Unos ladrones roban una pintura famosa de una iglesia italiana – Pero no se preocupe, es falsa

La semana pasada, unos ladrones de arte robaron una obra maestra flamenca valorada en 3 millones de euros de una pequeña iglesia de un pueblo italiano. O eso es lo que pensaban.

Para su sorpresa, la pintura que robaron era en realidad falsa. Los líderes de la ciudad y los Carabinieri, la policía militar de Italia, habían sido informados sobre el atraco planeado y reemplazaron la pintura original, La Crucifixión de Pieter Brueghel el Joven, por una réplica.

De los cerca de 8.500 habitantes de Castelnuovo Magra en Liguria, sólo unos pocos conocían el cambio.

«Tienes que creerme. No me informaron», dijo Francesco Marchese, miembro del concejo municipal, a Lulu García-Navarro, de la NPR. «Incluso si estoy en el ayuntamiento del municipio, sólo el alcalde y el sacerdote… fueron informados por la policía de que había algunos rumores sobre el hecho de que el cuadro podía ser robado.»

La pintura del siglo XVII fue donada a la ciudad por una familia rica hace más de un siglo y es motivo de orgullo para muchos residentes locales.

«Cuando uno es una comunidad no tan rica, una comunidad de gente trabajadora, que tiene algo importante para la comunidad mundial, en cierto modo, es una cuestión de orgullo», dijo.

Tal vez por eso, cuando algunos de los habitantes del pueblo adivinaron que algo no estaba bien con la copia, mantuvieron sus sospechas en secreto mientras la policía esperaba a que ocurriera el atraco.

Después del robo, la policía ordenó a los que sabían que se callaran. Tanto los Carabinieri como el alcalde de la ciudad dijeron inicialmente a los periódicos que la pérdida de la famosa obra de arte fue un golpe para la comunidad. Es decir, hasta que se filtró a los medios de comunicación que la pintura robada era una copia.

No era la primera vez que los ladrones atacaban el cuadro. Fue robado en 1981 de la misma iglesia, pero fue recuperado unos meses después.

Los ladrones aún no han sido atrapados, pero la pintura que se llevaron es inútil. Hasta que la investigación sobre el robo haya terminado, la pintura original permanecerá en un lugar no revelado.

«Los ladrones] descubren que la policía puede ser inteligente, y también la gente de la comunidad y el sacerdote pueden ser inteligentes para evitar esas cosas», dijo Marchese. «Así que espero que esto sea una lección.»

Añadir comentario