controles de salud anuales

Qué controles de salud debes hacer cada año

El cuidado de la salud es algo verdaderamente importante, aunque a menudo olvidemos ocuparnos de ella como corresponde. Lo ideal sería que hiciéramos una serie de controles de manera anual, para asegurarnos de que todo funciona con normalidad. 

El organismo atraviesa muchos procesos a lo largo de nuestras vidas, aunque no lo notemos. Lo cierto es que, muchas veces, podemos olvidar lo necesario que es prestar atención a nuestro cuerpo y asegurarnos de que todo está en correcto funcionamiento. 

Por ello, todos los médicos recomiendan hacer controles y revisiones anuales año a año. Cabe recordar que es mejor prevenir que curar y por eso, aún cuando no creemos que sea necesario, la mejor idea es asistir a nuestros médicos de cabecera. 

La importancia de la boca y la salud dental

Los dientes se encargan de una de las tareas más importantes, que es ayudarnos a incorporar alimento a nuestro organismo. Y aunque sean realmente resistentes, pueden sufrir varios tipos de afecciones, tanto ellos como el resto de nuestra boca. 

Es por eso que se recomienda hacer revisiones cada seis o doce meses, ya que de esta manera puede prevenirse la aparición de las caries, o el progreso de enfermedades periodontales, como la gingivitis. Si fuera el caso, puede que sean requeridos procedimientos como la endodoncia, también conocida como tratamiento de conducto. Ésta consiste en la extracción de la pulpa dañada del diente para evitar una infección que podría perjudicar la pieza dental en su totalidad.

Por supuesto que, además de los controles necesarios, siempre debemos recordar implementar por nosotros mismos una limpieza rutinaria adecuada. Es decir; haciendo dos o tres cepillados al día, con una duración de aproximadamente dos minutos, asegurándonos de limpiar correctamente cada diente con movimientos suaves pero firmes. 

Por otro lado, debemos hacer uso del hilo dental y observar nuestra boca. Ante una herida, enrojecimiento o cualquier otra anomalía, por pequeña que sea, será necesario acudir a nuestro odontólogo.

Mantener un buen estado del cuerpo

Cada año debemos hacer una visita a nuestros médicos para que realicen los controles y estudios necesarios: medición del colesterol y la glucemia, control de la presión arterial, actualización de vacunas, medición del peso y de la altura, entre otros. 

Para garantizar que todo esté bien, debemos mantener una alimentación sana que nos brinde los nutrientes necesarios. La alimentación tiene mucho que ver con el desarrollo de nuestro metabolismo. Modificando nuestros hábitos alimenticios podemos evitar enfermedades cardíacas u otras afecciones, como la diabetes. 

Es aconsejable consultar con un nutricionista para saber qué es lo que necesita nuestro organismo exactamente, ya que este profesional podrá decirnos qué necesita nuestro cuerpo exactamente o las posibilidades en cuanto a distintas dietas para perder peso, si fuera el caso. Hay muchas dietas acorde a diferentes objetivos y necesidades nutricionales

El nutricionista nos recomendará visitarlo cada determinados períodos de tiempo para establecer la rutina correcta y ver cómo responde nuestro cuerpo a la dieta establecida. Mantener algún tipo de entrenamiento o actividad física de manera regular colaborará considerablemente con la buena alimentación.

El cuidado de la vista 

Lo notemos o no, la visión es uno de los aspectos para los que las revisiones recurrentes son realmente importantes. Nuestros ojos son muy sensibles, algunos más que otros, y cada tanto pueden sufrir alteraciones, ya sea por factores ambientales o patologías congénitas.

Durante un control, el oftalmólogo revisará distintos aspectos de las funciones oculares, como la agudeza visual, el campo visual y el fondo de ojos. Éstos suelen ser exámenes bastante rápidos y son, además, indoloros, por lo que no hay nada de qué preocuparse. 

De todas maneras, si fuera la primera vez que haces este tipo de control, el profesional se encargará de despejar todas tus dudas antes de proceder con las pruebas. Si estás buscando un oftalmólogo tijuana puedes ponerte en contacto con el consultorio del Dr. Aureliano Moreno Andrade, uno de los mejores profesionales en el campo oftalmológico de la ciudad mexicana.

Los músculos y la circulación

Los músculos son los encargados de que el sistema circulatorio funcione con normalidad. En otras palabras, el miocardio es el que bombea la sangre por todo el sistema circulatorio del cuerpo. Es por eso que mantener a nuestros músculos activos mediante algunos ejercicios es tan necesario. 

En ocasiones, nuestra musculatura puede sufrir dolencias o afecciones, ya sea a causa de una lesión en particular o por una mala circulación de la sangre, entre otros motivos. A veces, estas dolencias o patologías pueden ser tratadas con los métodos tradicionales, aunque existen buenas alternativas como la fisioterapia

Esta rama de la medicina se utiliza para ayudar a restaurar funciones del cuerpo perdidas o lesionadas, mediante distintos tipos de ejercicios y técnicas físicas, atendiendo además el estado psicológico del paciente y sus emociones. En la clínica de fisioterapia Fisiotecar y con una plantilla de profesionales altamente capacitados, se realizan estas terapias, entre las que se encuentran la osteopatía, pilates terapéutico, terapia miofascial o punción seca. 

Un buen desempeño del sistema circulatorio y muscular no sólo nos ayudará a sentirnos mejor físicamente, sino que además influirá en nuestro bienestar psíquico y emocional.

Añadir comentario