junio 28, 2024
lentillas de fantasía

Halloween: ¿cuál es el origen de la celebración?

La mayoría de la gente considera que Halloween es un acontecimiento muy importante y lo celebran con fiestas de disfraces, calabazas y adornos diversos, pero muchos no conocen su historia. Entonces, ¿dónde y cómo se originó esta festividad que mucho disfrutan año a año?

Estados Unidos y sus tradiciones

Los estadounidenses han difundido el Halloween a todo el mundo. Suelen disfrazarse y los niños piden dulces de casa en casa con el tradicional “dulce o travesuras”. Muchos atuendos son realmente geniales y usan hasta lentillas de fantasia para semejar brujas, zombis y todo tipo de monstruos con ojos de colores.

Es que en la noche de Halloween, muchos estadounidenses se disfrazan de forma espeluznante o adorable y llaman a las puertas. Casi todos los personajes que pueda imaginar tienen un disfraz, desde payasos hasta fantasmas.

Los niños llaman a las casas gritando “truco o golosinas” mientras portan cestas en forma de calabaza o bolsas para llenar de caramelos y otras golosinas.

La mayoría de los individuos hacen truco o trato en sus vecindarios locales, pero algunos se desplazan a zonas acomodadas en busca de las chocolatinas más grandes.

Halloween es, por un amplio margen, la fiesta más popular para muchas personas. A otros les parece demasiado espeluznante y aterradora, y la historia más oscura de la fiesta lo explica bien.

En España se ha extendido esta celebración y se utilizan también disfraces geniales. Mucha gente acude a empresas como e-lentillas para hacerse de lentes de contacto con los más variados diseños para lograr atuendos realmente sorprendentes.

¿Dónde surge el Halloween?

Las raíces de Halloween se encuentran en la fiesta religiosa de Samhain del pueblo celta. El Samhain hace hincapié en la mezcla del mundo material con el reino espiritual o del más allá y se celebra tradicionalmente la noche del 31 de octubre hasta la madrugada del 1 de noviembre.

Es que, el 31 de octubre, según la creencia celta, los espíritus se reencarnaban y ayudaban a los sacerdotes celtas a predecir el futuro. Si eran almas malignas o seres fantásticos y no humanos, podían hasta destruir las cosechas.

Para preparar la comida sembrada o los animales de corral, se hacían sacrificios de corderos u otros animales junto a enormes hogueras que los sacerdotes celtas hacían para calmar a los espíritus.

Los celtas también se vestían con trajes hechos de varias cabezas o pieles de animales para conmemorar el evento. De allí la costumbre de los disfraces.

El cristianismo comenzó a expandirse por las zonas celtas en el siglo IX. Pero, estas fiestas eran consideradas paganas y prohibidas. Sin embargo, el sincretismo y la mezcla cultural ancestral con las costumbres cristianas dio origen al Halloween.

El 1 de noviembre se eligió como día para honrar a todos los santos y mártires. Se denominó All-hallows o All-hallomas.  El Día de Todos los Santos fue el nombre dado a esta celebración y derivó en el vocablo Halloween.

A medida que varios grupos étnicos europeos y los indios americanos empezaron a mezclarse, surgió un nuevo significado para Halloween.  Las primeras actividades relacionadas con Halloween consistían en conmemorar abiertamente la cosecha.

Se contaban numerosas historias de fantasmas, la gente se disfrazaba e incluso se hacían profecías futuras entre ellos.

Sin embargo, estos incidentes tienen una clara conexión con las antiguas tradiciones celtas de Halloween.

Es recomendable conocer la evolución de Halloween porque muchos de quienes lo celebran desconocen que las raíces celtas han contribuido al crecimiento de la celebración hasta convertirse en lo que hoy se conoce y se celebra.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario