Saltar al contenido

Se trata de etiquetas personalizadas y pequeños detalles

Desde días antes del primer día del año tenemos un plan para llevar a cabo los objetivos que queremos lograr a partir del día uno, hacer ejercicio y comer sano son los dos primeros, emprender y tener éxito en esta tarea son los otros dos, crecer personalmente es el más importante pero crear un espacio de bienestar dentro del hogar es una meta inexistente dentro del checklist de muchos.  

etiquetas personalizadas

Podrías hacer una pausa en este instante y tratar de recordar cuándo fue la última vez que sentiste que las cosas en tu vida comenzaban a tomar sentido, si logras recrear ese escenario que tanto marcó ese episodio que viviste, podrás encontrarte con el recuerdo de una limpieza total de algún espacio de tu casa.

Recomenzar y darte una segunda oportunidad va muy de la mano con el orden, es entonces que toda la información que puedas adquirir de los especialistas en el área comienzan a tomar sentido e importancia dentro de tu vida. Tanto como empezar a hacer uso de etiquetas personalizadas para identificar cada objeto y su utilidad como aplicar el método Konmari para ordenar verticalmente las prendas de vestir.

Los espacios hablan de nosotros, expresan en dimensiones materiales lo que somos en esencia y emociones, lo que es adentro lo es afuera y es lo que se refleja en el entorno en el que vivimos.

Muchos creen que se trata de encontrar un espacio cuando en realidad se trata de construirlo, teniendo siempre presente que se debe comenzar por la exploración de lo que tu ser quiere decir y basándote en el cómo lo vas a reflejar en el hogar.

El organizar los espacios va de la mano con el estado de los pensamientos, investigaciones han confirmado que muchas personas creativas tienden a ser desordenadas, esto va atado a la creencia de que son muchas ideas las que tienen en mente y probablemente sean el génesis de un concepto o creación nueva. Sin embargo, no siempre es el caso, existe un enorme contraste entre el ser creativo, las personas que están atravesando un proceso de confusión y emociones difíciles en su vida y las que quieren dar un cambio totalmente radical a lo que ya están acostumbrados.

Los escenarios que justifican el desorden pueden variar ya que cada cabeza es un mundo y cada quien exterioriza las emociones de manera distinta, lo verdaderamente importante es reconocer que la armonía llega cuando se rompen creencias que no nos permiten organizar de manera correcta; se hace mucho más notoria la imposibilidad de dar el paso cuando no podemos deshacernos de objetos que no tienen ningún valor y cuando en nuestra mente las palabras “cambio” y “limpieza” representan un esfuerzo mayor.

Recomenzar siempre es difícil, pero no imposible.

Es momento de tomar inspiración en las cosas que universalmente han tenido un efecto positivo, puede ser que el concepto de organización mediterráneo posea una diferencia abismal con la concepción que tiene el orden en oriente; sin embargo, son muchos los que han afirmado que del estilo de vida oriental se pueden aprender hábitos que tienen un impacto positivo a nivel emocional, y todos comparten una premisa en común: el orden.

No basta con estar lleno de inspiración si tienes dificultades para romper creencias, esto aplica para las veces en las que comienzas algo y te das cuenta de que era mucho más fácil de lo que pensabas y que sólo te tardaste unos 30 minutos en hacerlo.

Trata de buscar siempre un ejemplo que represente todo lo que quieres lograr, retomando el punto de vista oriental acerca del orden, puedes encontrarte con personas como Marie Kondo quien a través de su sitio web te puede inspirar y guiar acerca de lo que es verdaderamente útil dentro del espacio en el que vives.  

Mientras más referencias logres tener mejor, actualmente son muchos los que afirman ser gurús del orden y que tienen una propuesta que promete resultados rápidos, por supuesto con una impresión emocional notoria.

etiquetas personalizadas

Nos gustaría compartir contigo una miscelánea de los mejores consejos para ordenar, puedes aplicar estos tips a absolutamente cualquier espacio de tu casa. Notarás lo simple y fáciles que pueden llegar a ser si los aplicas bien:

Aplica el método KonMari a tu vida

Si bien es cierto que mantener el orden dentro del hogar tiene un impacto positivo dentro de tu vida y emociones, esta necesidad puede volverse una carga que te agobie y te haga sentir mal por las cosas que no has logrado en el tiempo que te propusiste.

La clave para que disfrutes del orden y para que puedas tener un comienzo nuevo definitivo consta de no forzarte demás con los momentos que dispongas para ordenar. También es importante que no ordenes en momentos de estrés ya que los primeros días tendrás un resultado perfecto, pero con el pasar del tiempo es posible que ese espacio vuelva a ser el caos que era anteriormente.

Muchos son los que se han visto beneficiados con la propuesta que Marie Kondo ha hecho, donde a pesar de que una de las premisas sea una vida más organizada, la más importante es conservar sólo aquello que nos haga realmente feliz; es esta la base de toda limpieza emocional exitosa.

El compromiso que debes asumir contigo mismo tiene como premisas principales lo siguiente:

  1. Comprométete a ordenar tu casa.
  2. Haz un plano visual de lo que deseas tener.
  3. Primero desecha, luego organiza.
  4. Organiza por categoría no por localización.
  5. Sigue el orden correcto en las categorías.
  6. Cuestiónate: ¿Esto me hace realmente feliz?

“¿Esto me hace realmente feliz? Si es así consérvalo, sino, deséchalo” Marie Kondo.

etiquetas personalizadas

Comienza por colocar etiquetas en todo

Puede que la idea de etiquetar tu vida te resulte incómoda y de extremo control, sin embargo, es una manera de liberarte de las situaciones en las que no sabes en dónde se encuentra qué cosas y de darle la oportunidad a los objetos que tienes arrimados en casa de tener un fin útil.  

Poco a poco te darás cuenta de que etiquetar las cosas con la utilidad que le corresponde te dará la fuerza necesaria para empezar a desechar lo que no te sirve, ten en cuenta que lo más importante a la hora de colocar las etiquetas es organizar los elementos por categorías.

Apila todos los elementos que tengas por áreas de la casa en un solo sitio, por ejemplo las cosas de la cocina aparte de las del armario, a partir de allí te darás cuenta de que posees objetos repetidos y que quizá muchos de ellos son inútiles para la organización, por más decorativos que sean, si no son funcionales no deben tener cabida dentro de tu casa.

Asegúrate de hacer las etiquetas que necesitas, puedes valerte de herramientas digitales que son mucho más fáciles de usar y si no está dentro de tus posibilidades el hacerlas por tu cuenta, puedes optar siempre por una imprenta online como la de Helloprint en la que se puede pedir y personalizar fácilmente todo tipo de etiquetas adhesivas.

Convierte tus espacios en la exteriorización de tu ser, recuerda siempre que todo se trata de un proceso de limpieza, en el que obtendrás un nivel emocional diferente al que posees en este momento. Es momento de que te conviertas en ti mismo y abandones los escenarios que no te permiten avanzar.