Trabajos

Trabajos

Trabajos | Al margen de la prostitución, que veremos más adelante, existen algunos tipos de trabajo, especialmente de mujeres, que facilitan el trato con los hombres en un ambiente especialmente sensual, proclive a la relación amorosa o sexual. Por ejemplo, dicho de una mujer, alternar es ‘tratar con los clientes, en ciertas salas de fiestas, bares y lugares semejantes, para estimularles a hacer gasto en su compañía, del cual obtienen generalmente porcentaje’. Por tanto, un lugar de alterne es aquel en que se desarrolla esta actividad, y una mujer de alterne quien la practica.

En la Argentina y Uruguay, a la mujer de alterne la llaman copera (simple camarera en Bolivia y Colombia); y, en Chile, copetinera (en Ecuador, camarera que sirve licores en un bar o en un restaurante).

Tanguista es una ‘mujer que actúa en un cabaré o alterna con los clientes de este’. Es de suponer que se la llama así porque, si no todas, muchas sabrán bailar el tango. En México, esta bailarina de cabaré es una exótica, quizá porque muchas de ellas proceden de países lejanos; y también bataclana, que no está recogida en el DRAE, pero sí en el Tumbaburro de Armando Jiménez (1977).

            Cuando la mujer de alterne o la bailarina de cabaré lleva los pechos descubiertos, se dice que va en toples. Topless o top-less es una
voz inglesa, registrada en el DRAE, que significa ‘modo de vestir femenino que deja los pechos al aire’ y ‘bar o local de espectáculos en el que las empleadas trabajan con los pechos al aire’. En el Diccionario Panhispánico de Dudas se recomienda adaptar gráficamente esta voz inglesa como toples, y así lo hemos hecho.

            Pero si, además de llevar los pechos al aire, esta bailarina se desnuda por completo ante el público, entonces se dice que está haciendo un estriptis o estriptís. Registrada igualmente en el Diccionario académico, la voz inglesa striptease significa ‘espectáculo en el que una persona se va desnudando poco a poco, y de una manera insinuante’ y ‘local en que se realiza este tipo de espectáculos’. Se proponen las adaptaciones antes mencionadas: estriptis (que refleja la pronunciación inglesa y que es invariable en plural) y estriptís (por influjo de la pronunciación francesa y cuyo plural es estriptíes). Aunque no figura aún en el Diccionario de la RAE, los académicos de la lengua española proponen también las voces estriptisero/ra o estríper para la ‘persona que se dedica profesionalmente a desnudarse en público’. Obsérvese que hace referencia tanto al hombre como a la mujer. Algo que no ocurre con el término encueratriz, que es como llaman los mexicanos a la ‘mujer que en un escenario se quita la ropa poco a poco’.

            Aunque mucho más recatada en su baile y forma de vestir que la cabaretera en toples o la estriptisera, también podríamos incluir en este apartado a la gueisa japonesa, recogida no obstante en el DRAE todavía con la grafía geisha, aceptada internacionalmente.

Gueisa o geisha: ‘En el Japón, muchacha instruida para la danza, la música y la ceremonia del té, que se contrata para animar ciertas reuniones masculinas’.

            A pesar de su asiduo trato con el sexo opuesto y en condiciones además bastante sensuales, no todas las mujeres de alterne, bailarinas de cabaré, estriptiseras y gueisas tienen relaciones sexuales con sus clientes o, si las tienen, cobran por ello, de manera que deben considerarse oficios distintos al de la prostitución.

Deja un comentario


         




Subir arriba