Refranes de Aprender, Enseñar y Necedad

Refranes de Aprender, Enseñar y Necedad

La mayoría de los refranes reconocen en la experiencia la mejor forma de aprender. Dan como buena señal del aprendizaje tener dudas y aseguran que perdiendo, se aprende. En cuanto a la enseñanza, por desgracia prevalece la vieja y detestable idea de que la letra, con sangre entra. Respecto a la necedad los refranes destacan como principales características la porfía y la irreflexión: necio es quien piensa que otro no piensa.

 A caballero nuevo, caballo viejo. Porque le enseñe.

 A la vasija nueva, dura el resabio de lo que se echó en ella. Quiere decir que toma el gusto del primer líquido que contiene.

 Donde hay juncos hay agua junto. Dice que por los indicios se conoce la causa.

 El mejor maestro es el tiempo, y la mejor maestra, la experiencia.

 El poeta nace, pero no se hace. Dice que la inspiración es cualidad natural en el individuo ajena al estudio y a la voluntad.

 El que no duda, no sabe cosa alguna. Porque para satisfacer el conocimiento verdadero es precisa la investigación y el estudio.

 El que no sabe es como el que no ve. Reprende al ignorante, que por su desconocimiento se halla aislado en la vida.

 El que tropieza y no cae, adelanta terreno. Dice que el que yerra, su equivocación suele servirle de enseñanza.

 La ciencia es locura si buen seso no la cura. Dice que la sabiduría del hombre no consiste solo en el acopio de conocimientos, sino en saber regir bien su vida por ellos.

 La ciencia quiere prudencia y experiencia.

 La experiencia es la madre de la ciencia.

 La necesidad hace maestros.

 Libro cerrado no saca letrado. Dice que no se puede saber nada sin estudio ni aplicación.

 Lo que se aprende en la cuna, siempre dura. Dice que el espíritu comienza a formarse con la educación recibida desde los primeros años de la existencia y que las costumbres aprendidas entonces permanecen siempre.

Más vale aprender viejo que morir necio.

Más vale tarde que nunca.

No hay mayor dificultad que la poca voluntad.

Para aprender, perder.

Para muestra basta un botón. Frase proverbial que indica que con una sola vez que se produzca un hecho es demostración suficiente. También se dice Pescador que pesca un pez, pescador es. Da a entender que para lucir una habilidad o disposición no es necesario demostrar repetidas veces que no se es apto para ello.

Perdiendo se aprende.

Por el hilo sacarás el ovillo y por lo pasado lo no venido. Dice que por los indicios se puede llegar a conocer el desarrollo de un asunto, así como lo acaecido nos da normas para conjeturar lo por venir.

Primero fui yo puta que tú rufián. Semejante a Cuanto tú vas, yo vuelvo. Es frase que se dice para dar a entender que se sabe más que el que quiere aleccionar.

Quien con lobos anda a aullar se enseña. Dice la facilidad con que se aprenden las costumbres de aquellos con quienes se convive.

Quien más sabe, mayores dudas tiene. Porque con el acopio de conocimientos crece el deseo de saber y porque la duda se hace más honda cuanto más se investiga en las verdades básicas.

Si no atajas de chico el yerro, continuamente irá creciendo. Nota la importancia que tiene la educación en la niñez.

images

NO RECOMENDABLES

A hijo malo, pan y palo. Que debe dársele de comer, pero también educarle severamente.

Al hijo querido, el mayor regalo es el castigo. Dice el beneficio que produce la buena educación de los jóvenes.

Al niño y al mulo, en el culo. El castigo.

Aprended llorando y reirás ganando. Hace notar el valor de una buena educación que, contrariando los deseos y las pasiones, forma el verdadero espíritu del hombre.

El aprender es amargura, el fruto es dulzura.

La letra con sangre entra, y la labor con dolor. Alude a la severidad que hay que usar, especialmente con los niños, para enseñarles y acostumbrarles a trabajar.

NECEDAD

 

Acertó a mear el buey en la calabaza. Se dice cuando un necio hace bien una cosa.

Donde el necio se perdió el cuerdo aviso tomó. Dice que donde los torpes no ven nada y fracasan, los inteligentes comprenden y toman aviso para su provecho.

Échame pan y llámame tonto. Lo dice el que con tal de recibir algún beneficio no le importa pasar por el papel de necio o aguantar insultos.

El necio callando, es tenido por sabio. Encarece el valor de la discreción.

Hombre porfiado, necio consumado.

Las necedades del rico pasan por sentencias en el mundo. Nota la importancia y el valor que se da al dinero, con el cual se disculpa hasta lo indisculpable.

Más sabe el necio en su casa que el cuerdo en la ajena. Da a entender que en las cosas propias nadie puede intervenir con tanto acierto como el mismo interesado.

Necio es quien piensa que otro no piensa.

No es la miel para la boca del asno. Dice que las cosas excelentes no están hechas para los necios, que no saben gustarlas.

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba