octubre 3, 2023
cremas antiacné

Cremas Antiacne ¿Cómo elegir la mejor?

El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel, causada por la excesiva y obstructiva producción de sebo. Es una afección muy frecuente y sin distingo de edad o raza, aunque estas determinan ciertamente la propensión a padecerlo, al igual que la alimentación y los cambios hormonales, las enfermedades y sus tratamientos.

Tratar el acné tiene múltiples formas, pero la aplicación de cremas antiacne es indispensable para su cura. Previo a ella se hace necesario identificar la severidad de la afección, precisar su data y causa de aparición, así como el tipo de tez de cada persona para aplicar el tratamiento más adecuado y efectivo para combatirlo.

Tipos de acné

De acuerdo a su apariencia y su causa de origen, existen diversos tipos de acné. Identificarlos y diferenciarlos es muy importante en la etapa diagnóstica para su tratamiento curativo y preventivo exitoso:

Microquistes: Son espinillas cerradas de tamaño pequeño, con apariencia de puntos blancos en la piel. Algunas veces se pueden abrir y convertirse en espinillas abiertas  o inflamar y crecer como pápulas o pústulas.

Espinillas abiertas: Son de tamaño pequeño, su apariencia es oscura y se conocen como puntos negros por la oxidación del sebo.

Pápulas: Son granos rojos y gruesos, inflamados y calientes. Suelen ser dolorosos, pueden tener un tamaño mediano.

Pústulas: Son granos amarillos inflamados, su contenido es purulento, tienen tamaños diversos y suelen inflamarse con frecuencia hasta reventar o reabsorberse.

Nódulos: Es la forma más severa de acné. Son granos gruesos inflamados redondeados, palpables en la piel o debajo de ella. Suelen crear abscesos y dejar cicatrices residuales.

Cremas antiacné, qué son y cómo funcionan

Son productos de origen farmacológico, cosmético o naturista; patentados para el manejo y prevención del acné. Su formulación activa puede ser diversa, algunas tienen la función de eliminar las bacterias que provocan la inflamación, otras eliminan el exceso de sebo en la piel, favorecen la proliferación de nuevas células o erradican las células muertas.

¿Cómo elegir la mejor crema antiacné?

Una crema efectiva depende de sus componentes y de su elección apropiada para el tipo de acné a tratar. Determinar sus causas es otro aspecto fundamental que maximiza los efectos curativos o preventivos de las cremas.

Limpiadoras: Pueden ser espumas, geles, tónicos, jabones, cremas o lociones. Sus componentes ayudan a eliminar las impurezas de la piel, causadas por la muerte natural de las células, procesos de transpiración excesiva o el uso de maquillaje y otros productos para la piel.

Reguladoras-equilibrantes: Ajustan la producción de sebo sin causar resequedad y liberan los poros obstruidos. Sus distintas presentaciones se ajustan a diferentes tipos de piel. Sus presentaciones son diversas: tónicos, cremas, sueros, lociones y geles son las más comercializadas.

Mascarillas: restablecen el equilibrio de la piel y ayudan a eliminar y contrarrestar la reaparición del acné, en especial de los puntos negros. Producen la exfoliación, matificación e hidratación de la piel.

Específicas o locales: en distintas presentaciones, están especialmente compuestas por ingredientes que tratan los distintos tipos de acné, atacando su causa de origen y creando una barrera en la piel para prevenir su reaparición. Sus efectos pueden ser antibióticos, calmantes, refrescantes, equilibrantes, corrector e incluso rellenante.

¿Qué contienen las cremas antiacné más efectivas?

  • Ácido salicílico.
  • Carbón negro.
  • Arcilla.
  • Aceite de árbol de té.
  • Zinc.
  • Aloe vera.
  • Peróxido de benzoico.
  • Alfa hidroxiácidos.
  • Azufre.

Aunque el acné es un problema común y tratable, elegir las cremas antiacné adecuadas, ayuda a que el proceso de cura sea más rápido y efectivo. Mantener la piel saludable es cuestión combinar diagnóstico y tratamiento correctos.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario