diciembre 22, 2023
lugares turísticos de Jalisco

Jalisco: visita el tercer estado más visitado por turistas extranjeros

Posicionada como la séptima entidad federativa más extensa de México, contando con tres Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO y cuna del tequila, este año el Estado Libre y Soberano de Jalisco atrajo un 16,5% más de turistas extranjeros. Una biodiversidad única que, entre volcanes y campos de agave, acuna un territorio en cuya vida, del monumento al plato, ofrece una experiencia sin igual para los viajeros.   

Casi 2 millones de turistas extranjeros en 2023

Lugar de origen del archiconocido tequila, el Estado Libre y Soberano de Jalisco, hoy también tercera entidad federativa mexicana más poblada, apareció este 2023 como el tercer mayor receptor de turismo internacional en México. Aumentando en un 16’5% su volumen respecto a 2022, el estado consiguió alcanzar los 1’7 millones de turistas extranjeros en busca de destinos de costa, según la Secretaría de Turismo de Jalisco.

Aunque, como matizó en su listado de destinos turísticos Me Gusta Leer México, Jalisco es un estado cuya riqueza global se combina para “crear una experiencia única para los viajeros”. Una afirmación que se sustenta sobre distintos pilares ciertos. Y es que, además de su privilegiado tesoro natural, el territorio cuenta con una historia y cultura imperecederas. Visibles en la esencia que mana su arqueología, arquitectura y belleza.

Crisol de historia, tradición y herencia

Habitado desde hace unos 15.000 años, la superficie de más de 80.000km2 de Jalisco, además de una impresionante geografía, guarda por doquier retales de historia. Desde los grupos indígenas —como los wixaritari, el pueblo más numeroso, o los nahuas— y las zonas arqueológicas como el yacimiento precolombino de Guachimontones hasta la herencia colonial, presente en la preciosa arquitectura de sus edificios más insignes.

Como cuna del tequila y la música mariachi, localidades como Guadalajara, capital de Jalisco también conocida como la Perla Tapatía, son de visita obligada para empaparse de la cultura viva del pueblo jalisciense. Como cuna del tequila y la música mariachi, un buen lugar para amenizar el ocio y un buen punto de partida para incorporarse a la Ruta del Tequila. Travesía a lo largo de las destilerías y localidades que lo producen.

Por otra parte, localidades como San Pedro de Tlaquepaque, donde la alfarería forja su identidad, o Mazamitla, conocida como la Suiza mexicana, son ideales si la intención es la de visitar las atmósferas más tradicionales de Jalisco, sin por ello omitir las visitas arquitectónicas. Aunque otros pueblos como Tapalpa, en la Región Lagunas, o Puerto Vallarta, en la costa, conectan con la impresionante y variada riqueza natural de Jalisco.

Un todo de la naturaleza mexicana

La naturaleza en Jalisco es inseparable de su identidad. Gracias a su ubicación, lindante con algunas de las provincias fisiográficas de México, el territorio abarca desde sierras y costas hasta nevados y volcanes. Destacando entre sus principales elevaciones la Sierra Huichola y del Tigre, el Nevado de Colima o los volcanes de Colima y Tequila. Y su extenso y bello litoral, con destinos concurridos como Costa Alegre o Costa Sur.

Pero, además de su belleza escenográfica, este precioso enclave natural ha permitido al territorio gozar de una biodiversidad única. Como la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, que comparte con el Estado de Colima y entre cuya variada flora se haya una fauna igual de densa: desde pumas y jaguares hasta insectos únicos. O la Bahía de Banderas, donde concurren aves y tortugas marinas, delfines e incluso ballenas.

La riqueza que jamás se acaba

México cuenta con hasta 33 sitios inscritos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO: 27 bienes culturales, 5 naturales y uno mixto, según el Gobierno mexicano. Por su parte, Jalisco cuenta con tres. La cuidada arquitectura del Hospicio Cabañas en Guadalajara; parte del Camino Real de Tierra Adentro —antigua ruta comercial comprendida entre Ciudad de México y Santa Fe— y, por supuesto, el tequila y sus paisajes y destilerías.

Pero como no todo consiste en la historia y la actividad social y comercial de un pueblo (Conoce otros lugares turísticos de Jalisco aquí), otro modo de vivir el territorio en una visita es profundizar en su gastronomía abundante y diversa. Tortas ahogadas, carne en su jugo, tamales y enchiladas pueden encontrarse en cualquier recorrido en Jalisco. Ya que las actividades culturales y naturales son también variadas y de todo tipo.  

De los centros históricos a los puertos, de las catedrales a los pueblos y de los teatros a la naturaleza, Jalisco depara un inagotable mar de experiencias. Incluyendo en ellas también el modo de recorrer el territorio. Ya que existen tours guiados en yates, botes, cuatriciclos e incluso cruceros con los que sumergirse de lleno en la vida de Jalisco. Una vida intensa, de rica historia y belleza, que sólo puede sentirse en primera persona.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario