spa exterior

Cómo limpiar un Spa exterior

Contar con un spa en nuestra terraza o jardín trae muchas ventajas de recreación y confort. Obtener un relajante masaje, recargar energías o simplemente mitigar el calor en verano, son algunas las divertidas utilidades que podemos darle. Sin embargo, debemos ocuparnos de mantenerlo en las mejores condiciones y por eso tenemos que aprender como limpiar un jacuzzi en invierno, no solo por cuestiones básicas de higiene, sino para alargar su vida útil. 

En tal sentido, qué sucede con la limpieza del acrílico de un spa, ¿requiere de mucho trabajo? Es importante destacar que gracias a avanzados sistemas de autolimpieza,  no necesitarás de un técnico para llevar a cabo este proceso de mantenimiento. Solo debes tomar en cuenta algunos consejos. 

Mantén cubierto el spa exterior

Esta cubierta no solo evita que el agua se ensucie, sino que aporta sombra, protege y aisla. Con este pequeña y fácil acción podrás alargar la vida útil del jacuzzi y además, ahorrar energía. 

Debes limpiar la tapa

Esta cubierta tienes que limpiarla, por lo menos, una vez al mes para que funcione correctamente. Lo que debes hacer es extenderla y limpiar con agua a presión, bien con una manguera o una hidrolimpiadora. Debes frotar con esponja y jabón haciendo algunos movimientos giratorios, aclarar y secar.

Debes usar un limpiador de vinilo o de esmalte. No utilices materiales o sustancias que puedan dañar la superficie.  

Limpia los filtros

Una de las principales técnicas para mantener el agua en buen estado es limpiar los filtros regularmente. Se aconseja en este caso, limpiar por lo menos una vez a la semana y llevar a cabo una limpieza más profunda cada seis semanas, o lo que es lo mismo, una vez cada dos meses. 

Aun cuando los filtros también presentan una buena vida útil, estos se deben sustituir periódicamente. La recomendación es reemplazarlos cada dos o tres años, según sea la frecuencia con la que se utiliza el spa. 

Cómo limpiar los filtros

Lo primero que se debe hacer es cambiar el modo del spa a “Hold”, se quita la tapa del filtro y este se retira girándolo en sentido contrario a las agujas del reloj. Se puede usar agua a presión y limpiar cada uno de los filtros sin necesidad de usar un cepillo. Si el filtro está demasiado sucio y se han acumulado residuos o partes de algunas sustancias usuales como lociones corporales, será necesario remojar el filtro en agua tibia y usar un producto de limpieza que sea suave. 

Es también importante eliminar la cal del filtro, para ello se puede usar vinagre diluido en agua y luego aclarar bien con agua pura. 

Cambia el agua

Tanto la tapa como los propios filtros previenen que el agua se ensucie más de lo debido, pero para que todo se mantenga pulcro, será necesario cambiar el agua del jacuzzi, por lo menos unas 5 veces al año. Esta frecuencia también dependerá de la frecuencia con la que se use. 

Limpieza de la cubierta interna

Esta también debe someterse a sistemas de limpieza cuando se cambia el agua. Es un proceso sencillo que nos llevará unos cuantos minutos, de manera que se pueda prevenir que se formen depósitos de decantamentamiento en la base. 

Añadir comentario