LOGO adv-728x90

Relaciones sexuales

Relaciones sexuales

            La masturbación es una relación sexual, como lo es el cunnilingus y la felación. También lo es, desde luego, el coito.

Coito:  ‘Cópula sexual’. Del latín coĭtus ‘unión, contacto’. Derivados: coital ‘perteneciente o relativo al coito’ y coitar ‘realizar el coito’. El adjetivo coitivo/va ‘cosa perteneciente al coito’ ya se consideraba voz anticuada en el Diccionario de Autoridades (1729), por lo que no aparece en el DRAE.

Cópula: ‘Acción de copular’. Del latín cōpula ‘lazo, cadena, atadura’, ‘lazo moral, unión, matrimonio’, ‘gancho, garfio’. Derivados: copular(se) ‘unirse o juntarse sexualmente’, copulación ‘acción de unirse en cópula’ y copulador/ra ‘que copula o sirve para copular’.

            Pero, como decíamos, no todas las relaciones sexuales incluyen la cópula o coito, por lo que no todos los verbos que cuentan con acepciones que aluden a este tipo de tratos carnales (‘relaciones sexuales’) incluyen forzosamente la copulación (introducción del pene en la vagina o en el ano), si bien en la mayoría de los casos se sobrentiende que así es. Por ejemplo: acostarse, encamarse y yacer (en alusión a la cama en que se unen los amantes):

Acostarse: ‘Dicho de una persona: Mantener relación sexual con otra’.

Encamarse: ‘Acostarse (mantener relación sexual con otra persona)’.

Yacer: ‘Tener trato carnal con alguien’,

y también:

Cepillar: ‘Tener trato sexual con alguien’. Vulgarismo.

Conocer: ‘Tener relaciones sexuales con alguien’. Verbo bíblico.

Revolcar: ‘Practicar juegos eróticos o mantener relaciones sexuales’. Vulgarismo que tiene un derivado coloquial: revolcón ‘acción y efecto de revolcar o revolcarse’. En Honduras se emplea coloquialmente el equivalente rebane ‘acción y efecto de practicar juegos amorosos o mantener relaciones sexuales’.

Bailar: En Cuba, coloquialmente: ‘Dicho de una persona: Tener relación sexual con otra’.

Chimar: ‘Tener relaciones sexuales’, en El Salvador y en zonas rurales de Honduras (del nahua xima ‘raspar’, ‘afeitarse’, ‘labrar piedras’);

incluyendo el vis a vis o venusterio, momento y lugar en el que los amantes pueden acostarse, revolcarse y bailar sin que necesariamente culminen su encuentro con la realización del coito.

Vis a vis: Del francés vis à vis, locución adverbial ‘cara a cara’, y locución sustantiva en las prisiones ‘encuentro a solas con un visitante, que se autoriza a los presos’. En el Diccionario Panhispánico de Dudas (2005) se amplia la definición de la segunda locución, indicando que se emplea «para designar el encuentro a solas entre dos personas y, en especial, el que se permite mantener en la cárcel a un preso y a su pareja para posibilitar que tengan relaciones sexuales».

Venusterio: ‘En las cárceles, habitación especial en que las personas presas tienen relaciones sexuales con la pareja visitante’. Término peruano, proveniente de Venus, mucho más español y con significado mucho más concreto que el galicismo anterior.

No aparecen en el DRAE los términos machuque ‘relación sexual casual’, en Venezuela, ni serruchito ‘hacer el amor pero sin penetración’, en Ecuador; así como las acepciones ecuatorianas ‘tener relaciones sexuales ‘del verbo comer, y ‘culminar una relación con la práctica del coito’ del verbo coronar.

Con este mismo sentido, hay verbos en el Diccionario académico que, sin embargo, se refieren sólo al varón. En concreto hay media docena, por ninguno referido exclusivamente a la mujer. Este androcentrismo se agudiza entre los salvadoreños, tal como podemos comprobar a continuación, puesto que cuatro de los seis son verbos que se utilizan sólo en El Salvador:

Aventar: ‘Tener relación sexual con una mujer’, en El Salvador. De viento.

Planchar: ‘Dicho de un hombre: Tener relación sexual con una mujer’, en El Salvador. De plancha.

Quebrar: ‘Dicho de un hombre: Tener relación sexual con una mujer’, coloquialmente, en El Salvador. De quebrar ‘romper’, ‘traspasar’.

Tronar: ‘Dicho de un hombre: Tener relación sexual con una mujer’, en El Salvador. De trueno.

Gozar: ‘Conocer carnalmente a una mujer’. De gozo ‘sentimiento de complacencia en la posesión’. Según esto, la mujer no goza conociendo carnalmente al hombre. El DRAE recoge el adjetivo gozoso/sa ‘que siente gozo’, ‘que produce gozo’, así como el también adjetivo gozón/na ‘dicho de una persona: que disfruta o goza con facilidad de las cosas buenas’, en Cuba y Venezuela, aunque no contempla el matiz erótico con que vulgarmente emplean los cubanos y venezolanos este adjetivo, en el sentido de ‘persona que disfruta mucho una relación sexual’.

Padrear: ‘Dicho de un animal macho, y, por extensión, de un mozo de vida licenciosa: Ejercer las funciones de la generación’.

            Este padrear último sí que parece incluir explícitamente la realización del coito entre los amantes. Lo mismo ocurre, aunque siga sin especificarse en sus definiciones, con penetrar, tirar y el sexar hondureño, sin duda el verbo del idioma español que más claramente evidencia su significado de practicar el sexo:

Penetrar: ‘Poseer (tener una persona relación sexual)’.

Poseer: ‘Dicho de una persona: Tener relación carnal con otra’.

Tirar(se): Coloquialmente: ‘Poseer sexualmente a alguien’.

Sexar: ‘Tener relaciones sexuales’, en Honduras.

            A diferencia de padrear, los verbos cubrir, tomar y chinastear parece que sólo sirven para referirse a los animales machos, no para los hombres.

No están registrados en el Diccionario académico, pese a lo muy extendido de su empleo, los términos: beso negro ‘beso en el ano’, griego ‘sexo anal’, ménage à trois (del francés ménage ‘matrimonio’ y trois ‘tres’) o trío ‘tener relaciones sexuales tres personas a la vez’, que en Ecuador se concreta más con sanduchito ‘tener relaciones sexuales dos hombres con una mujer’, y el también ecuatoriano tres platos ‘tener sexo oral, vaginal y anal’.

 

COGER  o  JODER

 

            Así pues, el coito o cópula es el acto sexual completo, cuyo fin natural es la fecundación de la mujer por parte del varón, si bien la mayoría de las veces es el simple placer lo que impulsa a echar un casquete, un polvo o un palo, todos ellos sinónimos —los dos primeros coloquiales y vulgares; el tercero en Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua— de coito.

Acto sexual: ‘Coito’. En Cuba, El Salvador y Guatemala, palito equivale, vulgarmente, al ‘acto sexual’.

            Otros sinónimos de coito son ayuntamiento (de ayuntar ‘juntar’; antiguamente se decía ayuntanza), concúbito (del latín concubĭtus, de concubium ‘unión sexual’), accesión y acceso. También lo es, aunque es un término antiguo, yogar.

Yogar: ‘Holgarse, y particularmente tener acto carnal’. De yogo, pretérito perfecto simple de yacer. También se decía yoguir, según el Diccionario de Autoridades (1739), pero ya no aparece en el DRAE.

Burundanga es un sinónimo ecuatoriano de coito no recogido en el DRAE. Como tampoco lo están los también ecuatorianos turuleque y polvo de gallo, ambos con idéntico significado: ‘coito rápido’, que en algunas partes de España se conoce más como polvo conejero.

Hacer el amor, además de ‘enamorar, galantear’, es la frase que se emplea formalmente con el significado de ‘copular (unirse sexualmente)’. Pero en América es mucho más corriente usar el verbo coger, mientras que en España se usa joder o follar.

Coger: ‘Realizar el acto sexual’. Vulgarismo que se utiliza en América con este único sentido. En España, se usa en su acepción ‘asir, agarrar o tomar’. Cogida, como sinónimo de coito, es un americanismo no recogido en el DRAE.

Joder: ‘Practicar el coito’. Término malsonante proveniente del latín futuĕre. Derivado vulgar: jodienda ‘realización del coito’.

Follar: ‘Practicar el coito’. Vulgarismo derivado, muy probablemente, del latín follis ‘fuelle’, con el significado inicial, hacia 1732, de ‘soplar con fuelle’, de donde se dedujo hacia 1822 ‘soltar una ventosidad’ y más tarde, a comienzos del siglo XX, ‘practicar el coito’.

            Otros sinónimos de copular y coitar son: tirar; el malsonante chingar (del caló —gitano— čingarár ‘pelear’); ajustar, en El Salvador; chuchar, en Nicaragua (curiosamente chucha es ‘vulva’ en Colombia y el Perú, pero no en Nicaragua, según el Diccionario académico); pisar, en Cuba y El Salvador; singar, en Cuba y en el este de Venezuela; también en Cuba, el coloquial templar (con su derivado festivo templete ‘coito’); los igualmente coloquiales jalar, en Colombia, y culear (de culo), en la Argentina, Chile, Colombia y Ecuador; los vulgarismos afilar, en Chile, y cachar (del inglés to catch ‘coger’), en el Perú.

No está recogido en el DRAE el significado ‘copular con la pareja estable’ del verbo cumplir, que en México se especifica con la locución cumplir con la obligación. Otros sinónimos americanos de copular son coyolear (de coyol); el chileno picholear; los mexicanismos achafranar, bastardiar y bombear; el cubano quimbar; y la locución ecuatoriana dar bolsa.

Fornicar también se considera sinónimo de coitar o copular, pero en realidad tiene un matiz bastante diferenciador:

Fornicar: ‘Tener ayuntamiento o cópula carnal fuera del matrimonio’. Junto con sus derivados fornicación, fornicador/ra, fornicario/ria y fornicio, procede del latín fornix, -icis ‘arco, bóveda’, ‘lupanar’, de donde derivaron tanto fornicatus ‘abovedado’ como fornico ‘fornicar’, probablemente porque los amantes se escondían en las zonas abovedadas para copular, así como las prostitutas y sus clientes. Covarrubias explica en su Tesoro (1611) que «en lo antiguo las mujeres públicas vivían en unas hornachuelas pegadas al muro de la ciudad, y que de la voz fornices se dijo fornicar».

            Hay además otros tres sinónimos cubanos de coger (‘realizar el acto sexual’), pero que, tal como señalábamos antes con los verbos aventar, gozar, padrear, planchar, quebrar y tronar, únicamente se refieren al varón:

Enganchar: ‘Dicho de un hombre: Realizar el coito’, coloquialmente, en Cuba. En Costa Rica, como sabemos, significa ‘enamorarse’.

Puyar: ‘Dicho de un hombre: Realizar el coito’, coloquialmente, en Cuba. De puya ‘punta acerada que tienen las varas o garrochas en uno de sus extremos’.

Dar un cuerazo: Frase coloquial cubana que equivale a ‘realizar el coito un hombre’. De cuerazo ‘latigazo’, en América.

Aunque no están recogidas en el DRAE, existen en Ecuador dos acepciones idénticas para los verbos acomodar y arreglar: ‘dejar satisfecha a la pareja tras la relación sexual’. Los cubanos llaman a quien así actúa buena hoja ‘hombre o mujer que es bueno haciendo el amor’; al contrario lo conocen como mala hoja.

 

ORGASMO

 

            La ‘culminación del placer sexual’ se llama orgasmo, del griego orgasmos, de orgaō ‘estar lleno de ardor’. En el Diccionario de la RAE no está recogido el adjetivo orgásmico/ca, pero sí anorgasmia ‘ausencia o insuficiencia de orgasmo sexual’. Sinónimo uruguayo de orgasmo es acabada, término coloquial que también significa, entre los uruguayos, ‘semen’, dando a entender así que el orgasmo está estrechamente relacionado con la eyaculación del semen, algo que es cierto en los varones, pero no necesariamente en las mujeres, principales sufridoras de anorgasmia al no acabar algunas de ellas pese a que el hombre termina expulsando el semen en su seno.

Acabar: ‘Alcanzar el orgasmo’, coloquialmente, en la Argentina, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela.

Eyacular: ‘Lanzar con rapidez y fuerza el contenido de un órgano, cavidad o depósito, en particular el semen del hombre o de los animales’. Del latín eiaculāri, derivado de iaculari ‘arrojar’, de donde también derivó iaculatorius ‘relativo al lanzamiento’, del que tomo el español el adjetivo jaculatorio/ria ‘breve y fervoroso’, ahora utilizado casi exclusivamente para adjetivar el rezo (oración jaculatoria). Derivados: eyaculación ‘acción y efecto de eyacular’ y eyaculatorio/ria ‘perteneciente o relativo a la eyaculación’.

Semen: ‘Conjunto de espermatozoides y sustancias fluidas que se producen en el aparato genital masculino de los animales y de la especie humana’. Del latín semen ‘semilla, simiente’.

            Polución, además de ‘acto carnal’, significa ‘efusión del semen’, por lo que resulta ser sinónimo de eyaculación.

Emoción es un sinónimo colombiano de orgasmo, y la frase sacar la piedra significa en Colombia ‘provocar el orgasmo en la mujer’. También están documentados el sinónimo cubano de orgasmo venida (de venir) y arrechentida (de arrechar) ‘mujer que no llegó a tener un orgasmo’, en Ecuador.

El coloquial correr puede utilizarse como sinónimo de eyacular, pero lo cierto es que su significado es mucho más amplio, pudiendo aludir también al orgasmo femenino:

Correr(se): ‘Eyacular o experimentar el orgasmo’.

            Además de la uruguaya acabada, existen otros sinónimos de semen: la también coloquial acabadura salvadoreña y hondureña, la vulgar y coloquial cabadura de El Salvador y Nicaragua (acortamiento de la anterior), el chinaste hondureño (del nahua xinachtli ‘semilla de hortaliza’), el vulgarismo leche, y el mucho más formal y científico esperma (del griego sperma ‘simiente’), del que han derivado espermático/ca ‘perteneciente o relativo al esperma’, espermatorrea ‘derrame involuntario del esperma fuera del acto sexual’, y espermicida ‘sustancia que inhibe la actividad de los espermatozoides, por lo que se usa como anticonceptivo’.

Deslechar es un sinónimo ecuatoriano de eyacular y jocoqui es un sinónimo mexicano de semen.

 

PRESERVATIVO

Un anticonceptivo es todo aquello ‘que evita la preñez’, la inseminación ‘llegada del semen al óvulo mediante la cópula sexual’. Actualmente existen numerosos medios anticonceptivos, y el Diccionario académico ha empezado a recoger algunos términos modernos (aunque falta el diu y el diafragma vaginal), conservando por supuesto los más tradicionales, como el coitus interruptus y el preservativo.

Coitus interruptus: ‘Método anticonceptivo que consiste en la interrupción del coito antes de que culmine’. Locución latina que, literalmente, significa ‘coito interrumpido’.

Preservativo: ‘Funda fina y elástica para cubrir el pene durante el coito, a fin de evitar la fecundación o el posible contagio de enfermedades’. De preservar ‘proteger’. Esta funda o forro de goma fue inventada por un higienista inglés del siglo XVIII apellidado Condom, de ahí que al preservativo también se le conozca como condón, forro (en la Argentina y Uruguay) y goma.

No están en el DRAE los siguientes sinónimos mexicanos de condón: bozal, globo, hule, impermeable, manga, protector, paracaídas y tacuche de filiberto (de tacuche ‘traje masculino’ y filiberto ‘pene’).

Sí que recoge el diccionario académico infibular (de fíbula) como método anticonceptivo, si bien debe resultar bastante incómodo: ‘Colocar un anillo u otro obstáculo en los órganos genitales para impedir el coito’.

De manera que estos anticonceptivos han servido durante siglos para evitar que el varón viripotente deje embarazada a la mujer, si bien es cierto que no todos los hombres son garañones, pues los hay que dan gatillazos o son simplemente impotentes.

Viripotente: ‘Vigoroso, potente’.

Potente: ‘Dicho de un hombre: Capaz de engendrar’.

Garañón: ‘Asno, caballo o camello semental’, ‘hombre sexualmente muy potente’. Del germánico wranjo, -ons ‘semental’, documentado en el español hacia el año 1300, según Corominas.

Dar gatillazo: ‘Dicho de un hombre: Fracasar en su intento de practicar un coito’. De gatillo. Frase coloquial.

Impotente: ‘Incapaz de engendrar o concebir’, ‘dicho de un varón: incapaz de realizar el coito’.

Impotencia: ‘Incapacidad de engendrar o concebir’, ‘imposibilidad en el varón para realizar el coito’.

            Pero, tal como hemos leído en su definición, el preservativo asimismo sirve para evitar el contagio de enfermedades venéreas, por lo que su uso es muy recomendable también cuando se practica la sodomía o se copula con íncubos y súcubos.

Sodomía: ‘Práctica del coito anal’. De la bíblica Sodoma, antigua ciudad de Palestina, donde se practicaba todo género de actos sexuales. Voz que tomó el significado actual en la Edad Media, junto a sus derivados sodomita ‘que comete sodomía’ y sodomítico/ca ‘perteneciente o relativo a la sodomía’. Muy posterior —siglo XIX— es su sinónimo pederastia, que sin embargo es más usado en el sentido de ‘abuso sexual cometido con niños’. Lo mismo sucede con pederasta ‘hombre que comete pederastia’ y demás sinónimos de sodomita, como bujarrón o, en Cuba, bugarrón, que se usan más como equivalentes a homosexual o, más despectivamente, maricón.

Íncubo: ‘Se decía del diablo que, según la opinión vulgar, con apariencia de varón, tenía comercio carnal con una mujer’. Del latín incŭbus ‘estar echado encima’.

Súcubo: ‘Dicho de un espíritu, diablo o demonio: Que, según la superstición vulgar, tiene comercio carnal con un varón, bajo la apariencia de mujer’. Del latín succŭbus ‘estar echado debajo’.

            Esto del comercio carnal hay que entenderlo como un eufemismo de relación sexual o, más concretamente, de copular, aunque el Diccionario de la RAE no lo especifica al no relacionar ambas palabras: comercio ‘comunicación y trato secreto, por lo común ilícito, entre dos personas de distinto sexo’ y carnal ‘lascivo o lujurioso’.

 

DESVIRGAR

 

            Siempre hay una primera vez para todo, y la primera vez que la mujer copula es desvirgada.

Desvirgar: ‘Quitar la virginidad a una doncella’. Del prefijo de~ que indica privación y virgo ‘virgen’, ‘himen’.

            Ya sabemos que la virginidad o flor se pierde con la ruptura del virgo o himen, cuya acción y efecto no es el desvirgamiento, puesto que el vocabulario español carece de esta palabra, sino el desfloramiento ‘acción y efecto de desflorar’, derivado de desflorar —de flor—, sinónimo de desvirgar. En el Diccionario de Autoridades (1732), desflorar también valía por ‘estuprar, corromper o forzar la doncella’.

            Sinónimos académicos de desvirgar y desflorar son los verbos nicaragüenses desguabilar (también en Nicaragua: ‘partir longitudinalmente una pieza de madera o de otro material’) y desniñar (de niña). En este mismo país, Nicaragua, así como en Guatemala, se usa la frase hacerle el daño a una mujer, como equivalente de ‘desvirgarla’, muy exacta por cuanto, ciertamente, ésta sufre cuando el varón le rompe el himen. Y en la mitología popular chilena se llama trauco a un ‘ser dotado de un poder cautivador, que atrae a las mujeres vírgenes y las deshonra’. Las enciclopedias Espasa-Calpe y Sopena amplían el término trauco con estas dos acepciones: ’Amér. En Chile, en la provincia de Chiloé, personaje mítico de aspecto repugnante, que vive en los árboles, tiene el rostro vuelto hacia la espalda y cuya aterradora mirada contrahace el cuerpo de la persona en quien se fija. // Amér. En algunas partes, personaje mítico, especie de duende del bosque, que ayuda a recoger frutas a las niñas que le gustan.’

Sinónimos no académicos de desvirgar son:

            En Chile (donde ya sabemos que cartucho/cha es el varón o la mujer virgen):: descartuchar.

            En Colombia: perjudicar (también significa ‘embarazar’).

            Y en México: desfundar y romper.

 

ORGÍA

 

            A veces las relaciones sexuales se realizan en grupo, casi siempre aderezadas con festines en los que abundan las bebidas alcohólicas. Antiguamente se celebraban fiestas de este tipo en honor del dios Baco, por lo que eran conocidas como bacchanāles, que el español tomó como bacanales u orgías.

Bacanales: ‘Dicho de ciertas fiestas de la Antigüedad: Celebradas en honor del dios Baco’; en singular, bacanal ‘orgía con mucho desorden y tumulto’. Las mujeres que participaban en estas fiestas eran las bacchantis, vocablo que pasó al español como bacantes ‘mujeres descocadas, ebrias y lúbricas’.

Orgía u orgia: ‘Festín en que se come y bebe inmoderadamente y se cometen otros excesos’, ‘satisfacción viciosa de apetitos o pasiones desenfrenadas’. Del latín orgĭa, y éste del griego orgía ‘fiestas de Baco’. Derivado: orgiástico/ca ‘perteneciente o relativo a la orgía’.

            Borrasca es un sinónimo coloquial de orgía (de borrasca ‘tempestad’, ‘temporal’), y saturnal es una ‘orgía desenfrenada’ (en español desde principios del siglo XVII, en alusión a las saturnales, fiestas con que los romanos honraban al dios Saturno durante una semana y en las que se entregaban con total libertad a toda clase de regocijos).

            Pueden asimismo considerarse sinónimos de orgía los americanismos brejeta y partusa, y, en menor medida, desgorre.

Brejeta: ‘Reunión escandalosa de personas, bien por exceso de bebidas alcohólicas o por desórdenes sexuales’, en Honduras.

Partusa: ‘Fiesta o reunión descontrolada, que incluye bebidas alcohólicas y sexo’, en Chile.

Desgorre: ‘En Honduras, coloquialmente: ‘Participación en juergas o fiestas en las que se producen alborotos, escándalo y algún tipo de relación amorosa’.

            Serrallo, bayú y leonera o leonero son lugares donde se celebran este tipo de fiestas, parecidas a las antiguas bacanales y saturnales.

Serrallo: ‘Harén’, ‘sitio donde se cometen graves desórdenes obscenos’. En español desde 1615, del italiano serraglio, este del turco saray, y este del persa sarāy ‘palacio, morada suntuosa’. Dice Corominas que en italiano se confundió con la antigua palabra castiza serraglio ‘jaula de fieras’, derivado de serrare ‘encerrar’.

Bayú: ‘Casa, sitio o reunión indecente u obscena’, en Cuba. En la Enciclopedia Sopena —que no el DRAE— se recoge bayusera como ‘mujer que frecuenta el bayú’, pero no así bayusero.

Leonera o leonero: En México: ‘Casa donde se celebran jolgorios u orgías’. De león.

            Se llama cama redonda a la ‘promiscuidad sexual entre varias personas’, por lo que puede incluirse en este apartado, ya que se supone que sobrepasa el trío o ménage à trois.

Sinónimos —con matices— de orgía, no recogidos en el DRAE, son: bailante (de bailar) ‘orgía nocturna de gente pobre’, en la Argentina; rascazón ‘orgía, festín o comilona en que se come y se bebe sin tasa’, en Venezuela; y aviación ‘aventura amorosa, y también orgía’, en Cuba.

Artículos relacionados

Deja tu comentario





         

Regresar a la parte superior