Refranes de Buscar, Desear y Resignación

Refranes de Buscar, Desear y Resignación

A veces buscar conlleva haber perdido, y así se refleja en el refranero. Pero no son muchas las sentencias populares que tratan ambos temas: buscar y perder. Algunos más son los refranes que aluden al deseo, al anhelo o aspiración de desear algo. Pero todavía son más numerosos, reflejo de la cruda realidad, los refranes que hablan de la resignación.

BUSCAR, PERDER

Lo que no hurtan los ladrones aparece en los rincones.

Lo que no va en lágrimas va en suspiros. Dice que lo que no se pierde en una cosa se pierde en otra.

Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Dice que es preferible conservar lo que se tiene, aun con sus defectos, que exponerse a salir perdiendo en el cambio.

Quien bueyes ha perdido, cencerros se le antojan. Da a entender que el que una cosa desea o teme, cualquiera otra se la trae a recordación. Es semejante a la frase proverbial ‘hacérsele los dedos huéspedes’.

DESEAR

La privación es causa del apetito. Dice que el deseo de las cosas que no podemos alcanzar nos las hace más amables que aquellas que poseemos; se emplea como consejo con objeto de no privar de las cosas queriendo con este medio que no sean deseadas.

Lo que los ojos no ven, el corazón no lo desea. Semejante a Ojos que no ven, corazón que no siente.

Mucho más se desea lo que se veda. Porque la privación es causa del apetito.

Ojos que no ven, corazón que no siente. Se dice que cuando no se presencian las desdichas no afectan tanto.

Quien bueyes ha perdido, cencerros se le antojan. Es como Hacérsele los dedos huéspedes. Da a entender que el que una cosa desea o teme, cualquier otra se la trae a recordación.

Sea milagro y hágalo el diablo. Se dice cuando se desea un beneficio, venga de donde viniere.

Si culo veo, culo quiero. Se dice de las personas caprichosas que procuran imitar y conseguir lo de los demás. También se dice Culo que veo, culo que deseo.

 

RESIGNACIÓN

 

A caballo muerto, la cebada al rabo. Acudir a las cosas cuando ya no hay remedio. Es como al burro muerto, la cebada al rabo. Y también Después del burro muerto, la cebada al rabo. O Al burro muerto, la cebada al rabo. Se dice cuando se llega tarde a remediar algo.

A cada puerco le viene (o llega) su San Martín. Cada cual tiene su castigo.

A falta de pan, buenas son tortas. Dice que careciendo de lo mejor se debe uno conformar con lo que haya.

A lo hecho, pecho. Dice que a lo ya sucedido no hay sino aguantarlo y remediarlo.

Agua pasada, no mueve molino. Que lo acaecido debe dejarse estar.

Aquellos polvos traen estos lodos. Dícese cuando se tocan las consecuencias de una acción pasada. También se dice Con esos polvos se hicieron estos lodos.

Bien vengas, mal, si vienes solo. Se dice como consuelo de una desgracia. También se dice Con bien vengas mal, si vienes solo. Se dice porque Un mal no viene solo y porque Las desgracias son como las cerezas, que unas a otras se llevan, y también porque ¿Dónde vas, mal? Donde hay más.

Carga que con gusto se lleva no pesa. Como Sarna con gusto no pica.

Con un clavo se saca otro clavo. Semejante a Mal mayor quita menor. Dice que cuando se suceden cosas de la misma índole, la más reciente borra, casi siempre, los efectos de las anteriores.

Cuando una puerta se cierra, otra se abre. También se dice Donde una puerta se cierra, otra se abre. Es como Dios aprieta pero no ahoga. Dice que tras de un infortunio solemos encontrar el consuelo y la ayuda.

De alcalde a verdugo, ved cómo subo. Es como Como subo, de pregonero a verdugo.

Discreción es saber disimular lo que no se puede remediar.

El que no se consuela es porque no quiere. Se dice contemplando el mal de los demás.

Éramos ciento y parió la abuela. Se dice cuando habiendo muchos llegan otros además. También se dice Éramos pocos y parió mi abuela.

Las malas nuevas siempre son verdaderas. La razón de este refrán estriba en que en la vida suelen acaecer siempre más desdichas que venturas.

Mal de muchos consuelo de todos. Dice que cuando el mal alcanza a todos por igual es fácil la resignación. También se dice Mal de muchos consuelo de tontos.

Más vale buena esperanza que ruin posesión.

Más vale pájaro en mano que ciento volando. Dice que más vale lo poco seguro que lo mucho dudoso.

Más vale poco y bueno que mucho y malo.

Más vale zapato roto que pie hermoso. Como Más vale un mal remiendo que un buen desgarrón.

Mi gozo, en un pozo. Se dice cuando se frustran las esperanzas.

No hay mal que cien años dure.

No hay mal que por bien no venga. Dice que muchas veces lo que nos parece perjudicial trae consigo algún beneficio.

Para todo hay remedio sino para la muerte.

Poco daño espanta y mucho amansa. Dice que las contrariedades suelen alborotar e irritar al individuo, pero los daños continuados y hondos le abaten, dominan y humillan. También se dice Poco mal espanta y mucho amansa.

Procura lo mejor, espera lo peor y toma lo que te viniere. Aconseja el esfuerzo, la prudencia y el conformismo, para evitar la frustración.

Un clavo saca a otro clavo. Dice que una pena o dolor es borrada por otra más intensa.

Deja un comentario


         




Subir arriba