Refranes de Dar, Recibir y Robar

Refranes de Dar, Recibir y Robar

Dar, recibir y robar: Como era de esperar, los refranes de dar, recibir y robar ensalzan la generosidad de quienes dan y señalan lo incómodo, lo doloroso inclusive, que resultar recibir. En cada extremo de ambas acciones, reprueban a quienes despilfarran porque el gasto excesivo y superfluo les puede llevar a la miseria y advierten que cualquiera pueda caer en el hurto, puesto que la ocasión hace al ladrón.

DAR, RECIBIR

Calle el que dio y hable el que tomó. Dice que el que ha recibido una cosa es el que públicamente debe agradecerlo. Semejante a: Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha.

Dar es señorío, recibir es servidumbre.

Donde las dan las toman. Dice que el que hace una cosa indebida tiene que aguantarse con las consecuencias.

Echar margaritas a puercos. Indica la inutilidad de tener una delicadeza con quien es incapaz de comprenderla.

El dar es honor, y el pedir, dolor.

El dar y el tener, seso ha menester. Dice que tanta cordura se necesita para conservar los bienes como para repartirlos equitativamente.

El pobre que pide pan, toma carne si se la dan. Se dice del que recibe más de lo que solicita.

El que a hierro mata, a hierro muere. Dice que el que causa un daño se expone a recibir otro semejante.

El que regala bien vende, si el que recibe lo entiende. Porque espera, por agradecimiento, algún servicio o dádiva.

Más caro es lo dado que lo comprado. Porque hay que corresponder con mayor favor que el que se recibe.

No hay cosa más dulce que el recibir, ni más dura que el pedir.

Quien da pan a perro ajeno, pierde pan y pierde perro. Reprende el favorecer e interesarse demasiado por personas que no lo han de agradecer.

Regala a la gata y saltarte ha a la cara. Se dice de los beneficios hechos a personas desagradecidas.

DESPILFARRAR

Día de mucho, víspera de nada. Dice que la mucha abundancia y despilfarro es causa de una rápida miseria.

Remendar y dar a putas. Se dice de los que en su casa escatiman y fuera despilfarran.

Si es primero la gallina, será después la sardina. Dice que cuando al principio se gasta mucho, hay después que escatimar.

despilfarro en curiosidario

ROBAR

A traidor, traidor y medio. Semejante a El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón. También se dice Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

Cosa hallada, no es hurtada. Semejante a Lo hallado no es robado.

La ocasión hace al ladrón. Dice que muchas veces se hacen cosas malas, no con intención de cometerlas, sino porque la ocasión nos la brinda.

Más guarda la viña el miedo que no el viñadero.

Deja un comentario


         




Subir arriba