Velazquez | La rendición de Breda

Velazquez | La rendición de Breda

Velazquez | La rendición de Breda | Las lanzas | En este gran cuadro, Diego Velázquez nos muestra un episodio histórico que sucedió en Breda (Holanda) en 1625, cuando los tercios españoles derrotaron a los holandeses y tomaron la mencionada ciudad. Este acontecimiento está incluido

en la guerra de los treinta años .que finalmente acabó con la derrota de España y la independencia de los Países Bajos.

En la escena puedemos observar como, en un paisaje donde todavía humean los restos de la batalla, los españoles están a la derecha y los holandeses a la izquierda. Ambos grupos llevan vestimentas diferentes y armamento desigual, los españoles lanzas y los holandeses picas y fusiles. Los protagonistas están en el centro de la composición, el español Ambrosio de Spínola a la derecha, recibiendo la llave de la ciudad de Breda, que humildemente le entrega el gobernador, Justino de Nassau, en señal de rendición y sometimiento.

BREDA 1

La escena respira tranquilidad, sosiego y profundo respeto por los personajes. La dignidad del vencido, que se inclina sumisamente ante el vencedor tiene su réplica en una actitud cariñosa y tierna de éste, que le sonríe cortésmente y le da una palmada en la espalda.

La llave es el objeto simbólico central del cuadro, y se destaca por su situación central y, especialmente, por el contraste entre su color negro y el fondo de tonos claros. Las lanzas españolas realzan la perspectiva del paisaje posterior y varias aparecen torcidas para dar mayor veracidad a la escena.

Hay un gran realismo y podemos apreciar incluso las texturas diferentes de los tejidos: lana, bordados, gasa, seda, ante, etc. recreándose en la representación de los personajes y su estudio sicológico, convirtiendo esta obra en una galería de retratos. Si nos fijamos, veremos a los españoles más contentos que los holandeses, no en vano son los victoriosos y llevan enormes patillas y gruesos bigotes.. El paisaje del fondo es plano y brumoso como corresponde a esa zona, aunque Velázquez nunca estuvo en Holanda.

BREDA 2

Esta composición está formada principalmente por dos triángulos y un círculo, el personaje principal está situado en el centro del círculo.

La línea horizontal, donde llegan las cabezas de las figuras, confieren una sensación de paz, de serenidad. Los triángulos formados a izquierda y derecha, dan dinamismo a la composición. Pero lo que centra la escena es el círculo, cuyo centro es el cuello de la casaca, del personaje vencido, así

contrarresta el dinamismo existente a los dos lados. El personaje que recibe las llaves, está en el lugar más destacado de toda la composición, en la línea vertical derecha de la “sección áurea”:

Artículos relacionados

Deja un comentario


         




Subir arriba