junio 28, 2024
naves industriales

¿Qué son las naves industriales y cuál es su importancia?

En el mundo empresarial e industrial actual hay muchos tipos de edificaciones que resultan imprescindibles para el desarrollo normal de las labores productivas. Uno de esos tipos corresponde a las naves industriales.

Conforme ha pasado el tiempo y muchas nuevas industrias han proliferado, al igual que otras tantas se han expandido, las naves industriales se han hecho cotidianas dentro del sector empresarial. Hoy, los parques industriales e incluso las sedes de empresas tienen naves industriales en su interior, y precisamente son tan importantes para el sector que conocerlas a fondo pudiera ser tremendamente útil.

¿Qué son y para qué se utilizan?

Las naves industriales son construcciones livianas de acero, de concreto o mixtas que se utilizan para albergar todo lo relacionado con la maquinaria, las materias primas, el stock, procesos de fabricación y distribución de productos y mercancías de las empresas.

Dentro de un parque industrial, donde seguramente habrá varios edificios para la misma empresa, serán las naves industriales las que albergan todo lo que realmente tiene que ver con la producción de las mismas, primero porque son diseñadas para tal fin, y segundo porque cuentan con todos los requerimientos técnicos y de espacio que una empresa puede requerir para albergar y utilizar maquinaria pesada; para usarlo como almacén sin que nada allí dentro corra algún riesgo, o incluso para el sector del transporte, donde se suelen utilizar como garaje o hangar, puesto que su diseño y envergadura protege los vehículos.

¿Qué se debe tener en cuenta al elegir o construir las naves industriales?

Como es bien sabido, la mayoría de las empresas del sector industrial, de la fabricación o manufactura, requieren de naves industriales para trabajar de mejor manera, para unificar todos los procesos productivos en un mismo área, o bien para disponer de un espacio de trabajo para proyectos concretos o de gran importancia.

En ese sentido, hay muchas cosas que tener en cuenta:

  • La ubicación: por norma general, las naves industriales suelen estar dentro de los parques industriales, sobre todo por un tema de practicidad y de permisos. Y es que este tipo de edificaciones suelen asociarse a altos niveles de contaminación sónica, aparte de ser grandes. Los parques industriales están pensados prácticamente en base a la instalación de estos edificios. Sin embargo, dependerá mucho del tipo de industria, porque por lo general debe ser fácil de acceder para las unidades de transporte que hagan carga y descarga de mercancías, o bien que quede cerca de la fuente de materias primas, como en sectores primarios.
  • Diseño: las naves industriales se diferencian por los materiales con los que se construyen. Pueden ser el acero, el concreto, el concreto prefabricado o construcciones mixtas. Pero además de ello, está el tema del diseño y las características físicas, que suelen ser siempre adaptables a las necesidades concretas de una empresa ocupante. Por tanto, la altura del techo, la extensión, la cantidad de servicios o comodidades en su interior, los espacios para el estacionamiento, para alojar maquinaria específica, o áreas para carga y descarga, todo se puede diseñar y solicitar de antemano para empresas que buscan este tipo de soluciones.

En el mundo empresarial actual, un concepto queda bastante claro que es importante: eficiencia operativa. Hacer mucho más con muchos menos procesos es lo ideal, y en ese sentido las naves industriales tienen mucho que aportar.

En principio, porque en un mismo espacio pueden incluir todos aquellos procesos que hacen que una empresa pase desde la obtención y el almacenamiento de las materias primas, hasta la fabricación y distribución logística de los productos terminados. Pero también, porque son espacios habilitados para que cada uno de esos procesos intermedios se realice con la mayor celeridad, exactitud y calidad posibles, sin que hayan interrupciones, tiempos muertos o necesidades de llevar afuera productos o mercancías para ser procesadas en otras áreas, pudiendo unificarlas allí. Y si bien ese es el concepto inicial de las naves industriales, ya es bien sabido que dependiendo de las necesidades de una empresa, podrán habilitarse para tal fin.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario