Refranes de Carácter y Actitud

Refranes de Carácter y Actitud

Como son muchos los refranes que tratan del carácter humano y de las distintas disposiciones de ánimo con que las personas afrontan los avatares de la vida, la mayoría los hemos desglosado en varios apartados: Apariencia, Virtudes y Defectos. En estos dos últimos se presentan además varios apartados, dedicados a la Audacia (incluida la Suerte), la Gratitud, la Prudencia y la Perseverancia, entre las virtudes; y la Adulación, la Arrogancia, las Bromas pesadas, la Desconfianza, el Egoísmo, la Envidia, la Hipocresía, la Impaciencia, la Ingratitud, la Negligencia y la Cobardía, entre los defectos.

 A cada uno le huele bien el pedo de su culo. A cada cual le parecen bien sus obras.

Al erizo Dios le hizo. Dícese para descargo de la gente hosca.

Algo va de Pedro a Pedro. Dice que todos los hombres son distintos. Se usa frecuentemente para demostrar el valor de uno sobre otro.

Cada maestrillo tiene su librillo. Dice que cada individuo tiene su modo peculiar de dar a entender y resolver las cosas.

Cada santo quiere su candela. Semejante a Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Dice que a cada uno debe dársele y respetársele lo suyo. 

Caga el rey, caga el papa; sin cagar nadie se escapa.

Con escobilla el paño y la seda con la mano. Se han de limpiar. Indica cómo se ha de tratar a cada uno conforme a su calidad. 

Corte, puta y puerto, hacen al hombre experto. La primera, por sus enseñanzas; la segunda, por sus malicias, y el tercero, por la variedad de gentes que en él conviven. 

Cuando fueres yunque, sufre como yunque; cuando fueres mazo, hiere como mazo. Recomienda que se debe cumplir siempre con arreglo al deber que las circunstancias nos imponen. 

Da Dios almendras a quien no tiene muelas. Es como Da Dios pañuelo al que no tiene narices. 

Da Dios el frío conforme al vestido. Dice que cada uno tiene la resistencia necesaria para soportar sus desdichas. 

De gustos no hay nada escrito. Nota lo personal que es en cada individuo la apreciación de las cualidades de cosas y personas. 

El que parte y reparte, se queda con la mejor parte. Pero también se dice El que reparte, lleva la peor parte. Si es pundonoroso. 

El que ríe mucho es tenido por insensato, y el que no ríe es de casta de gato. 

En cada casa cuecen habas, y en la mía, a calderadas. Dice que en todos los sitios hay algo que lamentar o que callar. También se dice En todas partes cuecen habas, y en mi casa a calderadas 

Genio y figura, hasta la sepultura. Dice que los individuos conservan su carácter y modo de ser a través de toda su vida. 

La blancura de la nieve hace al cisne negro. Da a entender que lo mejor es superior a lo bueno.

La cuba huele al vino que tiene. Dice que a las personas se les distingue por lo que llevan dentro.

Lo que en la leche se mama, en la mortaja se derrama. Es como Lo que con el capillo se toma y pega, con la mortaja se deja. 

Lo que uno no quiere, otro lo desea. También se dice Lo que uno desecha, otro lo ruega. Da a entender que es tan diversa la condición de los hombres, que lo que unos creen bueno, para otros es malo, y al contrario. 

Los dedos de la mano no son iguales. Da a entender este refrán la diferencia existente entre todos los individuos, aunque sean de condición tan semejante como los hermanos.

Más moscas se cogen con miel que con hiel. Dice que con dulzura y afecto se atrae más que con malos modos y carácter desabrido.

No hay mejor remiendo que el del mismo paño. Da a entender que cada uno a sí mismo se remedia mejor que nadie.

No hay tonto que tire piedras a su tejado. Da a entender que por muy torpe que sea una persona no lo es tanto como para hacer cosas que la perjudiquen.

Nunca llueve a gusto de todos. Dice que lo que a unos les parece bien y conveniente, a otros perjudica y desagrada.

Olivo y aceituno todo es uno. Se dice cuando se compara a dos de la misma condición.

Parécense como un huevo a una castaña. Por decir que no se parecen en nada.

Por la uña se conoce al león. Dice que por la parte se puede sacar el todo.

 

APARIENCIA, MUTABILIDAD

 

A la luz de la candela, toda rústica parece bella. Porque con luz artificial se ven menos los defectos. 

Aunque muda el pelo la raposa, su natural no despoja. Dice que los cambios de fortuna en los hombres no son suficientes a borrar su carácter y personalidad. Semejante a Aunque la mona se vista de seda, mona se queda. 

Aunque soy tosca, bien veo la mosca. Cuando a una persona se la tiene por más rústica de lo que es. Es parecido a Aunque visto de lana, no soy oveja. Lo dice el que por ir mal ataviado le creen de inferior condición a la de que en realidad es. También lo dice el que no se quiere someter a las condiciones que le imponen.

Ayer, vaquero, y hoy, caballero. Nota la inestabilidad de las cosas humanas.

Como la manzana, de dentro podrida, de fuera sana. Se dice de lo que bajo una buena apariencia oculta maldad.

Del agua mansa me libre Dios, que de la recia me libro yo. Dice cómo no debemos confiarnos a las personas de genio, al parecer, apacible y dulce. También se dice Dios me guarde del agua mansa, que yo me libraré de la brava. 

La buena cara es carta de recomendación. Parecido al refrán alemán: Con el sombrero en la mano se conquista al mundo. 

Las apariencias engañan 

No es oro todo lo que reluce, ni harina lo que blanquea. Es como No es todo el monte orégano. Es advertencia de que no siempre las cosas son fáciles y buenas. 

No son hombres todos los que mean en la pared. Da a entender que no debe juzgarse sólo por el aspecto exterior.

Quien no te conozca, que te compre. Da a entender que alguno guarda escondida malicia o engaño.

Una buena capa todo lo tapa. Nota el valor que suelen tener las apariencias.

BONDAD, MALDAD

 

Con bondad se adquiere autoridad. 

El bien suena, y el mal vuela. Dice que si bien las alegrías parecen mayores por la algazara con que son recibidas, el mal se expande más rápidamente.

El mal entra a brazadas y sale a pulgaradas. Porque suele venir de repente y luego cuesta mucho tiempo volver a la normalidad. También se dice Los males entran por arrobas y salen por adarmes. 

Entre col y col, lechuga. El origen de este refrán es el siguiente: Un hortelano sembró un campo de coles, que al crecer cubrieron toda la tierra y en llegándose allí sumujer, dijo al hortelano: marido, entre col y col, lechuga, y así este campo nos dará el fruto que dos campos nos habían de dar. Se dice cuando se alternan los pesares con las satisfacciones o lo bueno con lo malo.

Haceos miel y comeos han las moscas. Se dice porque el que es demasiado bueno abusan de él. También se dice Quien miel se hace, moscas le comen. Es como El que se hace de miel le pican las moscas. Y Quien todo es miel, cómenle las abejas. Dice que el que es demasiado transigente acaban por abusar de él.

Hacer bien y no mirar a quién. También se dice Haz bien y no mires a quién. Lo dice porque la mejor condición de la caridad es hacerla desinteresadamente.

Hierba mala nunca muere. Porque lo ruin aparece siempre por doquier.

La bondad, quien la tiene la da. 

Llégate a los buenos, y serás uno de ellos. Semejante a El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija. 

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Semejante a Lo poco agrada y lo mucho enfada. Dice cómo el exceso en la mayor parte de las cosas suele ser molesto.

Malo vendrá que a mí bueno me hará. Lo dice el que, tildado de tal, quiere justificarse amenazando con que los demás son peores que él.

No basta ser bueno, sino parecerlo. Porque la mejor obra de virtud es el buen ejemplo.

No hay ruin que no se tenga por bueno. 

refranes 2Hasta el rabo…

Otro vendrá que a mí bueno me hará. Se dice como descargo de la propia conducta vituperada.

Piensa el ladrón que todos son de su condición. Dice que los malos creen que no puede haber personas buenas.

Quien hace un cesto hace ciento, si tiene mimbres y tiempo. Dice que el que ha cometido una acción mala está en potencia propicia de cometer otras de la misma naturaleza; también se dice del que es capaz de repetir muchas veces un mismo acto.

Quien mal anda, mal acaba. Dice que cuando una persona hace una vida disipada y desordenada suele tener un fin desastroso.

Quien siembra vientos recoge tempestades. Da a entender que el que no se porta bien con los demás y no favorece al que puede, no cosecha sino odios y malas voluntades.

Si haces mal, espera otro mal. Semejante a El que la hace la paga.

 

VIRTUDES

 

A lo más oscuro, amanece Dios. Semejante a Dios aprieta, pero no ahoga. Dice que no se debe perder la esperanza ni en los momentos más apurados de la vida. 

Al buen pagador no le duelen prendas. 

Cada gorrión tiene su corazón. Que el hombre, por mínimo que sea, tiene su sentimiento. 

Como tordo viejo en campanario, que de badajadas no hace caso. Se dice de los que teniendo experiencia en alguna cosa, no hacen caso de alardes vanos.

El que no llora, no mama. 

Más vale caer en gracia que ser gracioso. Se dice cuando una persona es agradablemente aceptada, aunque no tenga atractivo para ello.

Más vale lamiendo que mordiendo. Que se consigue mucho mejor lo que se desea con halago y dulzura que con brusquedad y barbarie.

AUDACIA, ASTUCIA

 

A nuevo mal, nuevo remedio. Da a entender que cuando se nos proponen problemas desconocidos, deben resolverse con soluciones apropiadas a ellos y, por tanto, distintas de las que hasta entonces ha recomendado al costumbre. Semejante a A grandes males, grandes remedios. Dice que cuando la desgracia es muy honda, debe oponérsela un ánimo muy esforzado y un remedio proporcionado a su magnitud.

Al hombre osado, la fortuna le da la mano. Dice que la audacia es parte importante en todos los triunfos. También se dice A los audaces la fortuna les ayuda. Parafrasea una sentencia clásica de Homero. 

Donde no llega la piel del león hay que añadir un poco de la de la zorra. Dice que lo que el valor no puede lo consigue la astucia.

Hacer de tripas corazón. Es sobreponerse al propio temor.

Más vale maña que fuerza. Dice que es preferible resolver las cosas con sagacidad e inteligencia que recurrir a extremos violentos.

 

Fortuna, Suerte

 

Al que Dios ha de ayudar, sábele bien hallar. Dice que cuando la fortuna distingue a una persona, encuentra beneficio allí dondequiera que esté.

A mala suerte, envidar fuerte. Recomienda no darse por vencido ante las contrariedades, sino luchar hasta vencerlas.

Cuando corre la ventura, las aguas son truchas. Dice que cuando la fortuna viene, todo son beneficios.

Fortuna y aceituna, a veces mucha y a veces ninguna. Lo dice porque la cosecha de la aceituna suele ser extremada de abundancia o de escasez, y la fortuna también casi siempre viene en forma semejante.

 

GRATITUD

 

A caballo regalado no hay que mirarle el diente. Dice que no debe ponerse peros a las cosas dadas.

Al que te da el capón, dale la pierna y el alón. Recomienda el agradecimiento.

Calle el que dio y hable el que tomó. Dice que el que ha recibido una cosa es el que públicamente debe agradecerlo. Semejante a: Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha.

El que regala bien vende, si el que recibe lo entiende. Porque espera, por agradecimiento, algún servicio o dádiva.

 

PACIENCIA, PRUDENCIA

 

A cualquier dolencia, es remedio la paciencia. 

A las diez, deja la calle para quien es. Dice que los trasnochadores son gente de índole poco a propósito con el orden y moderación. 

Agua que no has de beber, déjala correr. Aconseja no entrometerse en cosas que no incumben directamente.

Agua, viento y cuchilladas, desde la cama. Se sobreentiende oírlas desde allí. 

Al bien buscarlo, y al mal, esperarlo. 

Al freír será el reír. Advierte que se sea parco en los gastos si no se quiere al cabo dejar de cumplir los compromisos.

Al peligro, con tiempo, y al remedio, con tiento. Advierte que las cosas peligrosas no pueden solucionarse de pronto y hay que remediarlas con mesura y cuidado.

Al peligro, con tiento, y al remedio, con tiempo. Lo mismo que el anterior.

Al rey y al río, nunca le tengas muy vecino; porque si se enoja, todo lo deja barrido. 

Antes que acabes, no te alabes. 

Aun está la pelota en el tejado. Semejante a: Aun está el rabo por desollar. También se dice Hasta el rabo todo es toro. 

Cada uno en su casa y Dios en la de todos. Recomienda no meterse en los asuntos de los demás. 

Consultar con la almohada. Dice que en los asuntos de importancia, antes de adoptar una decisión deben transcurrir algunas horas o días de reflexión. 

Cuando la barba de tu vecino vieres pelar, echa la tuya a remojar. Dice que se tome aviso de lo que a otro sucede para cuando se esté en igual circunstancia que él. Es como Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar.  

Cuanto sabes no dirás, cuanto ves no juzgarás, si quieres vivir en paz. Encarece la discreción.

De donde no se piensa salta la liebre, y aldábala a buscar por los tejados. Es como Donde menos se piensa salta la liebre. Avisa la conveniencia de prevenirse para no ser sorprendido. 

De los escarmentados nacen los avisados. Es como El gato escaldado del agua fría huye. Resalta el valor de la experiencia para evitar daños e infortunios.

De noche todos los gatos son pardos. Dice que la oscuridad oculta las faltas.

El hombre prevenido vale por dos. Dice de la grande ventaja que supone la prevención al intentar algún negocio o lance. 

El que esperar puede, alcanza lo que quiere.

El que quita la ocasión quita el peligro. Dice que muchas veces no se peca por el deseo de pecar, sino porque las circunstancias nos invitan a ello. 

Escarmentar en cabeza ajena, doctrina buena. Semejante a Es bienaventurado quien los peligros ajenos hacen avisado.

Hombre apercibido, anda seguro el camino. 

Hombre apercibido vale por dos. 

refranes 3Cada uno arrima…

La mano cuerda no hace todo lo que dice la lengua. Dice que puede permitirse alguna licencia de palabra, pero que muchas veces no es conveniente llevarla a efecto.

Nadie diga de esta agua no beberé. Dice que estando el hombre sujeto a tanta mudanza y alternativa durante su vida, no se puede asegurar una actitud definitiva, que a veces las circunstancias hacen deponer. Se usa contra los orgullosos.

Ni a rico debas ni a pobre prometas

Ni bebas sin ver, ni firmes sin leer. 

No se ganó Zamora en una hora. Dice que conseguir una cosa importante cuesta mucho esfuerzo y trabajo. 

Son más los días que las longanizas 

Un ojo al plato y otro al gato.

 

VOLUNTAD, DETERMINACIÓN, PERSEVERANCIA

 

A buen hambre no hay pan duro. Dice que cuando hay mucha voluntad o afición a alguna cosa, no hay inconveniente que se oponga a ella.

A Dios rogando y con el mazo dando. Como Ayúdate y te ayudaré.

A mal tiempo, buena cara. Aconseja ánimo alegre en las contrariedades para ayudar a vencerlas.

Antes quebrar, que doblar. Delante va el contrario; éste recomienda entereza en los juicios. Es contrario a Antes doblar que quebrar. También se dice Mejor es doblar que quebrar. Recomienda ceder en los tratos y negocios con objeto de evitar la ruptura. Semejante a Mucho estirar hace quebrar. Que no es bueno apurar los asuntos o las personas a tal extremo que den ocasión a un fin desesperado.

Con pequeña brasa se suele quemar la casa. Las pequeñas causas pueden producir grandes efectos.

Continua gotera horada la piedra. Nota el invencible poder de la perseverancia.

Cortar por lo sano. 

Dando la gotera, hace señal en la piedra. Dice que la perseverancia vence los grandes obstáculos.

Dice el refrán: Allá van los ojos donde está la voluntad. 

Dice el refrán: Allá van los pies donde el corazón está. 

Gota a gota, la mar se agota. Semejante a Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero. Dice que gracias a la perseverancia, en las mayores osas, poco a poco se llega al fin. También se dice La peña es dura y el agua menuda; mas cayendo cada día, hace cavadura. Semejante a La gota de agua horada la piedra. 

Más vale un por si acaso que un quién pensara. Dice que es preferible la exagerada prevención a dejarse sorprender por las circunstancias. 

Muerto el perro, se acabó la rabia. Dice que quitando la causa u origen del daño, cesa aquél. 

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Es consejo de santísima prudencia que anima al trabajo y advierte que lo que en el presente tiene lugar de hacerse, quizá en el futuro fuera imposible.

Pobre porfiado saca mendrugo. Dice que la perseverancia lo consigue todo.

Por miedo de pajarillos, no dejes de sembrar mijo. Dice que por pequeños inconvenientes no se debe dejar de emprender un negocio. También se dice Por miedo de gorriones, no se dejan de sembrar cañamones. 

Quien busca, halla. Dice que con trabajo y actividad se consigue todo.

Quien madruga Dios le ayuda. Es consejo contra perezosos y da a entender que a más trabajo, más beneficio. 

DEFECTOS

 

Ajuntar oro con lodo, es hacedlo lodo todo. Dice que una mala cualidad o vicio es capaz de eclipsar todas las virtudes que adornan a un individuo.

Al hombre harto, las cerezas le amargan. Dice que el que todo lo tiene, nada halla de su gusto.

Al ave de paso, cañazo. Dice que hay que aprovecharse de la ganancia que pueden dejar los forasteros. 

Bien sabe el asno en qué casa rebuzna. Se dice de los que se exceden abusando de la benignidad de los demás.

Caballo grande, ande o nade. Se dice de los que eligen siempre lo mayor, aunque no sea lo mejor.

Cada día gallina, amarga la cocina. Porque lo bueno todos los días cansa.

Como el perro del hortelano, que ni come las berzas ni las deja comer a nadie. Se dice de las personas que no hacen nada de provecho y estorban lo que quieren hacer los demás. 

Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas. Se dice de los que se entretienen en cosas perjudiciales o molestas. 

Del árbol caído todo el mundo hace leña. Dice que del que se encuentra en desdichada situación todo el mundo se aprovecha y se mofa. 

Dijo el cazo a la caldera: Quítate allá, tiznera. Se dice cuando una persona reprocha a otra algún defecto que ella tiene más acentuado. Otras formas: Dijo al mortero el pozo: Quítate allá, que eres hondo. Dijo el asno al mulo: Arre allá, orejudo. Dijo el cuervo a la graja: Quítate allá, tiznada. Dijo la sartén a la caldera: Quítate allá, culinegra. 

Díjome mi madre que porfiase, pero que no apostase. Va contra la grosera y peligrosa costumbre de apostar.

Dios te guarde de párrafo de legista, de infra de canonista, y de etcétera de escribano y de récipe de médico. 

El pez que busca el anzuelo, busca su duelo. Semejante a El que ama el peligro, en él perece. 

El que con niños se acuesta, cagado se levanta. Dice que con los niños no se puede contar nunca para una obra seria, pues la echan a perder. 

El que no cojea, renquea. Dice que no hay nadie perfecto.

El que escucha, su mal oye. Reprende a los demasiadamente curiosos que por su mala costumbre suelen enterarse de cosas que les dañan o agravian.

En el mejor vino hay heces. Dice que no hay cosa ni individuo absolutamente perfectos.

En el país de los ciegos, el tuerto es el rey. Semejante a Del mal, el menos. Dice que entre lo malo, lo mediano se reputa como bueno. También se dice En tierra de ciegos, el tuerto es el rey 

Es un loco quien su mal achaca a otro. También se dice No hace poco quien su mal echa otro. Advierte que, la mayor parte de las veces, la causa de las desgracias y perjuicios que nos acaecen y de los que culpamos a lo demás está en nosotros mismos.

Gran parte es de la salud conocer la enfermedad. Dice que el que conoce sus propios defectos puede remediarlos más fácilmente. 

Haces mal, espera otro tal. Dice que así como cuando se favorece a alguien se puede esperar agradecimiento, cuando se le produce un daño también es lógico que lo pague en la misma moneda. 

Hay gustos que merecen palos. Semejante a Hay ojos que se enamoran de legañas. 

Juegos de manos, juegos de villanos. Condena la grosera costumbre de golpear, acosar o luchar por broma unas personas con otras; suele decirse cuando a consecuencia de una de estas bromas alguno sale malparado. 

La paja vemos en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro. Dice que notamos en los demás hasta el más pequeño defecto y en cambio en nosotros mismos no reconocemos las mayores faltas. 

La pintura y la pelea, desde lejos me la otea. La pintura desde lejos se admira, pero desde cerca se observan los defectos. 

Más hiede el pedo ajeno que el nuestro. Dice que los defectos de los demás nos parecen mayores que los nuestros. 

Nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truena. Dice que se suele ser desprevenido, y únicamente al sentir el peligro es cuando se procura el remedio.

Nadie se meta donde no le llaman. Semejante a A bodas y a niño bautizado, no vayas sin ser llamado.

Ni comas mucho queso, ni de mozo esperes seso

No es mal sastre el que conoce el paño. Se dice de las personas que se dan cuenta de sus propias faltas o de las cosas que a ellas atañen.

Pedo con sueño no tiene dueño. 

Por lo alabado dejó el conocido y vime arrepentido. Semejante a Más vale malo conocido que bueno por conocer. Sucede muchas veces que atraídos por la fama dejamos lo bueno positivo por lo muy encarecido.

Pucherito pequeño rebosa luego. Se dice de las personas chicas que suelen tener poco aguante; es como En chimenea pequeña cabe poco humo. 

Puerco sarnoso revuelve la pocilga. Dice que por lo común los más ruines son los más levantiscos. 

¡Qué buen culo, si fuera suyo! Se dice del que se aprovecha de lo ajeno.

Quien mal canta, bien le suena. Lo dice porque los hombres no conocen nunca sus defectos.

Quien mucho se baja, el culo enseña. Da a entender que la mucha humildad degenera en bajeza.

refranes4Cría cuervos y…

Tantas veces va el cántaro a la fuente, que quiebra el asa o la frente. Es como Tantas veces va el cántaro a la fuente, que alguna vez se rompe. Dice que el que se expone repetidamente al peligro, acaba por perecer en él. También se dice Cántaro que va mucho a la fuente, alguna vez se rompe.

 

ADULACIÓN

 

Al que mucho se agacha se le ve el culo. Dice que el que se muestra demasiado obsequioso acaba por aparecer servil.

Hasta muertos y enterrados, no seáis alabados. Que se debe huir de la adulación.

Por la peana se adora al santo. Dice que cuando se quiere sacar algo de una persona determinada, se procura agradar a los que la rodean.

 

ARROGANCIA, SOBERBIA, VANIDAD

 

A gran salto, gran quebranto. Es como a gran subida, gran caída. Dice que la caída de los grandes es proporcionada a la altura en que se encuentran. 

Al que al cielo escupe, en la cara le cae. Dice que el que se rebela contra los buenos principios, en ello halla luego su castigo. Va también contra los arrogantes. También se dice El que escupe al cielo, en la cara le cae. 

Al que de ajeno se viste, en la calle le desnudan. Lo dice por los vanidosos que se atribuyen méritos que no les pertenecen y que fácilmente quedan en ridículo al descubrirse la falsedad.

Aun no ha salido del cascarón y ya tiene espolón. Contra los jóvenes sabihondos. Se dice también: Aun no ha salido del cascarón y ya tiene presunción. 

Aunque te veas en alto, no te empines, porque es condición de ruines. Aconseja llaneza y naturalidad a los que la fortuna encumbra.

Quien pesca un pez, pescador es. Dícese por ironía de los que por haber hecho una cosa se creen maestros.

Torres más altas cayeron.

 

BROMAS PESADAS

 

A la burla, dejarla cuando más agrada. No es bueno insistir demasiado en las bromas.

A las burlas así ve a ellas, que no te salgan de veras. Avisa que debe tenerse especial cuidado en no cargar la burla hasta hacerla insoportable.

El malicioso, en burlas o en veras muestra sus malicias enteras. 

Las cañas se vuelven lanzas. Dícese cuando un asunto que empieza levemente o en broma, acaba de una manera definitiva y grave. 

Son burlas pesadas las que enojan y dañan.

 

DESCONFIANZA

 

El que no se fía no es de fiar. Va contra las personas maliciosas, que por regla general no suelen ser honradas.

El que se pica, ajos come. Dice que cuando alguien se da por aludido sin serlo, es porque tiene motivo para ello.

Piensa mal y acertarás. Es un refrán sanchopancesco, que funda su razón en la mala índole de las cosas humanas.

 

EGOÍSMO, AVARICIA

 

Algo se da por algo. Dice que las dádivas son casi siempre interesadas.

Ande yo caliente y ríase la gente. Se dice del que solo atiende a su comodidad.

Antes son mis dientes que mis parientes. Semejante a La caridad bien entendida empieza por uno mismo. 

Cada loco con su tema. Dice que cada cual habla y hace aquello que le interesa o preocupa.

Cada uno arrima el ascua a su sardina. Dice que el interés tira siempre en beneficio propio.

Cada uno hace de su capa un sayo. Frase proverbial que significa hacer cada cual lo que le da la gana.

Cada uno quiere llevar el agua a su molino y dejar en seco el de su vecino. Porque el egoísmo suele regir todos los actos de los hombres.

Cada uno sabe dónde le aprieta el zapato. Suele responderse a los que obvian los inconvenientes en las obras de los demás. Es como Cada uno se rasca donde le pica 

El dinero en la bolsa, hasta que se gasta no se goza. Va contra los avaros. 

El perro del hortelano, que ni come las berzas ni las deja comer al amo. Se dice de la persona que se entromete y lo estorba todo sin beneficiarse a sí mismo ni dejar provecho para los demás. 

Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como. Se dice del que creyendo bastarse a sí mismo obra por cuenta propia sin consultar a los demás, ni aun en las cosas o negocios que son exclusivamente suyos. 

La avaricia rompe el saco. Dice que el deseo codicioso suele frustrar lo que moderadamente se podría conseguir.

La bolsa del miserable, viene el diablo y la abre. Dice que el dinero que los avaros reúnen a fuerza de trabajos y privaciones, al fin vienen a dar en manos que lo dilapidan, o se gasta en cosas de poco provecho. 

La gala del nadador es saber guardar la ropa. Dice que lo verdaderamente importante en todos los asuntos es desenvolverse sin menoscabo de los propios intereses.

Lo que a ti no te aprovecha y otro ha menester, no lo debes retener. 

Lo que sobra, harta.

No se ha de exprimir tanto la naranja que amargue el jugo 

Quien más tiene, más quiere. Lo dice por los avaros.

Quien viene a mesa puesta, no sabe lo que cuesta. Dícese de los que están acostumbrados siempre a que los sirvan y regalen, que no son capaces de apreciar el esfuerzo que supone.

Somos arrieros y nos encontraremos. También se dice Arrieros somos y en el camino nos encontraremos. Semejante a El mundo da muchas vueltas.

Todos dan porque les den.

 

ENVIDIA

 

Al envidioso, afílasele el gesto y crécele el ojo. Lo dice porque los individuos envidiosos andan siempre atentos a caza de rumores o maledicencias.

Al hierro, el orín, y la envidia al ruin. Les son inseparables.

La cabra de mi vecina, más leche da que la mía. Que siempre nos parece mejor lo de los demás.

La miseria es sobrina de la envidia. 

Quien todo lo quiere, de rabia muere. Es la suerte del envidioso.

Si la envidia fuera tiña, qué de tiñosos habría. 

Suspiraba Jimena por la minga ajena. Se dice de las personas que nunca están satisfechas.

 

HIPOCRESÍA

 

A veces caza quien no amenaza. Advierte que los aprovechados suelen ser los que ocultan su propósito con mayor disimulo.

Cara de beato y uñas de gato. Se dice del que tiene buena cara y malos hechos. También se dice Uñas de gato y hábitos de beato

Cuando el diablo reza, engañarte quiere. Recomienda no fiarse de los que desacostumbradamente usan razones o palabras atentas. 

Cuando el español canta, o rabia o no tiene blanca. Dícese de los que disimulan un pesar o un rencor canturreando para fingir alegría.

Debajo de miel hay hiel. Es como: Tras el ángel se esconde el diablo y Debajo del sayal hay al (algo) y Detrás de la cruz está el diablo.  

De quien pone los ojos en el suelo, no fíes tu dinero. Va contra los hipócritas.

Dice el doliente al sano: Dios te dé salud, hermano. Se dice irónicamente por el que ofrece lo que no tiene.

En cojera de perro y en lágrimas de mujer no hay que creer. Porque duran muy poco. 

Lágrimas de las damas, son agua en la fragua. Dice que duran apenas lo preciso para fingir.

Lágrimas de puta, amenazas de rufián y juramentos de mercader, no se han de creer.

O calzad como vestís, o vestís como calzáis 

Pícame, Pedro, que picarte quiero. Es como Madre, que me toca Roque; tócame, Roque. Se dice de los que incitan a hacer algo y luego se quejan de ello.

Piel de oveja, carne de lobo. El hipócrita.

Sarna con gusto no pica, pero a veces mortifica. Dice que muchas veces por capricho se soportan cosas molestas, y aun se da a entender a los demás que no son tales, aunque en el fondo se aguanten sus consecuencias desagradables.

Tirar la piedra y esconder la mano. Se dice de los que hacen el daño y se ocultan.

 

IMPACIENCIA, INSISTENCIA

 

Abad de zarzuela, comisteis la olla, pedís la cazuela. Se dice por los excesivamente pedigüeños. 

Aun no asamos, y ya pringamos. Va contra los precipitados que recurren a las cosas antes de tiempo. Se dice también: Aun no ensillamos y ya cabalgamos. Y Desollar el oso antes de cazarlo.

Buscáis cinco pies al gato y no tiene más que cuatro; no, que cinco son con el rabo. Moteja a los demasiadamente solícitos y a los que insisten demasiado.

Contra el vicio de pedir hay la virtud de no dar. Dícese a los pedigüeños, cuando por pedir demasiado hay que negarles lo que solicitan.

El que hambre tiene, con pan sueña. Dice que el deseo exagerado de una cosa llega a constituir una obsesión.

Hay más días que longanizas. Se dice a los que desean con urgencia una cosa, dándoles a entender que no corre tanta prisa.

Nadie se alabe hasta que acabe. Semejante a Hasta el fin nadie es dichoso. Va contra los juicios prematuros.

No por mucho madrugar amanece más temprano 

Quien echa agua en la garrafa de golpe, más derrama que en ella coge. Da a entender que las cosas no deben hacerse con precipitación, sino despaciosa y reflexivamente. 

Quien espera desespera.

 

INGRATITUD

 

A más servir, menos valer. Es queja contra desagradecidos. 

Ama sois, ama, mientras el niño mama; desde que no mama, ni ama ni nada. Dice de la estima que se siente, por lo común, hacia las personas de las cuales necesitamos; estima que desaparece cuando ya no nos son útiles.

Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos. Dice que siempre hay ocasión de corresponder a una mala acción.

Cría cuervos y te sacarán los ojos. Va contra los desagradecidos.

 

NEGLIGENCIA, INDECISIÓN

 

Del plato a la boca se enfría la sopa. Va contra los individuos negligentes y despaciosos.

El que no mira hacia delante atrás se queda. Dice que el que no tiene previsión y acuerdo para ordenar su vida, cuando llega a viejo sufre las consecuencias. 

Entre todos la mataron y ella sola se murió. Se dice cuando en un asunto ninguno de los que intervienen en él cumple su obligación, y por esta causa muere o se arruina lánguidamente.

Ni se muere padre, ni cenamos. Se dice cuando la falta de decisión imposibilita de obrar. 

No es nada lo del ojo, y lo llevaba en la mano. Se dice al que no da importancia a un hecho que es verdaderamente trascendental. También se dice No es nada, que matan a mi marido y No es nadilla, y llegábale a la rodilla.

No se puede estar en misa y repicando. 

Quien sirve a muchos no sirve a ninguno. Porque queriendo complacer a todos no da gusto a ninguno.

Reniego de la señora que todo lo llora. Lo dice por las personas demasiado timoratas.

Ruéganla que se pea, y cágase. Se dice de la persona que después de hacerse rogar mucho se excede. 

Un día por otro, la casa sin barrer. Como Uno por otro, la casa sin barrer. Se dice cuando, excusando el uno en la opinión del otro, ninguno de los dos se determina a obrar.

 

PUSILANIMIDAD, COBARDÍA

 

Al espantado, la sombra le espantaDice que el que ha sufrido un escarmiento está siempre temeroso de volverlo a padecer.

Al que mal vive, el miedo le sigue. Porque anda siempre temeroso del castigo de sus faltas.

Encogerse como gallina en corral ajeno. Frase proverbial que indica la situación embarazosa en que se encuentra alguien.

El miedo guarda la viña, que no el viñadero. Dice que muchas veces hace más el respeto que el verdadero temor.

No es el diablo tan feo como le pinta el miedo. Es como No es tan fiero el león como le pintan.

1 Comentario

Deja un comentario


         




Subir arriba