Saltar al contenido

El Husky Siberiano: un perro esquimal que se adaptó a la sociedad

Tiene el orgullo de ser una de las razas de perros más antiguas, según pruebas de su ADN, al parecer, fue el primer compañero de faenas de los Chukchi, una ancestral tribu de nómadas de la estepa siberiana. Durante la fiebre del oro en California fueron exportados a los Estados Unidos desde la fría Siberia, hasta que el gobierno soviético cerró sus fronteras. Al trasladarse de continente cambiaron un poco con respecto a sus antepasados, pero se adaptó muy bien a América.

Husky Siberiano

Canes de trabajo, inteligentes, enérgicos y lúdicos

Su gran inteligencia los hace ser traviesos y aburrirse muy fácilmente. En huskysiberiano10.com hay abundante información sobre sus características más resaltantes. Han sido catalogados como perros de trabajo con una esperanza de vida entre los 12 y los 15 años, y un peso que llega hasta los 23 kg en las hembras y hasta 27 entre los machos. Por su tendencia al aburrimiento, no deben quedarse solos durante espacios de tiempo muy prolongados y necesitan muchas actividades y supervisión constante, ya que tienden a ser distraídos.

Se adaptan muy bien a la convivencia con otros perros en los hogares, pues no destacan por su agresividad y en general, se muestran muy amables con los niños. Su carácter independiente los hace difíciles para entrenar y a menudo suelen saltarse las reglas establecidas. Se adaptan mejor a los dueños experimentados que saben establecer las reglas con los perros.

Los colores del pelaje: desde el negro hasta el blanco puro

Los perros esquimales poseen 2 capas de pelaje: una interna de pelos finos y suaves, que mantiene una adecuada temperatura corporal, y una externa de pelos gruesos y largos que repele el agua y protege la piel de los nefastos rayos UV. Según los estándares del American Kennel Club, su gama de colores abarca desde el blanco puro hasta el negro.

Entre la variedad se encuentran los Husky Pinto, que poseen “manchas” sobre los hombros y en las patas delanteras, los de color Sable, de un tono rojizo con áreas punteadas de negro; los rojos y blancos con puntos diluidos de color oscuro; los de color Agouti o “coloración salvaje”, muy parecido al pelaje de los lobos; los grises que abarcan el gris oscuro, el gris plateado y el gris lobo; el blanco y negro, y el Husky blanco Isabella.

La lealtad y nobleza de esta raza salvaje y orgullosa

Aunque su dueño no sea demasiado agradable, los huskys siberianos siempre aman a sus dueños, son muy leales y esta característica es la mejor razón para poseerlos.

Cada vez es más popular como mascota, aunque usualmente son un tanto difíciles de conseguir y en general, no se adaptan tan fácilmente al entorno hogareño y doméstico, ya que es un perro grande e hiperactivo, y por ello necesitan de una vida muy activa para mantenerlos entretenidos y felices.

El entrenamiento de obediencia es muy necesario para adaptarse bien a vivir en un hogar.

El Husky y sus problemas de salud

Es importante que el perro tenga los certificados de salud de los 2 padres y prestar especial atención a la displasia del codo y de cadera, al hipotiroidismo y a la enfermedad Von Willebrand, que tiene que ver con la normalidad de sus ojos. Entre las enfermedades oculares más frecuentes que padecen están:

  • Atrofia Retiniana progresiva (ARP): un trastorno degenerativo que puede causar la ceguera y es detectable con mucha anticipación, por lo que puede preverse.
  • Distrofia corneal: La córnea se ve afectada por una opacidad que causa un exceso de lípidos en su córnea y usualmente afecta más a las hembras y a los adultos muy jóvenes.

Cataratas: Presentan mucha dificultad para ver, debido a una opacidad en la lente del ojo, por lo que siempre presenta una apariencia un poco turbia. Suelen aparecer en la vejez y es muy fácil eliminarla por vía quirúrgica.