freidoras sin aceite

Mejora tu vida y tu cocina con las freidoras sin aceite

Tener una freidora supone un cambio drástico tanto en el consumo de aceite como en la comodidad del propio proceso de la cocina. Son muchos los alimentos que pueden ser fácilmente cocinados mediante este aparato. Poniéndolos unos pocos minutos será suficiente para que su preparación esté terminada. No obstante, por mucho que sean cómodas, también es cierto que no es la manera más sana de alimentarse. Por ello, las freidoras sin aceite se han convertido en una alternativa de primera categoría.

Freidoras sin aceite: convertir en sano lo insano

Si bien es cierto que las freidoras sin aceite realmente necesitan de este producto para funcionar, también lo es que la cantidad es tan pequeña que apenas lo notamos. Con una cucharada (a diferencia de los litros necesarios en las freidoras convencionales) será más que suficiente.

Llegando hasta los 200ºC de temperatura, estos aparatos cocinan los alimentos cubiertos por una fina capa de aceite hasta dejarlos con la textura de un frito normal y corriente.

Por ello, si lo que buscas es convertir todos esos platos que más te gustan en una comida mucho más sana, esta es la opción ideal. Pudiéndose preparar todo tipo de alimentos: huevos, nuggets, patatas, croquetas, etc.

Una limpieza mucho más sencilla

Cambiar el aceite de una freidora convencional puede ser todo un caos en la cocina. La cantidad depositada es mucha y la textura grasienta del paso de los usos hace que sea muy incómoda su limpieza.

No obstante, en estos casos, la ventaja de limpiarla es altamente satisfactoria. Gracias a los materiales antiadherentes de su composición, hace que el momento de fregar sea mucho más sencillo. Eso sí, con la parte blanda del estropajo de cara a cuidar dicho material.

Además de esto, gracias a la misma composición, son susceptibles de meterse en el lavavajillas, ahorrando un tiempo considerable con respecto a las otras freidoras.

Por último, el hecho de que normalmente estos aparatos son desmontables, facilitan de forma clara su limpieza. Se puede llegar fácilmente a zonas a las que en las otras freidoras no se puede, dejando así una higiene mucho mayor para el próximo plato.

Hasta aquí los consejos de limpieza, pero si no son suficientes, en la web especializada de freidoras sin aceite https://freidorasinaceite10.es/ podréis encontrar más información. En este sitio web no solo se encuentran dichos consejos, sino también la variedad de modelos que ofrece el mercado, comparativas de precios y, lo más importante, qué saber antes de comprar una freidora sin aceite.

Un mismo recipiente para todos

Gracias a la variedad de tamaños, las freidoras sin aceite (también conocidas de aire caliente) ofrecen la capacidad de alimentar a familias numerosas o a visitas en una sola tirada.

Normalmente son de entre 1’5L hasta 3L; no obstante, existen también de 7L. Un recipiente lo suficientemente grande como para que todo el mundo tenga su plato de comida sin la necesidad de cocinar lo mismo varias veces.

Así pues, contando con que se pueden cocinar grandes cantidades, no solo supondrá un ahorro en el tiempo empleado en el proceso, sino que además puede ser una ventaja más a la hora de la limpieza. Es decir, un solo recipiente que lavar para una gran cantidad de bocas que alimentar.

¿Dónde puedo comprar una freidora sin aceite?

Las mejores marcas ya han invertido en crear esta clase de freidoras. Algunas como Philips o Tefal se posicionan como grandes opciones, estando presentes en todas las tiendas de electrodomésticos.

Pero, además de la compra presencial, las grandes plataformas online tienen en sus almacenes cientos de estos aparatos. Amazon, por ejemplo, ofrece un gran abanico de posibilidades.

Existen en todos los precios, tamaños y, como era de esperar, calidades. No todas son iguales ni tienen las mismas funcionalidades. Por lo tanto, hacer un pequeño proceso de búsqueda y comparación según las necesidades requeridas puede ser una gran opción.Así pues, si lo que estás buscando es cambiar los hábitos en la comida, estas freidoras se posicionan como un referente en el mercado. Porque despedirse de las grasas poco saludables no tiene por qué significar decir adiós a tus platos favoritos. Las freidoras sin aceite son la prueba de ello.

Añadir comentario