seguro de deceso

En España aumenta el número de personas que disponen de un seguro de deceso

Las pólizas de decesos cubren los gastos que se relacionan con el sepelio de la persona asegurada, cuando esta persona muere. Ante un evento tan lamentable, estas pólizas evitan posibles problemas de dinero a los familiares del fallecido.  

Las empresas que ofrecen los seguros de decesos, incluyen diferentes modalidades y coberturas. Para conocer los detalles de las mismas, se puede ingresar aqui para ver toda la información necesaria

Los seguros de deceso evitan problemas de dinero a los familiares del fallecido

Los seguros de deceso cubren todos los gastos que se relacionan con el sepelio del asegurado, hasta una cantidad máxima contratada. Este tipo de seguros generalmente puede cubrir el tanatorio, el coche fúnebre, el entierro o según sea el caso, la incineración, y de modo general, todo lo referente al entierro, pero hasta una cantidad previamente estipulada  en la póliza, quedando, si hubiere un excedente, a cargo de la familia del fallecido.

En España, esta modalidad de seguros es muy habitual, ya que estadísticamente un 60% de los sepelios que se realizan, están cubiertos por pólizas con esta modalidad. Este tipo de pólizas, no estaban regulados hasta el año 2016. En la actualidad esto ya no ocurre.

Las empresas de seguros ofrecen diferentes modalidades de este tipo de seguros, con variedad servicios de cobertura ante el fallecimiento del asegurado. Desde los más económicos hasta los que pueden cubrir, además de los servicios mencionados antes, arcas de cristal, lápidas de mármol o granito para el nicho, coronas, sudarios y otros servicios más caros.

La mayoría de estos seguros cubren el traslado nacional o internacional del asegurado, que en caso de fallecer en el extranjero, cubre el traslado del féretro y de un acompañante para que realice los trámites pertinentes. También son mayoría las pólizas que cubren el asesoramiento legal para los familiares del fallecido en caso de necesitarlo, y la tramitación de los diferentes certificados después del fallecimiento.  

Reintegro del  excedente de dinero a los herederos del fallecido

La devolucion del dinero en un seguro de decesos es una preocupación de muchos familiares. La buena costumbre española de tener pólizas de deceso, ha hecho que se introdujera un apartado en la Ley del Contrato del Seguro, para confortar a las personas que los adquieren.

En el año 2016 se incorporó la Ley de Ordenación Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (LOSSEAR), que cubre cualquier suceso que haya ocurrido desde el 2016 en adelante, con alguna compañía aseguradora de decesos.

La ley indica que, según el caso, la aseguradora deberá devolver el dinero, o una parte del mismo, estableciendo además, los casos particulares en que es obligatorio hacer el detalle de la devolución con absoluta claridad.

Algunos detalles que exige la ley

Otro de los aspectos que contempla la ley es que los contratos deben estar redactados de manera clara y transparente, para que el asegurado pueda entenderlos perfectamente. Además no puede figurar en el contrato que la empresa no hará devoluciones de dinero, porque es una contradicción a lo que la ley indica.

La empresa aseguradora deberá devolver el dinero sobrante del coste del sepelio a los herederos. Hay casos donde el asegurado tiene dos pólizas de deceso, una contratada por su cuenta y otra contratada por su empleador para él. La aseguradora cuya póliza no haya cubierto los gastos del sepelio, deberá hacer la devolución del dinero de la póliza a los herederos.

También puede suceder que no haya gastos, porque no se efectúa el sepelio, la aseguradora deberá devolver la totalidad de la póliza a los herederos. Esto puede darse en los casos de un accidente en el mar, por ejemplo, donde el cuerpo no aparece, y después de los rastrillajes, la persona se declara muerta. En el caso que el sepelio se haya realizado utilizando otros medios, la ley exime a la aseguradora de devolver el dinero.

Un seguro pensado a medida de la persona que lo contrata

Una de las modalidades de cobertura que se ofrece como alternativa es la póliza de Helvetia decesos, que es todo un referente en este tipo de seguros. Este tipo de póliza se adapta perfectamente a lo que el asegurado necesita, con un servicio personalizado en cuidados y asistencia.

Es un seguro que tiene dos modalidades familiares, a prima nivelada, que tiene un coste mayor al principio, pero los aumentos en la prima son más bajos (y es el más recomendado). La otra modalidad es a prima mixta, cuyo coste al principio es menor, pero el aumento en la prima es mucho mayor (es menos recomendable).

Este tipo de seguro tiene una cobertura amplia:

  • En caso de que el fallecimiento se produjera en otro país, en cualquier lugar del mundo, cubre la repatriación del fallecido a España.
  • Servicio de sepelio.
  • Libertad de elección del lugar donde se producirá la inhumación en cualquier lugar del territorio español.
  • El acompañamiento del fallecido, los gastos que ocasione su desplazamiento y su estancia.
  • El transporte del familiar fallecido más un acompañante ante una repatriación.
  • Un acompañante para el caso de que haya menores.
  • En caso de residentes españoles en el exterior, su repatriación.

Pero además la póliza de deceso también provee asistencia en caso de un viaje por otras partes del mundo:

  • Información sobre dónde encontrar asistencia médica.
  • Repatriación sanitaria de heridos o enfermos.
  • Si el asegurado está más de cinco días internado, el traslado de un acompañante para que esté junto al asegurado.
  • La compañía de hijos menores de edad o con alguna discapacidad.
  • Repatriación de los acompañantes asegurados.
  • Fianzas por internación.
  • Traslado de medicamentos.
  • Odontología de urgencia.
  • Intervención de un intérprete por enfermedad o accidente en un país que habla otra lengua.
  • Anticipo de efectivo en cualquier país.
  • Asistencia legal gratuita para cualquier tema personal del asegurado.
  • Gestión de trámites en caso de fallecimiento

La suma de todas las ventajas que proporciona un seguro de deceso hace que sea justificado el incremento en España, en la decisión de adquirir uno.

Añadir comentario