junio 28, 2024
esmalte dental

Cuidar del esmalte dental es muy importante

Una bonita sonrisa es cautivadora, se podría decir que es una auténtica carta de presentación, única y personal. En la actualidad, la salud juega un papel muy importante y es un fiel reflejo de un buen estado físico, en el que la higiene y el mantenimiento bucodental, también se incluyen.

Un mal estado de la boca, ya sea por sarro o enfermedades de las encías, está relacionado con diferentes tipos de enfermedades del organismo, como pueden ser diabetes o problemas cardiovasculares. Por este motivo, es muy importante acudir de forma periódica a la consulta del dentista para hacer revisiones, de forma que se puedan evitar futuros problemas en esta zona tan valiosa.

Uno de los mayores problemas en los dientes es el daño en las piezas dentales y saber cómo recuperar el esmalte de dientes. A lo largo del presente artículo se proporciona más información sobre este problema tan habitual y que trae a muchos de cabeza para solucionarlo.

En primer lugar, es preciso indicar, que de forma natural es imposible que los dientes puedan recuperar el esmalte, ya que esta capa externa que recubre cada pieza, una vez está dañada, ya no se regenera. La función del esmalte es la de proteger el interior de cada diente por el desgaste, y si se pierde, puede llegar a tener graves consecuencias que pueden llevar incluso a la pérdida de las piezas. 

Ante un desgaste del esmalte, siempre se aconseja acudir a un dentista de confianza, como una clínica dental en Chamartín, para que realicen una evaluación del estado de los dientes, con el fin de que se puedan tomar las medidas precisas y se consiga evitar el empeoramiento de la situación.

Cómo saber si el esmalte dental está dañado

Tanto en el primer año de vida, como en la vida adulta, es importante prestar especial atención al esmalte de los dientes, ya que en el primer caso hay pequeños cuyos dientes no tienen esmalte por falta de maduración y, en el segundo, se debe al desgaste provocado tras años de uso.

Para saber si hay un daño en el esmalte dental es necesario conocer los síntomas, entre los que se encuentran una tonalidad amarillenta o manchas en los dientes, si se padece sensibilidad o dolor al consumir comidas dulces, frías o calientes, si aparecen grietas en las piezas dentales, o si se observan cavidades u hoyos en su superficie.

Todo esto puede deberse a diferentes causas, entre las que destacan el hecho de llevar una dieta poco equilibrada, en la que se abusa del azúcar o de bebidas carbonatadas, por una falta de producción de saliva (también conocida en el argot médico como xerostomía). Otra causa puede ser un reflejo de padecer algún tipo de problema gastrointestinal, que puede provocar reflujo gastroesofágico, en los que los ácidos del estómago pueden afectar seriamente a la capa de esmalte, o bien, por un consumo abusivo de medicamentos debido a algún problema de salud.

Cómo prevenir el desgaste del esmalte de los dientes

Como siempre se ha dicho, más vale prevenir que curar, y para evitar males mayores en el esmalte de la dentadura se pueden tomar algunas medidas que son bastante sencillas y que pueden incluirse a la perfección en la rutina diaria de cualquier persona, como puede ser:

  • Lavarse los dientes después de cada comida con pasta dental fluorada (siempre utilizar cepillo e hilo dental)
  • Evitar tomar bebidas irritantes y alimentos con mucho azúcar o muy ácidos.
  • Eliminar hábitos poco saludables que afecten a todo el organismo, no solo a la salud bucodental, como puede ser fumar, o, aunque parezca poco importante, el hecho de masticar chicles (con ellos aumenta el desgaste del esmalte a pasos agigantados).
  • Tal y como se ha indicado anteriormente, la sequedad en la boca por falta de saliva provoca acidez, por lo tanto, es imprescindible mantener la boca hidratada.
  • Y, por último, en caso de que se padezca algún problema gastrointestinal, acudir al médico especialista para seguir un tratamiento adecuado que evite los reflujos.
Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario