octubre 3, 2023

Cuando el cerebro se inflama (edema cerebral): Riesgos y tratamientos

Muy comúnmente hemos presentado evidentes recrecimientos o inflamaciones en diferentes partes de nuestro cuerpo como las manos, los pies, tobillos asociándolos a una retención de líquidos como una manifestación de alguna patología oculta.

Estas manifestaciones solemos enfrentarlas sin mucha preocupación, recurrimos a remedios caseros para reducir la inflamación. Sin embargo nuestro cuerpo se encarga de darnos más señales que nos inducen a buscar la causa y tomar acciones correctivas.

Pero… ¿qué hay de esas inflamaciones internas que no podemos ver a simple vista?, ¿nos darán tiempo de detectarlas sin que corramos riesgo de muerte inminente o de un daño irreversible?

Tales inflamaciones también pueden darse en nuestro cerebro y lo peor de todo es que no podemos darnos cuenta a simple vista.

Toda inflamación se traduce en una retención de líquidos en las células o entre ellas, la relevancia de esta inflamación radica en el órgano donde se origine o manifieste. Esta retención de líquidos se denomina “edema”.

Cuando esta inflamación o retención de líquidos se da a nivel del cerebro es cuando hablamos de “Edema Cerebral”, puede llegar a ser causante de muerte o incapacitante.

Un edema en el cerebro es muy peligroso dado que el encéfalo se encuentra protegido por el cráneo, pero de presentarse una inflamación cerebral puede comprimirse contra la estructura ósea craneal y darse la muerte de las neuronas.

La compresión a la que se ve sometido el cerebro puede incrementar la presión intracraneal y por consiguiente la degeneración celular. Los vasos sanguíneos también pueden verse afectados por la compresión  y presentarse una falta de oxígeno cerebral.

Un  edema cerebral puede representar discapacidad  física, psíquica o sensorial temporal o permanentemente.

Síntomas de un edema cerebral

Los síntomas de un edema cerebral varían dependiendo de la región que se encuentre comprimida.

Existen un grupo de síntomas comunes a todos los tipos de edema cerebral:

  • Mareos
  • Ataxia
  • Fatiga
  • Alteración del nivel de conciencia
  • Distracción, disminución de la atención, incapacidad para concentrarse
  • Falta de memoria.

Cefaleas

  • Problemas del sueño, somnolencia constante
  • Náuseas y/o vómito
  • Alteraciones perceptivas.
  • Respiración acelerada  
  • Convulsiones.
  • Problemas con la visión, el habla y la audición.

De llegar a comprimirse las regiones responsables de mantener el ritmo cardíaco y respiratorio, el paciente puede caer en coma o incluso morir.

Tipos de edema cerebral

Un edema cerebral se clasifica según la región donde se produce, ya que esta inflamación puede darse intracelular o extracelular,  y la causa que lo origina.

  • Edema citotóxico

La retención de líquidos se da dentro de la célula en sí, los astrocitos de la sustancia gris y blanca se hinchan debido a una anormal captación de líquido intersticial (agua y sodio).  Se da un funcionamiento incorrecto de las bombas de sodio/potasio ocasionando un desajuste del metabolismo celular y el mantenimiento de la homeóstasis. La barrera hematoencefálica no presenta daño alguno.

Entre las causas que lo pueden ocasionar podemos citar el consumo de alguna sustancia toxica como el dinitrofenol, trietiltin, hexaclorofenoherbicidas como paraquat e isoniazida.

También  se produce por el efecto en el cuerpo de sustancias toxicas como el monóxido de carbono.

Se ve en casos como el síndrome de Reye, la hipotermia severa, ciertas encefalopatías, hipoxia, infarto de miocardio, y algunos tumores.

  • Edema vasogénico

Es el de mayor incidencia, se presenta cuando la barrera hematoencefálica se rompe dando paso al plasma sanguíneo y  proteínas en el parénquima o espacio extracelular que rodea a las células nerviosas y se acumula en él, generalmente se esparce de manera rápida.

Entre las  causas más frecuentes se encuentran los tumores, accidentes cerebrovasculares, traumatismos craneoencefálicos y procesos infecciosos como las  Meningitis Bacterianas.

  • Edema hidrocefálico o intersticial

Este tipo de edema se da cuando los canales por los que circula el líquido cefalorraquídeo se obstruyen y provocan la inflamación. Cuando la regulación falla, el LCR penetra el cerebro y se esparce en los espacios extracelulares de la sustancia blanca.

La inflamación puede ser parcial al localizarse en una pequeña área del cerebro o generalizada afectando todo el cerebro. En estos casos es cuando se presenta la hidrocefalea.

Principales causas de un edema cerebral

  1. Accidente cerebrovascular: cuando el flujo sanguíneo cerebral es insuficiente, el correcto funcionamiento del cerebro se ve afectado por un edema que produce una ACV.
  2. Fuertes traumatismos en la  cabeza: ante un fuerte traumatismo craneal se rompe algún vaso sanguíneo produciendo una hemorragia cerebral dando origen a un edema.
  3. Infecciones: cuando el cerebro se ve atacado por virus o bacterias se infectan las células y quedan expuestas a un daño irreversible o a su muerte. Los  restos de células dañadas originan desequilibrio en el nivel de líquido cerebral dando origen a enfermedades como la meningitis y el síndrome de Reye.
  4. Tumores cerebrales: se da un bloqueo de la circulación sanguínea y del líquido cefalorraquídeo debido a la presencia de tumores benignos o malignos. La compresión  de los vasos sanguíneos por el tumor provoca que las células se rompan y la acumulación de líquido en algunas áreas del cerebro bloquea el paso del líquido cefalorraquídeo dando lugar a un edema.
  5. Hipoxia derivada de la altitud: ante una repentina variación de la presión atmosférica se  genera una dilatación de las arterias y venas del sistema nervioso para tratar de compensar la falta de oxígeno  de prolongarse el cambio o ser genera muy brusco dicha dilatación generará dificultades homeostáticas que culminarán con la acumulación de líquidos en el cerebro. Es frecuente en escaladores y submarinistas. 
  6. Hiponatremia: ante una insuficiencia de sodio en la sangre, se produce una mayor absorción de líquido en el interior de las células.
  7.  

    Intoxicación: se puede presentar un edema por desequilibrios en los niveles de líquido intra o extracelular por consumo de tóxicos o  por envenenamiento.

Consecuencias del edema cerebral 

En los casos más extremos donde las células presentan procesos necróticos es imposible su recuperación. Los daños al cerebro generalmente son irreversibles, no es posible la curación completa, de ser detectada a tiempo se pueden aliviar los síntomas aplicando tratamiento antiinflamatorio.

De superarse un edema cerebral persistirán una serie de consecuencias en diferentes aspectos del organismo:

A nivel neuronal se presentan dolores de cabeza crónicos, trastornos en la simetría de los músculos faciales,  insomnio y funciones reflejas disminuidas.

  1. Psicológicamente: ansiedad, estrés, y depresión.
  2. La discapacidad total puede darse ante un edema cerebral por traumatismo craneoencefálico.
  3. La destrucción de una amplia zona cerebral por edema conduce al paciente a un estado de coma.

¿Cómo diagnosticar la enfermedad?

Ante una sospecha de edema cerebral se debe acudir de inmediato a una institución hospitalaria para que le sea hecha una investigación exhaustiva y se le indique el tratamiento adecuado.

En relación a los síntomas y signos presentados por el paciente el médico prescribirá exámenes especiales.

Las exploraciones indicadas para detectar un posible edema cerebral son:

  • Resonancia magnética. permite localizar la posición del edema el grado de complejidad. Permite  predecir el efecto de la inflamación en el cerebro.
  • Tomografía Axial computarizada ayuda a identificar el grado de daño en el tejido cerebral y su localización. Con el TAC es posible hacer inferir las posibles complicaciones.
  • Análisis de sangre, permite determinar si existe posibilidad de edema por intoxicación (Edema citotóxico).
  • Punción lumbar, se toma líquido cefalorraquídeo de la columna espinal para descartar infecciones o procesos cancerígenos.

Tratamiento luego de un edema cerebral

Un paciente que ha superado un edema cerebral debe mantenerse bajo supervisión médica, le serán indicados los medicamentos adecuados a su patología.

Una vez controlada la inflamación se busca la restauración completa  del cerebro, de ser posible, y prevenir futuros episodios.

Un especialista médico debe indicar que medicamento tomar y cómo debe tomarlo (dosis), generalmente se indican: agentes hormonales, medicamentos eficaces para la eliminación de edema; antihipertensivos;  diurético, fármacos cardiovasculares y similares. En el caso extremo se puede indicar una craneotomía.

Primeros auxilios ante la sospecha de un episodio de edema cerebral

Conocida la sintomatología de un edema cerebral lo primero que se debe hacer es solicitar la asistencia de una ambulancia para el traslado del paciente  a una institución hospitalaria.

Mientras llega la ayuda de paramédicos usted debe mantener al paciente en posición horizontal y garantizarle buena oxigenación.

De estar presentando  vomito debe vigilar que las vías respiratorias no se obstruyen con el vómito. En este caso, se puede poner el lado del paciente.  Colocar compresas de hielo o pañitos de agua helada en la cabeza.

La prontitud con que el paciente sea trasladado  un hospital será primordial para reducir graves posibilidades de complicación.

Compartir
Dejar un comentario

1 Comentario

Curiosidario