consejos espiritualidad

Consejos para ser más espiritual

La espiritualidad es uno de los caminos más complejos que se deben transitar de forma personal y utilizando solo la fuerza que habita en el interior de cada persona. Esto puede suponer mucho esfuerzo para algunas personas, las cuales sienten la necesidad de seguir a otros en este camino.

Siguiendo estas creencias, el ser humano fue creado por la inteligencia divina del Poder de Vida, lo cual hace que sea parte de todo lo que lo rodea. Sin embargo, la vida en la sociedad ocasiona que el individuo pierda su luz individual y se sienta en la necesidad de olvidar lo que es para formar parte del colectivo.

Con respecto a esto, cabe señalar que no todas las personas se engañan, logrando cerrar el ciclo y vivir una vida espiritual adecuada. Por tal motivo, a continuación se exponen algunos consejos que facilitarán la transición y mejorarán el tránsito hacia una vida más espiritual.

La educación como primer paso

Ciertamente, y como ya se ha dicho, la espiritualidad es una búsqueda individual. No obstante, esto no quiere decir que se debe comenzar el camino de manera solitaria. Al comienzo, lo mejor es tener un poco de material de lectura que mejore la conexión y que permita que la persona entienda a lo que va y lo que se encuentra buscando.

Para lograr esto se pueden tener en cuenta algunos libros espirituales, los cuales sirven de guía en el camino, para poder apreciar realmente el cambio y darle un valor especial a los logros que se tengan.

En este sentido, se pueden tener en cuenta los 9 principales libros espirituales, entre los que se encuentran algunos como El secreto de Rhonda Byrne o El poder del ahora, de Eckhart Tolle, ideales para dar luz en este inicio que puede ser tan complicado, aunque también funcionan para brindar herramientas a los que llevan un sendero recorrido.

Tener un propósito mayor

En la actualidad, las personas se preocupan mucho por sobrevivir en el día a día, lo cual hace que su espiritualidad se diluya. Por ello es importante plantearse un propósito mayor a éste, permitiendo que llene la vida de valor

Una buena forma de lograrlo es por medio de la visualización, fomentando que se trabaje plenamente para alcanzar los objetivos que lleven a cumplir una meta mucho más grande.

Apreciar la vida totalmente

Tener conciencia de que todo forma parte de algo más grande y que, por ende, lo que ocurre siempre tiene una finalidad, es uno de los principios que se deben tener en cuenta para ser más espirituales.

En realidad, el plan maestro se encuentra diseñado para cumplirse, por lo que cada situación vivida se encuentra diseñada para llevar a cada persona al lugar que debe ocupar. En consecuencia, se puede decir que todo lo que ocurre se encuentra conectado. 

Lo ocurrido en el pasado habrá causado las situaciones que se viven en la actualidad, y también, las que ocurran en adelante, ya que condicionarán las que se vivirán en el futuro, manteniendo todo unido y con propósito.

Aceptar el cambio

La espiritualidad permite entender que la vida se mantiene en constante movimiento, haciendo que los cambios sean inevitables. Esto hace entender que luchar contra ellos sea totalmente inútil, dado que son una parte crucial de la vida.

Por consiguiente, lo mejor es vivir la experiencia sin aferrarse a nada, abriéndose a las posibilidades que da la vida con fe y amor, por todo lo que vaya a ocurrir.

No aferrarse a las cosas

Al igual que en lo que se refiere al cambio, es importante saber dejar ir las cosas que ya no funcionan o dan algún valor a la vida. Esto incluye objetos, amistades y hasta recuerdos. 

Se debe entender que la vida pasa como debe pasar y teniendo presente que siempre que algo se deja ir, es para darle espacio a lo nuevo que vendrá.

La espiritualidad es todo un proceso que se debe llevar en el interior para reflejarlo de manera consecuente. Para ello, es importante que se cambien los paradigmas del pensamiento y se controle el efecto que el exterior tiene sobre cada persona.

Añadir comentario