plato de ducha online

Compra tu plato de ducha online y accede a una gran variedad de posibilidades

Cuando llega el buen tiempo son muchos los hábitos y conductas que cambian, y una de las que más se dejan ver en el panorama inmobiliario son las reformas.
El aumento de las temperaturas significa, en muchos casos, el comenzar a
realizar esa obra que se llevaba tiempo queriendo hacer pero que por las
complicaciones inherentes al invierno (lluvia, frío, menos horas de luz,
etc…) no se había realizado aún. Entre las más populares se encuentran, como no podía ser de otra manera, aquellas realizadas en el baño.

Este es uno de los espacios de hogar que más se tiende a modificar cuando se tiene la ocasión de hacerlo, enfocándose de manera recurrente dichas actividades en la ducha. Buena parte de las construcciones actuales, especialmente aquellas de más años, cuenta con bañera en vez de plato de ducha en el baño, lo cual provoca un interés creciente por cambiar el primero por el segundo en pos de una mayor utilidad, estética y por lo que supone también en términos espaciales. Así las cosas, los platos de ducha han ido convirtiéndose poco a poco en una tendencia en el panorama actual.

Es por ello que a día de hoy existe un gran número de opciones a la hora de elegir los mejores platos de ducha del mercado, los cuales no solo varían en características como el tamaño o el color, sino también en los materiales en los que está realizado, siendo esto lo más relevante de cara a su uso diario. ¿Cómo elegir, entonces, el plato de ducha que más le conviene a cada uno teniendo en cuenta las características particulares de su situación?

Opciones para elegir

A la hora de comprar plato de ducha hay que tener en cuenta tanto las características del espacio en el que se va a ubicar como las necesidades personales que se puedan tener al respecto. Adquirir un plato para la ducha es una decisión que marcará los próximos años, dado que no es un elemento que se deseche o que acuse el paso del tiempo de manera demasiado notable, por lo que la decisión debe ser correcta tanto para el momento presente como para los posibles escenarios del futuro. Precisamente por eso, las placas de ducha de resina son las más recomendables si se evalúan todos sus pros y sus contras, siendo las que más bondades consiguen ofrecer al usuario.

A día de hoy, como se mencionaba, la variedad es muy amplia y existen toda suerte de platos de ducha, yendo desde acrílicos o el acrylstone (que consiste en mezclar resinas con acrílicos, abaratando el coste de estos) hasta la cerámica o el pluston (que se compone principalmente de cerámica, pero cuyo tratamiento durante el proceso de fabricación lo convierte en más resistente al paso del tiempo o ante posibles situaciones accidentales, que es uno de los principales inconvenientes de los platos de ducha cerámicos).

Sin embargo, el amplio abanico de opciones no ha conseguido derrocar, por el momento, a la resina como el material de cabecera cuando se habla de platos de ducha en el hogar. Así pues, será muy recomendable tener en cuenta dicho material como prioritario a la hora de realizar una reforma de esta índole en el baño de una vivienda.

La resina, siempre prioritaria

El paso del tiempo ha conseguido colocar, como se citaba anteriormente, a los platos de resina en un primer plano cuando de reformas se trata, algo que se debe de manera principal a la equivalencia de estos frente al resto de alternativas del mercado. Esto propicia que exista un plato de ducha de resina exacto casi para cada necesidad que se tenga, por mínima que esta sea, lo cual es un elemento a valorar de manera muy positiva cuando se trata de un componente que va a permanecer en el baño durante varios años.

Los platos de ducha de resina pueden modificarse tanto en su forma –pues el material hace que las posibles configuraciones sean infinitas en cuanto a tamaños, cortes y formas– como en su color, habiendo todo tipo de tintados que crean el efecto deseado. Así mismo, disponen de diferentes texturas, también configurables, para dar el aspecto final ideal al mismo, algo cada vez más valorado a medida que la estética pasa a adquirir un importante protagonismo en el baño. Definitivamente, un material que no pasa desapercibido.

Añadir comentario