pagar luz barata

Cómo pagar facturas de luz barata

Según los últimos informes de la Asociación de Consumidores, las facturas de luz han aumentado en su promedio, de unos 66 euros mensuales a más de 75 euros. Es una diferencia considerable que significa una subida interanual superior al 12% en los costes la luz en España. 

En este sentido, se hace necesario que los ciudadanos tomen un poco más de conciencia  en cuanto al consumo energético, ya que el hecho de ahorrar energía no solo es tema de dinero. Las emisiones de gases del efecto invernadero provienen en gran medida de la energía que usa la ciudadanía entre sus casas y el coche. 

Un aporte importante que podemos hacer cada uno de nosotros por la conservación del planeta es optimizar nuestro consumo y lograr a fin de mes, pagar luz barata. Eso significa tomar medidas de ahorro en el consumo y lo podemos lograr, tomando en cuenta estos útiles y efectivos consejos. 

Auditoría energética 

Puede resultar un poco contradictorio si estamos hablando de ahorrar dinero. Pero en este punto es necesario y además estratégico, contratar a un experto para que haga un análisis profundo en nuestra casa para descartar fugas de aire y comprobar el buen estados de nuestros aparatos eléctricos y calentadores. 

Esto significa un pequeño gasto adicional pero que se traducirá en un importante ahorro a futuro porque, de tener alguno de esos inconvenientes en casa, podemos estar hablando de un incremento en la factura superior al 20% en promedio. Lo importante en este caso es corregir todas las fallas existentes a fin de optimizar el consumo de la electricidad. 

Reemplaza las bombillas convencionales

Ya está más que demostrado que las bombillas halógenas consumen 10 veces más energía eléctrica que las bombillas led. Hay que decirlo, son más costosas pero a su vez tienen una vida útil superior en comparación. Estamos hablando de más de 8 mil horas. 

Este es un cambio sencillo que puedes hacer en tu hogar e inmediatamente verás la diferencia en el consumo eléctrico mensual. 

Desenchufa todo lo que sea posible

Hay muchos aparatos en nuestro hogar que muestran estar apagados, pero en realidad no lo están. El modo Stand by consume más energía de la que crees. Por lo tanto, una buena idea es desenchufar aquellos aparatos que no estás usando, por ejemplo, la pantalla del ordenador o el televisor cuando te vas a la cama. 

Duchas cortas

Sabemos que una ducha relajante cada cuanto cae muy bien, pero la ducha no debería tardar más de 7 minutos. Tardar 20 minutos puede significar un gasto de cientos de euros al año. 

Podrías hasta cronometrar cuánto tardas en la ducha para que gastes solo lo necesario. Otra opción es ducharse por la noche. Puede ser un buen ahorro en tus recibos de fin de mes. 

Apaga las luces

Esto debe ser una regla a seguir siempre. Asegurate de apagar todas las luces de los salones que no están en uso o que no son necesarias. La luz en general representa cerca de un 20% del gasto en todos los hogares. Cualquier acción en beneficio del ahorro y optimización del consumo eléctrico estará haciendo efecto, tanto en la conservación de nuestro planeta como en tu bolsillo.  

Añadir comentario