mermellique o *margarique, variaciones de margarite, procedentes del francés antiguo margariz ‘renegado’, ‘traidor’, papel atribuido a veces a este dedo en dichos y consejas.

Monicaco, cruce de monigote y macaco.

Morlón ‘morlaco (que finge tontería)’, cruce de morlaco y molón ‘piedra grande’.

Pamema ‘melindre’, ‘fingimiento’. De pamplina memo.

Patagorrillo ‘guisado’, cruce de pata con *batigorrillo ‘batiburrillo’.

Patata, cruce de papa y batata.

Peluca. Del francés perruque (propiamente ‘loro’, voz con la cual se apodaba a los funcionarios de justicia, por sus grandes pelucas, que le daban cierta semejanza con el aspecto de esta ave), con cruce del español pelo.

Pinchar. De punchar ‘punzar’ y picar.

Rajar. De ajar rachar ‘rajar’ en Asturias, Galicia, León, Palencia, La Rioja y Salamanca.

Sigualepa ‘correcaminos’ en Honduras, del nahua cihuatl ‘mujer’ y el lenca lepa ‘jaguar’.

Tambalear. De origen onomatopéyico para la Academia, Corominas sin embargo afirma que se trata del cruce de temblar bambalear ‘bambolear’.

Tarúpido ‘persona de ideas absurdas y no muy lista’ en Uruguay, cruce de tarado y estúpido.

Trampantojo ‘trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es’. De trampa ante ojo.

Tecla. Cruce del bajo latín *THECŬLA, diminutivo de THECA ‘caja’, y el árabe hispánico táqra, y este del bereber tegra ‘cuenco’.

Zambomba. De origen onomatopéyico para la Academia, Corominas sin embargo afirma que es el cruce de zampoña ‘especie de flauta’ y bomba.

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba