uniendo destinos

Más de una década uniendo destinos

La página web FuegodeVida es la más popular a la hora de organizar encuentros, de índole erótica, entre adultos de toda España. Desde su creación, se filosofía ha sido estimular ese pequeño lado sensual que, muchas veces, permanece oculto en los seres humanos, sin desarrollarse hasta que llegan iniciativas liberadoras como esta, que proporciona, a sus usuarios, la maravillosa oportunidad de vivir un romance sin ataduras.

Son varias características de sus servicios las que han convertido este enlace en todo un referente para aquell@s que deseen vivir una experiencia inolvidable, desde garantizar el absoluto anonimato a los perfiles inscritos (no se obliga a proporcionar datos de carácter privado, que proporcionen información que pueda identificar dramáticamente a sus dueños; asimismo, las fotografías que se cuelgan en la web gozan de una gran privacidad, gracias a que, mediante el establecimiento de contraseñas de alta seguridad, solo pueden tener acceso a su contenido aquellas personas a las que el titular de la cuenta decida concedérselo) hasta ofrecer un minucioso soporte de atención telefónica (que atenderá, con exquisita profesionalidad, cualquier duda o problema que se les plantee en relación a la web). Son estos algunos de los motivos que han hecho que más de seis millones de personas hayan depositado su confianza en esta entidad, una cifra que no para de variar positivamente, día a día, haciendo de FuegodeVida una de las comunidades de encuentros ocasionales de mayor éxito y mayor tamaño. Así que ¡pasa una noche divertida, y haz nuevos contactos en Bilbao!, una ciudad favorable a este tipo de encuentros, como veremos a continuación.

Un lugar diferente

Desde su fundación, el 15 de junio del año 1300, la Muy Noble y Muy Leal e Invicta Villa de Bilbao se ha caracterizado por ser uno de los enclaves comerciales más populares de la cornisa Cantábrica. Es, precisamente, su proximidad geográfica a este mar la responsable de la naturaleza de su clima, calificado de oceánica templado, con oscilaciones térmicas de baja intensidad (la temperatura máxima, en época veraniega, suele ser de 25 o 26 grados, mientras que, en los meses de invierno, el techo térmico  normalmente se sitúa en 6 0 7 grados), una cualidad climatológico muy aconsejable para planear una cita romántica o, incluso, de menor implicación emocional. Asimismo, es frecuente que, año tras año, las lluvias ocurran con gran frecuencia, sobre todo entre octubre y abril, lo que proporciona un apropiado marco de encuentro, favoreciendo la intimidad en lugares calentitos y cobijados, mientras una armónica ráfaga de gotas de lluvia golpea melodiosamente los cristales de una discreta ventana. Los ríos Nervión e Ibaizábal también son un magnífico lugar de encuentro, ideales para vivir momentos y sacar fotografías, para formar unos recuerdos que no resultará fácil olvidar.

Las noches de esta ciudad son muy dinámicas y entretenidas. No debemos olvidar que se trata de una urbe en la que viven, de forma regular, más de 300.000 personas, en menos de 42 kilómetros cuadrados, lo que provoca una nada desdeñable densidad de población (casi 8.300 habitantes por kilómetro cuadrado), por lo que las veladas bilbaínas, lejos de ser un confortable y tranquilo escenario de calmados paseos, es un auténtico huracán festivo, con una gran oferta de establecimientos de diversión, que conviene repasar, aunque sea brevemente.

Terrazas nocturnas

El éxito de estos establecimientos ha hecho que, en la actualidad, pueda disfrutarse de una enorme variedad de locales, como Bistró Guggenheim Bilbao, Marzana 16 o la terraza del Gran Hotel Dómine. La mayoría cierran a un horario muy temprano (normalmente, hacia la media noche), por lo que no conviene ir muy tarde, aunque son especialmente recomendables para ir calentando unos motores que descarrilarán con desenfreno en el calor de la noche.

Para beber, bailar, cantar y jugar

Si se quiere llevar la relación un paso más allá, no hay mejor manera de hacerlo bailando. Fever, Rock Star y el club Sala Marquee Bilbao son, quizás, las mejores discotecas de la zona, debido al diseño sofisticado de sus establecimientos y a su decidida apuesta por la música dance comercial. Si, además del baile, se quiere embarcar el encuentro en un tórrido viaje sobre mares de alcohol, la villa también cuenta con una envidiable oferta de locales, como Kafe Antzokia, Azkena, Residence y Soho Bilbao. También se puede pasar a la acción oral y cantar canciones con un micrófono en vez de bailarlas, siendo Rendez Vous y Cars locales idóneo para esta pretensión. Hay parejas que, sin embargo, prefieren expresar sus sentimientos con un buen tapete de juego delante; tampoco hay problema en estos casos, pues sitios como el Luckia Casino Bilbao han sido diseñados para dar lúdico cobijo a estos clientes, con una amplia variedad de servicios, parking cercano y una pantalla gigante que mostrará los eventos deportivos más importantes.

Añadir comentario