Amor Cultura

Refranes de amor y sexo parte 2.

No son pocos los refranes sobre amor y sexo que desprenden un añejo aroma machista, pero, como ya ha quedado dicho, son fruto de otra época. Aunque queremos ser respetuosos con la tradición paremiológica, hemos descartado algunos de ellos, por repetitivos y altamente ofensivos; aun así, advertimos que es más que probable que el lector o la lectora encuentre aquí varios que les resulten desagradables.

AMOR

Hemos desglosado los refranes relativos al amor carnal en varios apartados, si bien algunos de los refranes podrían estar en más de un apartado. Ejemplos: El deseo hace hermoso lo feo y La mucha pasión no guarda razón, incluidos en el apartado Pasión, bien podrían estar en el de Cristalización del amor, creado en homenaje a la célebre teoría que Stendhal presentó en su tratado Sobre el amor.

PRIMER AMOR

Donde hubo fuego siempre queda ceniza. Se dice especialmente de los noviazgos frustrados, de los cuales siempre queda algún vestigio amoroso.

El amor primero, jamás se olvida; pepita le queda para toda la vida.

La luna de enero y el amor primero. Son los mejores.

Las sopas y los amores, los primeros son los mejores. Se dice porque cuando se repite de un plato, lo añadido no parece ya tan bueno.

No hay lunar como el de enero, ni tal amor como el primero.

Quien bien quiere, tarde olvida.

 DECLARACIÓN

Amor y calentura, en la boca se asegura. El uno porque se declara con las palabras y la otra porque produce pupas en los labios.

La mujer rogada y la olla reposada. Dice que la mujer debe hacerse rogar del hombre, con lo cual aumenta su estimación; en cuanto a los guisos, no deben comerse sin estar perfectamente reposados o revenidos, pues son mucho mejores.

Las damas quieren ser rogadas, no enseñadas ni enojadas. Dice que el favor de la mujer se consigue más fácilmente con dulzura y halagos.

DEMOSTRACIÓN

Bien te quiero, bien te quiero, mas no te doy mi dinero.Se dice de los que prometen y halagan, pero no conceden jamás.

Contigo, pan y cebolla.Indica la voluntad de vivir juntos un hombre y una mujer, aunque por ello tengan que padecer miserias y dificultades.

Dos que bien se quieren no cuentan lo que tienen. Dice que entre los que existe verdadero cariño el interés es muy secundario.

El amor y la fe, en las obras se ve.

El reloj y el galán siempre han de dar. Anfibología de dar por sonar y regalar.

La mujer que te quiere no dirá lo que en ti viere. Sino, al contrario, ocultará tus defectos.

Obras son amores y no buenas razones. Dice que en los hechos y no en las palabras es donde se conoce el valor de cada persona.

 ELECCIÓN

Andaos a reinas y moriréis virgen. Se dice de los que hacen muchos escrúpulos para escoger pareja.

Esperando marido caballero, llégame las tetas al braguero. Con sentido similar al anterior; aunque también se usa para referirse a quienes, aguardando una gran oportunidad, se les pasa la ocasión.

No hay olla tan fea que no halle su cobertera.

Nunca falta un roto para un descosido. Como el anterior, dice que por muy miserable que sea una persona, siempre halla pareja.

Ojos hay que de legañas se enamoran. Parecido al anterior.

CRISTALIZACIÓN DEL AMOR

«Si se echa una rama seca y deshojada en una de las minas de Salzburgo, y se recoge al día siguiente, ésta aparece transfigurada: se habrá cubierto de infinidad de cristalitos brillantes que convierten una rama seca en una especie de ensamblaje de diamantes», escribió Stendhal, para metaforizar a continuación esta imagen comparándola con el enamoramiento, cuya pasión hace que veamos a nuestro amado o nuestra amada como un ser casi perfecto, mucho más maravilloso de como es en realidad o lo ven los demás. Ahora sabemos que esta alucinación es producto de ciertos neurotransmisores, pero anteriormente solo se conocían los efectos.

A quien feo ama, bonito le parece. Dice que la ilusión y el deseo engañan, trocando unas cosas en otras.

Coces de yegua, amor es para el rocín. Dice que al que ama, los exabruptos de la persona amada le parecen halagos.

Juzgan los enamorados que todos tienen los ojos vendados. También se dice Piensan los enamorados que otros tienen los ojos quebrados. Dice que el apasionado va al objeto de su deseo sin reparar que los demás juzgan sus acciones fríamente.

PASIÓN

Abrazos y besos no hacen chiquillos, pero tocan a vísperas. Dice que es peligroso el excesivo trato y confianza entre la gente joven de ambos sexos.

Besos no hace chicos, pero tocan a vísperas.Se refiere a las consecuencias que suelen traer los retozos de la gente joven.

El deseo hace hermoso lo feo.

El hombre es fuego y la mujer estopa; viene el diablo y sopla.Advierte del peligro que hay en dar ocasión a hombres y mujeres.

El que feo ama, bonito le parece.

El rayo y el amor, la ropa sana y quemado el corazón.

La mucha pasión no guarda razón. Dice que cuando nos apasionamos por una persona o cosa el entendimiento queda postergado.

La mujer y el vino sacan al hombre de tino.

Más pueden dos tetas que cien carretas. Lo dice por la fuerza y capricho que tiene el instinto.

Más tiran nalgas en lecho que bueyes en barbecho. Como el anterior.

Pájaro viejo enciéndese presto.Se dice por los viejos enamorados.

INCONVENIENTES

Donde hay amor hay dolor. Porque el amor suele alcanzar siempre los dos extremos de felicidad y de desdicha. También puede aplicarse a que las personas que nos son afectas sienten con nosotros nuestras penas.

Mucho sufre quien bien ama.

Ni ames a quien amó ni sirvas a quien sirvió. Porque habiendo conocido las amarguras de ese estado precedente, exigen para su satisfacción sacrificios muy penosos de conllevar.

Quien bien te quiera te hará llorar. Porque por cariño se contrarían muchas veces los deseos más fervientes.

DESAVENENCIAS

A las fuerzas del amor, el que huye es vencedor.

Amores reñidos, amores queridos.

Riñas de enamorados, amores doblados.

Riñen los amantes y quiérense más que antes.

Yerros de amor, dignos son de perdón.Cuando provienen de la nobleza del sentimiento.

AMOR CAPRICHOSO

Galgo que muchas liebres levanta, ninguna mata. Se suele decir del galán que tiene muchas novias.

AMOR NO CORRESPONDIDO

Ama a quien no te ama, responde a quien no te llama, andarás carrera vana.

Amar es bueno; ser amado, mejor; lo uno es servir; lo otro, ser señor.

Amor loco, yo por vos y vos por otro. Se dice cuando el amor no es correspondido.

ENEMIGOS DEL AMOR: CELOS Y EGOÍSMO

Hombre celoso, de suyo es cornudo. Porque aun sin razón tal se cree.

No serás amado si de ti solo tienes cuidado.

DESAMOR

Hombre cornudo, más vale de ciento que de uno.Porque cuando son muchos los amantes, o es mayor el beneficio del consentido o menor el duelo que se puede hacer del marido de una mujer tan liviana.

Hombre narigudo, pocas veces cornudo. Picarescamente el vulgo relaciona el grandor de la nariz con el de otras partes íntimas.

Los amores entran riendo y salen llorando y gimiendo.Dice de la facilidad del principio del afecto amoroso y de los inconvenientes y pesares que trae luego consigo.

Manos calientes y corazón frío, amor perdido.

Vanse los amores, quedan los dolores.

AMOR MERCENARIO

Al que va a la bodega, por vez se le cuenta, beba o no beba. Avisa al que frecuenta lugares sospechosos que aunque se porte bien en ellos, los demás pueden motejarle de aquel vicio.

Amor de puta y convite de mesonero, siempre cuesta dinero.

Amores, por un placer, mil dolores.

Comer en bodegón y joder en putería. Es consejo de pícaro, porque se puede escoger entre varios manjares y varias mujeres.

La casa de Celestina, todos la saben y nadie la atina. Porque todos, aun conociéndola bien, disimulan no saberla.

La mujer que prende, su cuerpo vende.Prende por toma o recibe. Dice que la mujer, ni soltera ni casada, debe recibir dádivas de los hombres, por no verse comprometida a tener que satisfacer luego sus demandas.

La puta y la corneja, mientras más se lava, más negra semeja. Lo dice porque cuando las prostitutas tratan de alabarse, fundan su orgullo en hechos y aventuras que las hacen todavía más detestables.

Mujer en ventana, o puta o enamorada.

Putas y frailes andan a pares.

SEXO

A la moza y a la parra, alzalla la falda.Porque debajo de las hojas de las cepas y parras se halla el fruto.

Cabellos y virgos, muchos hay postizos.

Carne que crece, no puede estar si no mece. Dícese de los muchachos, que constantemente están jugando y moviéndose. Este refrán tiene otro sentido picaresco y pornográfico.

Debajo de la manta, tanto vale la negra como la blanca.

Deja la carne un mes y ella te dejará tres. Recomienda la castidad.

Doncella, y dígalo ella. Que es la única que puede saberlo.

La mujer y el melón, huélense por el pezón.

La privación es causa del apetito. Dice que el deseo de las cosas que no podemos alcanzar nos las hace más amables que aquellas que poseemos; se emplea como consejo con objeto de no privar de las cosas queriendo con este medio que no sean deseadas.

La tierra y la hembra, quien no la ara no la siembra.

Moza mañera, primero yergue el culo que la cabeza.Se refiere a las mozas resabiadas que conocen los lances de amor.

Moza que muchas veces va a la plaza, alguna vez se embaraza.

Oído horadado, virgo quitado. Dice Correas: «Quiere decir que la que escucha y da oídos al que la requiere, se persuade, y cae, y pierde su flor, y la valiera más tener tupido el oído».

Si no eres casto, sé cauto.Porque en los lances de amor siempre suele haber peligro.

Si no lo vendéis, tapadlo. Se avisa a las doncellas que adoptan alguna postura deshonesta.

Tierra de roza y coño de moza. Para fertilidad, tierra de roza es limpia de toda hierba y vicio.

Trabajando sin candil se hacen hijos mil.

Una es escasez; dos, gentileza; tres, valentía; cuatro, bellaquería. Lo dice de los coitos.

Un manjar de continuo quita el apetito.El consejero y confesor del rey Enrique IV de Francia, amonestaba frecuentemente a su señor por las continuas infidelidades que cometía abandonando a la reina para ir a buscar amores fáciles en otras mujeres, algunas de baja condición. Cansado el rey de sus consejos, le invitó a comer, ordenando que durante varios días seguidos le pusieran perdices. Al cabo de algún tiempo observó el rey que el reverendo rechazaba el plato, y preguntándole la causa de su inapetencia, exclamó aquél: «Sire, toujours perdrix!…» Y en una ocasión en que el consejero criticaba una de las libertades amorosas del rey, contestó Enrique IV: «Mona ami, toujours la reine!».

Virgo viejo, puta segura. Dice que la mujer que tiene contacto con el hombre en su madurez, se aficiona mucho a ello, como si quisiera recuperar el tiempo perdido.

Dejar un comentario