,

Palabras parónimas

Palabras parónimas

 

Se llaman parónimas aquellas palabras que tienen entre sí relación o semejanza, por su etimología o solamente por su forma o sonido.
Por ejemplo, eran parónimos por semejanza los vocablos latinos MYSTERĬUM ‘misterior’ y MINISTERĬUM ‘ministerio’; semejanza que llegaba incluso a confundirlos en cuanto al significado,  por cuanto, como función religiosa, el MYSTERĬUM era desempeñado por un MINISTER eclesiástico, cargo que tenía también, en lo civil, quien se encargaba de un MINISTERĬUM. Todavía hoy se emplea ministro como sinónimo de ciertos religiosos.
Son parónimas por la forma también las palabras boa ‘serpiente’ y boa ‘prenda de vestir femenina’. Son parónimas por sonido baca y vaca. Son parónimas por etimología comercial y mercenario, derivadas ambas de la raíz latina MERX, -CIS ‘mercancía’.

Deja un comentario


         




Subir arriba