Refranes de Comida, Bebida y Hambre

Refranes de Comida, Bebida y Hambre

Los refranes dan consejos universalmente reconocidos como sanos: comer despacio y variado, cenar poco, no abusar de determinados ingredientes… Respecto a esto último se apuntan las preferencias de épocas anteriores, que todavía coinciden con las de muchos contemporáneos: el mero entre el pescado y el carnero entre las carnes.

También sirven los refranes para recordar las temporadas apropiadas para consumir algunos productos, como el pollo, la uva, el salmón o el besugo, cuando todavía no existían invernaderos ni piscifactorías ni exportaciones masivas.

            En cuanto a la bebida, no hay discusión: el vino es la bebida predilecta. Como los refranes son populares y nacieron entre la gente humilde, no los hay relativos a los licores, demasiado caros y consumidos solo por las clases más adineradas.

            Por el contrario, el hambre sí que está presente en el refranero español, del que hemos seleccionado una docena.

COMIDA

Al comer y al cagar, el hombre se debe espaciar. Es decir, que las dos cosas deben hacerse sin premura. 

Almorzar como príncipe, comer como rey y cenar como mendigo. Aconseja desayunar bien, comer mejor y cenar muy poco.

Almuerzo de rufianes, comida de abades, cena de gañanes. Dice que para la salud es conveniente almorzar lo que se pueda, comer lo que se quiera y cenar lo que se tenga.

Almorzar sin beber, merendar sin comer. Dice que es buena costumbre para el buen régimen del estómago.

Cena poco y come más, duerme en alto y vivirás. Come más poco. Encarece la parquedad en la mesa y la salubridad del lecho ventilado y seco. 

Comer, dormir y cagar, de vagar. Con tranquilidad. 

Comer para vivir, y no vivir para comer 

Comida fría y bebida caliente, nunca hicieron buen diente. Porque para ser sanas deben ser precisamente al contrario.

Con pan y vino se anda el camino. 

Cuando comieres pan caliente, no bebas de la fuente. Porque el agua fría sobre el pan reciente hace daño. 

Cuando el mortero llama, ¡ay, Dios, qué buena mañana! Porque suena mucho es señal de que se guisa en abundancia.

Dámela espumada y no me la des lavada. Se dice de la olla. 

De grandes cenas están las sepulturas llenas. 

Donde comen dos, comerán tres; si más, tocarán a menos. 

Donde comen tres, comerán cuatro, añadiendo más en el plato. Se usan también sin la última parte, y dice que con buena voluntad, entre unos cuantos puede darse entrada y cobijo a otro más.

El comer y el cagar, con reposo se han de tomar

El comer, el rascar y el hablar, todo es comenzar. Se suele decir este refrán cuando alguien se resiste a empezar. También se dice Rascar y comer comienzo ha menester o El comer y el rascar, hasta empezar.

El poco comer y el poco parlar no hizo nunca mal 

La comida reposada y la cena paseada. 

La mujer rogada y la olla reposada. Dice que la mujer debe hacerse rogar del hombre, con lo cual aumenta su estimación; en cuanto a los guisos, no deben comerse sin estar perfectamente reposados o revenidos, pues son mucho mejores. 

La privación es causa del apetito. Dice que el deseo de las cosas que no podemos alcanzar nos las hace más amables que aquellas que poseemos; se emplea como consejo con objeto de no privar de las cosas queriendo con este medio que no sean deseadas. 

Lo cocido, bien cocido, y lo asado, mal asado. Entiéndase mal asado por poco asado. 

Lo que no mata, engorda. 

Los duelos con pan son menos. Siempre aminora las penas el haber hacienda. También se dice Todos los duelos con pan son menos. 

Más vale poco que nada. 

Mozo creciente, lobo en el vientre. Lo dice porque cuando los muchachos están en la edad del desarrollo comen mucho.

Oveja que bala pierde bocado. Se dice del que habla en la mesa.

Por mucha cena nunca noche buena 

Si quieres enfermar, cena mucho y vete a acostar

Un manjar de continuo quita el apetito. El consejero y confesor del rey Enrique IV de Francia, amonestaba frecuentemente a su señor por las continuas infidelidades que cometía abandonando a la reina para ir a buscar amores fáciles en otras mujeres, algunas de baja condición. Cansado el rey de sus consejos, le invitó a comer, ordenando que durante varios días seguidos le pusieran perdices. Al cabo de algún tiempo observó el rey que el reverendo rechazaba el plato, y preguntándole la causa de su inapetencia, exclamó aquél: «Sire, toujours perdrix!…» Y en una ocasión en que el consejero criticaba una de las libertades amorosas del rey, contestó Enrique IV: «Mona ami, toujours la reine!». También se dice Cada día gallina, amarga la cocina y Un manjar siempre, enfada. Porque lo bueno todos los días cansa.

INGREDIENTES 

Aceite de oliva, todo mal quita. Tal es su sanidad y beneficio tanto en medicina exterior que como alimento.

Aceituna, una es oro, dos plata y la tercera mata. Dice que es alimento que debe tomarse en poca cantidad, por ser muy alimenticio, pero indigesto. También se dice Una aceituna es oro; dos, plata; y la tercera, mata. 

Aceituna una, y si es buena, una docena. 

Agua fría y pan caliente, nunca hicieron buen vientre. Juntos son muy dañinos.

Ajo pío y vino puro, pasan el puerto seguro. Pío por crudo. Dice que son dos alimentos muy fuertes y que producen tal cantidad de energía y calor que sirven al hombre para ayudarle en las fatigas.

Ajo y vino puro, y luego veréis quién es cada uno. Porque producen pedos de muy mal olor; y porque dan mucha fortaleza.

Capón de ocho meses, manjar de reyes. 

Carne de pluma, quita arruga. Lo dice porque la carne de aves es muy sana.

La carne en calceta, para quien la meta. Dice que los embutidos no pueden comerse con confianza sino por aquel que los ha visto fabricar, por ser alimento que está expuesto a muchas adulteraciones.

Carnero, comer de caballero. Por la excelencia de esta clase de carne, antaño más cara que ninguna.

Carne vieja hace buen caldo 

De enero a enero, carnero. Por la excelencia de su carne.

Del mar el mero y de la tierra el carnero. 

El mejor melón, largo, pesado, escrito y borrado 

El melón por el pezón. Ha de tenerlo tierno y despedir buen olor.

el melon por el pezon

El pollo de enero a San Juan es comedero. 

El queso es sano que da el avaro. Es decir, que es sano el queso en pequeñas cantidades. 

La gallina vieja hace buen caldo. 

La mejor sopa, la que se hace en la boca. Con un pedazo de pan y un sorbo de vino. 

La olla sin cebolla, es boda sin tamboril. Dice que la gracia y bondad de los guisos está precisamente en este condimento.

La pera no espera, mas la manzana espera. Este refrán aprovecha la ambigüedad de las palabras para decir que la manzana puede conservarse largo tiempo, y la pera, no.

La perdiz, con la mano en la nariz. Porque dicen que es mejor comerla algo podrida. También se dice Tapar la nariz y comer la perdiz. 

La sardina en la llama y la moza en la cama. Es como mejor pueden tomarse.

La sardina lo que quiere espira y bebe. Espirar por sacar el aire de la bota o quitar la espita del barril.

La sardina y el puerco, si volaran, en mucho más se estimaran. Quiere decir si fuesen menos abundantes.

La sardina y la longaniza, al calor de la ceniza. 

Las sardinas frescas, fritas y frías. 

Las sopas y los amores, los primeros son los mejores. Se dice porque cuando se repite de un plato, lo añadido no parece ya tan bueno. 

Mejor es pan duro que ninguno 

Ni amigo reconciliado, ni carnero dos veces asado

Ni comas mucho queso, ni de mozo esperes seso

Olla sin sal, al gato se puede dar. 

Olla sin sal, haz cuenta que no tiene manjar 

Pan caliente, con aceite. Para que no haga daño.

Pan caliente, cuélase fácilmente. Que se come muy a gusto.

Pan con pan, comida de tontos. Dice que la combinación de cosas semejantes quita gracia y variedad al conjunto.

Pan con ojos, queso sin ojos y vino que salte a los ojos. Así deben ser estas cosas para ser buenas.

Pan de ayer, carne de hoy y vino de antaño, salud para todo el año. 

Pan para hoy y hambre para mañana. Se dice refiriéndose a cosas de escasa consistencia.

Pan que sobre, carne que baste y vino que falte. Esa debe ser la proporción del alimento del hombre.

Pan y vino y carne crían buena sangre. 

Pesca con anzuelo de plata es pesca más barata. Dice que es más barato comprarla.

Pimiento, sal y cebolla cuando se pone la olla. Recomienda poner estos ingredientes al preparar el guiso. 

Por mí no se mate vaca, que carnero comeré. Con achaque de excusa pide otra cosa mejor. 

Por mucho pan nunca es mal año. Dice que la abundancia nunca trae perjuicio.

Por San Lucas bien saben las uvas.

Salmón de enero, al emperador primero. Encarece su bondad en esta época. 

San Blas, besugos atrás. Porque hasta esta época es cuando son mejores.

Si el villano supiera el sabor de la gallina en enero, no dejaría ninguna en el pollero. Porque por esta época, como no ponen, están muy gordas y sabrosas. 

Si no hubiese más de ajos que de canela, cuanto valen ellos valdría ella. Porque el precio de las cosas depende, más que de su bondad, de su rareza.

Siete virtudes tiene la sopa: es económica, el hambre quita, sed da poca, hace dormir, digerir, nunca enfada y pone la cara colorada. Se refiere a las sopas de ajo.

BEBIDA

A la bota, darla el beso después del queso. Porque el vino sabe muy bien tras el queso.

A la mañana el blanco y el tinto al serano. Se refiere a los vinos. Serano es la tarde.

Al moro negro, capirote colorado. Se dice por lo agradable que es beber vino tras la morcilla. Y también se dice porque el color rojo favorece a las personas excesivamente morenas.

Al pie de la cama, ni el vino ni el agua. Que no se deben beber al acostarse.

A mala cama, colchón de vino. Porque el que se acuesta borracho no se da cuenta de la incomodidad.

Dice Salomón: Da vino a los que tienen amargo el corazón. 

Dijo el mosquito a la rana: Más vale morir en el vino que vivir en el agua. 

Dijo el tocino al vino: Bien vengáis, amigo. Porque a la comida grasienta le va muy bien beber vino.

Dijo la leche al agua: Noramala vengáis, hermana. 

El arroz, el pez y el pepino, nacen en agua y mueren en vino. Recomienda el vino con estos alimentos.

El jarro nuevo primero bebe que su dueño. Cuando es de barro. 

El que a bodega va y no bebe, burro va y burro viene. Reprende al que no sabe aprovechar las oportunidades. 

El vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre. 

El vino anda sin bragas. Dice que bebido luego descubre las vergüenzas como el que anda sin bragas.

El vino que es bueno, no ha menester pregonero 

ABOLENGO FRAILE4

Sombra de teja y agua bermeja. Es dicho de frailes, que apetecen estarse en casa y beber vino.

HAMBRE

A buen hambre no hay pan duro. Semejante a: La mejor salsa, la del cazador, que es el hambre.

Boca que se abre, o quiere dormir o está muerta de hambre. 

Cuando el abad lame el cuchillo, malo para el monaguillo. Dice que cuando los amos hacen economías, los criados las padecen doblemente.

Donde no hay pan, vase hasta el can 

El hambre despierta el ingenio. 

Hambre larga nunca repara en salsas 

Hambre que espera hartura, no es hambre ninguna.

Hambre y esperar, hacen rabiar. El hambre, la espera y la duda son estados violentos por los que el hombre no puede pasar sin inquietud y desesperación.

La mejor maestra, el hambre. 

Más discurre un hambriento que cien letrados.

Menea la cola el can, no por ti, sino por el pan. También se dice Por el pan baila el can.

Tripa vacía, corazón sin alegría.

Artículos relacionados
& Comentarios

 

    • comment-avatar
      Curiosidario7 Junio, 2014 - 18:53

      Estimado lector:
      Gracias por el comentario. Añadiremos el refrán propuesto.
      Saludos

Deja un comentario


         




Subir arriba