alquilar o comprar material ortopédico

Qué debes saber antes de alquilar o comprar material ortopédico

El material ortopédico está especialmente diseñado para servir de soporte o apoyo ante alguna discapacidad física. Por ese motivo, en el momento de decidir alquilar o comprar un producto ortopédico debemos reparar en una serie de factores. 

La necesidad de material ortopédico puede llegar a aparecer en diversas circunstancias. Ya sea porque alguien en la familia ha sufrido algún accidente o para un adulto mayor que requiere de un apoyo extra, los equipos ortopédicos pueden ser de gran ayuda. Es por eso que resulta conveniente tener una serie de cuestiones en cuenta en el momento de decidir si alquilar o comprar. 

Priorizar la necesidad

No siempre es posible prever los accidentes. Una caída, un resbalón o un golpe puede dejarnos inmovilizados durante algún tiempo, por lo que será prácticamente indispensable la ayuda de un equipo que nos ayude a desplazarnos. Del mismo modo sucede con algunos adultos mayores o personas que viven con algún tipo de discapacidad física. 

En cualquier caso, https://www.lacasadelenfermo.es/ es el sitio en el cual encontrar el equipo ortopédico de la mejor calidad, perfecto para adecuarse a las circunstancias y necesidades de cada persona en cuestión. Bien sea para nosotros mismos o para alguien de la familia, será muy importante contar con material que garantice nuestra seguridad. 

Ahora bien, es posible que en el momento de buscar el equipo ortopédico, surjan algunas inquietudes, una de las más grandes dudas se presenta ante la opción de alquilar o de comprar. Esto depende completamente de nuestras necesidades, es decir, debemos contemplar por cuánto tiempo será necesario el material en cuestión y qué tipo de uso vamos a destinarle. En el caso de personas que tengan dificultades para desplazarse, por ejemplo, lo más probable es que se le brinde un uso diario y continuo, por lo que se recomienda comprar el material. Sin embargo, en el caso de lesiones esporádicas o una recuperación tras cirugía, lo mejor será alquilar.

También es necesario pensar en el tipo de material que necesitaremos. Ante una rotura, esguince o lesiones semejantes, las botas ortopédicas suelen ser las más recomendadas. Por supuesto, esto siempre dependerá de las indicaciones del médico y el tipo de rehabilitación que necesite cada paciente para su lesión. 

En estas circunstancias, el material no suele ser necesario durante demasiado tiempo, por lo que el alquiler se convierte en la opción más adecuada. Además, es una forma rápida de acceder a un equipo por el que, de otra manera, podríamos tener que esperar más tiempo, algo que no siempre sobra. 

Garantizar la seguridad

Una de las grandes ventajas de alquilar el material ortopédico es que nos brinda la posibilidad de probarlo y ver cómo nos sentimos con él, si resulta efectivamente cómodo o adecuado para nuestro propósito. Como en el caso de las sillas de ruedas, al tratarse de un producto de gran tamaño y que supone un gasto un poco más elevado, a veces puede surgir la inquietud por probarlo y garantizar que sea realmente seguro y facilite el desplazamiento. Modelos de sillas de ruedas hay muchos, y afortunadamente, hoy en día contamos con opciones muy modernas y flexibles.

Algunas son más grandes y aparatosas, mientras que otras tienen un diseño más ergonómico y compacto. Esto no significa que ciertos modelos sean mejores o peores, ya que su utilidad recaerá en la necesidad específica que deba cubrir cada paciente. 

Si debemos trasladarnos a menudo y llevar la silla en un vehículo, probablemente, un modelo compacto y liviano resulte mucho más cómodo. Lo mismo sucederá con otros aparatos ortopédicos, tales como los andadores. Si necesitamos comprar andadores en Madrid nos encontraremos frente a un abanico muy amplio de opciones. Los hay con y sin ruedas, con y sin canasto, andadores silla, rehabilitadores, y tradicionales, y cada uno de ellos puede ser muy útil como apoyo para poder movilizarse dentro del hogar tanto como afuera. 
En algunos casos se recomiendan más unos que otros, ya que cada modelo está diseñado para un uso o necesidad específica. Por eso, lo más importante es tener claro qué tipo de equipo es el más adecuado para cada dolencia, ya que usar un aparato erróneo podría retrasar la recuperación o acabar siendo perjudicial.

Añadir comentario