Cultura

Temas para exponer e investigar que son interesantes en jóvenes

No importa la etapa de formación académica en la que te encuentres ahora mismo. De seguro tendrás que hacer una o varias exposiciones. Bien puede tratarse de una exposición oral, o una exposición escrita, mediante ensayos o mediante la redacción de monografías.

En todo caso, todo comienza por la escoger de un tema de interés.

Porque a veces no importa lo interesante de tu relato o lo bien realizada que esté tu exposición. Si el tema no es el correcto, no lograrás generar conexión con el público evaluador. Por consiguiente, el éxito ni siquiera estará en las posibilidades.

Pero, precisamente para ello nos hemos tomado la tarea de realizar este post. En él conocerás algunos de los temas de interés social más relevantes a la hora de preparar un contenido para presentación académica. Sin importar si es oral o escrita dicha evaluación. 

Todos los temas han sido escogidos sin una distinción real entre el grado de formación en el que te encuentres; por lo que es idóneo tanto para chicos de primaria, secundaria, o de formación de grado universitario.

Todo dependerá de la forma en que se ponga en escena después.

Así que si estás en ese momento en el que no tienes ni idea de cuál es el mejor tema para tu exposición, este post de seguro te servirá de orientación y ayuda.

Los 11 temas más interesantes para investigar y luego exponer con éxito.

Hemos elegido los siguientes temas para que puedas desarrollar tu investigación; Drogadicción, La era tecnológica, jóvenes emprendedores, tabaquismo, enfermedades de transmisión sexual, desordenes alimenticios, sobre el medio ambiente, embarazo en la adolescencia, causas de muerte en jóvenes, el bullying y por último los métodos de promoción para que los jóvenes lean.

Encontrarás más abajo explicado y mejor desarrollado cada uno de estos temas. ¿Por qué hemos elegido estos? Porque la mayor parte de la socidedad ya es conocedora de estos temas de actualidad y no te será difícil conectar con ellos durante tu exposición. Además de que encontrar información sobre esto no es nada complicado, ya que al menos 1 vez a la semana los medios de comunicación hacen referencia a ello.

 

  1. La drogadicción

    Trillado o no, el tema de la drogadicción es uno de los más comunes cuando buscamos uno de los más interesantes para preparar un material de exposición. Algo que se hace mucho más importante cuando se trata de adolescentes y jóvenes. La razón fundamental está en que es en esta edad donde se encuentra el origen del consumo y el hábito del mismo en lo referido a las drogas. Se estima que más de un 50% de los nuevos consumidores son menores de edad, lo que ya nos hace suponer la relevancia de la exposición e investigación de este tema en edad temprana.

    Incluso las personas encargadas de realizar las asignaciones académicas deberían utilizar la investigación de la drogadicción como un método de auto-evaluación en los ponentes.

    Y si bien se trata de que la mitad de los nuevos consumidores tenga menos de 18 años de edad; lo importante del caso es conocer los orígenes para luego ocuparse de mitigar las consecuencias. En el caso de los orígenes, tenemos que ver cómo influye la relación social de estos individuos con su entorno de influencia: familiares, amigos y conocidos.

    Si miramos los casos con detenimiento, notaremos que la experimentación es la principal razón tras el inicio del hábito de consumo en adolescentes. Sin embargo, hay otros orígenes como el estrés, la presión de otros compañeros y amigos; la curiosidad y hasta la rebeldía propia de esta época de la vida.

    Pero, la parte de los orígenes es sólo una de las imprescindibles para realizar una exposición. También puede realizarse sobre las consecuencias, que no sólo tienen que ver con la salud, sino con el rendimiento académico y hasta con la relación con sus amigos y familiares más cercanos. Estamos, entonces, ante uno de los temas con mayor relevancia en la sociedad moderna.

    Pero es sólo el primero de nuestra lista de 11 propuestas.

  2. La comunicación en la era de la tecnología

    Algunos le llaman la Comunicación 2.0 y hasta la Comunicación 3.0. El sentido es exactamente el mismo: la forma en que nos comunicamos ha cambiado tremendamente desde la llegada de la tecnología; especialmente de las redes de internet. Y aunque el tema parezca ya conocido por todos, lo que pocos tenemos con certeza es un conocimiento claro de sus efectos. Sus verdaderos y reales efectos, que para muchos de nosotros todavía no son palpables.

    Según encuestas, que pueden ser un promedio general en los países del hemisferio occidental, pasamos más de 20 horas semanales únicamente en las redes sociales (Facebook, YouTube, Twitter, Instagram,…), en una cantidad horaria que seguirá creciendo con el correr de los años. En promedio, además, tenemos vínculo directo con más de 300 personas a través de canales sociales. Esto sin tener en cuenta a las redes de mensajería instantánea de nuestros móviles inteligentes (Telegram, WhatsApp, Skype, Facebook Messenger).

    Es decir, que estamos conectados de forma constante e irreversible con la tecnología. Lo que ha marcado definitivamente la forma en que nos comunicamos con los demás. Pero, el problema es que de todas las personas que tenemos agregadas como amigos, sólo vemos físicamente a menos de un 12%, y en un tiempo reducido.

    A algunos les vemos porque coincidimos casualmente, o porque el trabajo o el estudio nos obligan a ello. Pero no es un hecho planificado o consensuado, que es un factor a tener en cuenta acerca de cómo hemos cambiado la forma de comunicarnos.

    Debemos tener en cuenta que el ser humano es, ante todo, un ser que necesita mantener el contacto. Y pensar en que sólo un 11% de ese contacto está siendo físico, y el resto del tiempo se está dedicando a un contacto digital –a distancia- es ya un fenómeno que requiere de evaluación.

    Además, es un tema lo suficientemente extenso como para plantear en exposición o monografía.

    Lo mejor de todo es que puede distinguirse para cualquier etapa de la formación, y hasta para cualquier carrera de formación de grado, ya que es un fenómeno que nos ataca por todas las vías posibles; estando ya la tecnología en todos los ámbitos importantes de nuestra vida.

  3. El emprendimiento y los jóvenes emprendedores

    Lo tenemos bastante claro: en las escuelas y universidades no se nos enseña a emprender. Incluso en las que tienen que ver con negocios no se nos enseña directamente a ello. Por tanto, es una labor que requiere de mucha motivación intrínseca, y sobre todo, de muchos empujones previos.

    Sin embargo, si vemos hacia el alrededor, sobre todo en las altas esferas corporativas, notaremos que la mayoría de los líderes mundiales y propietarios – fundadores de empresas comenzaron como emprendedores desde edades muy tempranas.

    Richard Branson, Steve Jobs o Bill Gates serían algunos de los casos más notorios.

    Por eso, cualquier tema de emprendimiento relacionado con la generación de ideas productivas desde las edades más tempranas es un tema que cada día debe ser más recalcado. La importancia de esto no sólo tiene que ver con la forma en que la vida laboral está cambiando, con cada vez menos demanda de trabajadores y mayor demanda de líderes capaces; sino también en una conducta de favoritismo del emprendedor social antes de la preferencia del trabajador puntual.

    Emprender, por tanto, se ha convertido en una de las labores más demandadas por el ecosistema laboral actual. No obstante, es una labor que todavía no se enseña y sobre la que no todos tenemos un fundamento teórico.

    La exposición de estos temas pudiera estar demarcada por el repaso biográfico de un personaje que haya destacado exactamente por esto: emprender desde joven. Pero, también puede desprenderse de este tema un sub-tema que sea el principal de la exposición.

    Uno de los más fáciles es la llevada a la acción de una idea de negocio o una idea de emprendimiento. Todos los relacionados con la salud, con la tecnología, con las comunicaciones y con la ecología tienen una gran aceptación en la sociedad actual.

  4. Tabaquismo y alcoholismo

    Más que como adicciones separadas y aisladas del resto; trabajar en ellas como un acontecimiento social.

    Los datos al respecto no son nada alentadores: más de la mitad de la población mundial consume habitualmente uno de ambos –o alcohol, o tabaco-. Además, se presume estadísticamente que la mayoría de los adictos al tabaco y al alcohol comienzan antes de cumplir la mayoría de edad, por lo que el tema es ideal para una exposición oral o escrita en áreas educativas de jóvenes y adolescentes en general.

    Resaltamos aquí lo del acontecimiento social, porque además de los riesgos inherentes a la salud de ambas adicciones (cáncer de pulmón, tráquea o ansiedad en el caso del tabaquismo; y cáncer de hígado o cirrosis en el caso del alcoholismo), muchos son los riesgos sociales de ambas adicciones, como el riesgo de accidentes de tránsito, el cambio de conducta o los problemas con la familia en el caso de la adicción al alcohol; y el riesgo de trastornos, fobias y hasta el salto a las drogas peligrosas en el caso del tabaco.

    Estamos, por tanto, ante dos temas que no sólo son importantes por la edad en que comienzan a manifestarse sus primeras causas, sino por lo difícil que han sido –y son- de sobrellevar y mitigar en cuanto a lo que a efectos se refiere. Por la relevancia, se sugieren como temáticas para exposiciones orales, e incluso para proyectos finales de grados.

  5. Enfermedades de transmisión sexual

    De más está decir que es uno de los temas infaltables en la lista de temas interesantes para exponer. Sobre todo cuando el público tiene edades de entre 13 y 25 años de edad. Los jóvenes son, por lejos, el núcleo de población con mayor índice de riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, también llamadas enfermedades venéreas.

    Esto tiene muchas explicaciones, pero algunas de las que tienen mayor incidencia son: la promiscuidad, ya que la mayoría de los jóvenes experimenta tener más de una pareja sexual; la experimentación y hasta el ocultamiento de su vida sexual de cara a los padres y médicos. Finalmente, existe una fundamentación biológica, ya que los jóvenes –sobre todo las mujeres- tienen un índice de 50% más riesgo de contraer enfermedades de este tipo.

    Sólo en América del Norte hay más de 20 millones de nuevos casos de E.T.S. cada año. Una cifra que se incrementa cuando consideramos a todo el hemisferio occidental.

    Los temas de exposición relacionados con las enfermedades de transmisión sexual pueden ver con las causas, con las consecuencias, con la prevención, pero también con la vida con enfermedades venéreas, ya que posiblemente no exista una cura definitiva, pero no por eso pueda considerarse al contagio como una sentencia al corto plazo.

  6. Desórdenes alimentarios

    Los desórdenes en los hábitos de alimentación han sido tratados de una forma errónea durante mucho tiempo. En el peor de los casos, ni siquiera han sido tenidos en cuenta.

    Sin embargo, hoy una de cada tres adolescentes tiene algún trastorno asociado con la alimentación. Comúnmente solemos asociar estos trastornos con dos bastante conocidos: la anorexia y la bulimia.

    Ambos no son estrictamente problemas alimenticios, sino que tienen que ver directamente con problemas psicológicos, de autoevaluación, autoestima y depresión; y es precisamente esta mezcla conductual lo que incide en que las adolescentes se obsesionen con la alimentación.

    En el caso de la bulimia, las personas que le padecen suelen comer de forma compulsiva y en cantidades exageradas; pero unas horas después se obsesionan con la idea de que han comido demasiado, y buscan afanosamente eliminar los alimentos mediante el vómito –que puede ser inducido- y el uso de laxantes potentes.

    En el caso de la anorexia, es una condición de auto percepción donde las adolescentes creen que tienen sobrepeso. La anorexia, desde el punto de vista clínico, se resume como una patología en la que las pacientes tienen un peso 15% menor al peso ideal, como mínimo.

    Algunas personas con anorexia pueden llegar a tener un cuerpo esquelético, porque temen ganar peso.

    El tratamiento de los desórdenes alimenticios no es sencillo, pero existe y puede tener una efectividad alta. Y aunque no es una enfermedad destinada exclusivamente para las féminas, son éstas las más desfavorecidas por tales malos hábitos.

    El tratamiento, propiamente dicho, tiene que ver con una monitorización clínica, aparte de la adquisición de nuevos hábitos de alimentación que sean apoyados –o compartidos- por todos sus familiares y amigos cercanos. Finalmente, es una labor en la que se tiene que contar con la ayuda de profesionales de la psicología, ya que la mente es la raíz de todo el problema.

  7. Tema medioambiental y de ecología

    Anteriormente hacíamos mención al tema de la ecología desde el punto de vista del emprendimiento. Sin embargo, es un tema extenso y sistemáticamente importante como para ser abordado por cuenta propia. Y eso es justamente lo que proponemos.

    El tema ambiental suele estar ligado al de la gestión política, pero no tiene que ser exclusivamente así. Para realizar una exposición oral o escrita, puede llevarse el tema alrededor de un concepto informativo, periodístico, científico; enfocándose además en la prevención desde la cultura ciudadana, alejados totalmente del lenguaje polémico y de confrontación al que el mismo tema te invitaría. El tema medioambiental y de ecología tiene mucho sobre lo que puedes hablar, más allá del sabido calentamiento global, sus razones, causas y las cosas que se pueden hacer para prevenir sus efectos en el corto y mediano plazo.

    Aunque, si se quiere, puede hablarse de los avances tecnológicos y gubernamentales al respecto, y cómo éstos podrían potenciarse de acuerdo a la adopción de cambios sencillos en los hábitos. Temas como la deforestación de los bosques, la sobrepoblación, la pesca y la caza excesiva o ilegal; las especies en peligro de extinción y la mala gestión del agua pueden ser algunos de los más interesantes.

  8. El embarazo en edad adolescente

    Otro tema que tiene una importante incidencia social. Y es que, según nos lo muestran los datos pertinentes del caso, más del 75% de los casos de embarazos en adolescentes no han sido intencionales. Es decir, no se ha buscado quedar embarazada como fin último. Ha sido, digamos, accidental.

    El embarazo en edad temprana es un problema social que hoy en día involucra a muchos jóvenes, pero que también involucra directamente a los familiares, a las asociaciones religiosas y recreativas, así como también a los proveedores de servicios médicos especializados.

    Los temas alrededor del embarazo en adolescentes deben ir, antes que nada, sobre la proporción de información a este sector de la población. En la gran mayoría de los casos, las adolescentes que han quedado embarazadas lo han hecho por no contar con información clara, o por haber sido víctimas de otros de los problemas que ya hemos nombrado, como las drogas o el alcohol.

    Además de lo anterior, la temática también sirve para abordar propuestas de índole social o médico que puedan funcionar para prevenir y erradicar el fenómeno, que a su vez puede conllevar a uno más grave y éticamente más delicado, como el aborto.

  9. Muertes en adolescentes, y sus causas

    Lo hemos dejado para los últimos lugares, pero no por ello resulta menos importante que los anteriores. No obstante, sí podríamos afirmar que es uno de los más polémicos y picantes del listado. De allí su posición en este post. Las muertes en adolescentes deberían ser una excepción a la regla, ya que la vida está biológica y socialmente comenzando a forjarse. Pero, la realidad dista mucho de esta afirmación previa.

    Las causas más comunes son el suicidio, el homicidio, los accidentes de tránsito, el cáncer y las enfermedades relacionadas con el corazón.

    Dentro de todas estas causas más comunes, destaca el hecho de que los accidentes automovilísticos ocupen más de un tercio de todas las causas –comunes o no- de muertes en adolescentes. Algo que ya nos hace ver la relación de esta consecuencia fatal con alguno de los problemas que afectan a esta parte de la sociedad. Además de ello, otra de las causas que sorprende es la del suicidio, que se ha incrementado durante los últimos 20 años hasta rozar cifrar escalofriantes. Y es que según el C.D.C., el suicidio es la tercera causa más común de muertes en personas menores de 24 años, sólo por detrás de los accidentes (de cualquier tipo) y los homicidios.

    Curiosamente, el suicidio ocurre en un 61% con armas de fuego, por lo que la posesión de armas en casa podría ser una condicionante de peso para que los jóvenes cometan estos actos lamentables. Después de todo, una familia que posee muchas armas en su hogar es, precisamente, un núcleo familiar que ha optado por no tomar la negociación y el diálogo como un método válido para solucionar los problemas.

    Por la complejidad del tema, es un tema de exposición adaptado a los jóvenes que estén en la universidad. No tanto para los que se encuentran en ciclos de secundaria.

  10. El  bullying o el acoso escolar

    Aunque se trata de un problema silencioso, ya que las víctimas casi nunca lo declaran, el bullying es uno de los flagelos que más afecta a los jóvenes. Este fenómeno de agresión puede ser físico o emocional, basándose en golpes, gritos, romper las pertenencias de la persona acosada, así como burlarse o denigrar a la víctima.

    El bullying ha sido aceptado como una cuestión de supremacía dentro de un núcleo de jóvenes, predominando el entorno escolar.

    Sin embargo, debemos tener claro –y  los adolescentes igual- que esta conducta de acoso escolar no puede ser, de ninguna manera, aceptada. De hecho, legal y moralmente, nadie tiene derecho a ser maltratado; y ninguna persona tiene el derecho a maltratar a los demás, sin importar ninguna variable social.

  11. Promoción de la lectura en adolescentes

    La importancia de la lectura es incuestionable. No obstante, adquirir este hábito es un proceso que requiere de muchos sacrificios. Está demostrado científicamente que los adolescentes que comienzan a leer, lograrán mantener ese hábito durante toda su vida.

    Por eso, una exposición que tenga como concepto central el hecho de fomentar el hábito de la lectura en los más jóvenes es, no sólo un buen tema, sino una inversión a largo plazo. Existen muchos libros que son adecuados para los jóvenes, ya que no sólo les permiten adquirir el hábito, sino que encuentran en la literatura una distracción saludable y enriquecedora.

    Algunos de estos libros se encuentran entre los recomendados:

    • Trilogía de Los juegos del hambre, de Suzanne Collins.
    • Saga completa de Harry Potter, de J.K. Rowling.
    • Bajo la misma estrella, de John Green.

    A pesar de que estos libros pueden ser los adecuados, es posible que un adolescente común se interese por otro tipo de libros, prefiriendo adquirir el hábito leyendo manuales, guías prácticas, biografías de personajes famosos, libros de historia, entre otras temáticas.

    Lo puntual del caso es que se fomente la lectura como la siembra de un árbol. A partir de allí, cada árbol echará las ramas de acuerdo a lo que dicte su corazón.

    ¿Y a ti cuál propuesta te ha gustado más? ¿Ya tienes una idea clara de cómo quieres desarrollar tu exposición?

     

1 Comentario

  • Genial vuestro trabajo. Yo aportaría un tema muy desconocido para los jóvenes de hoy en día. Hablaría de las diferentes funciones de los cuerpos policiales, ya que la mayoría de gente no sabe las competencias que tiene cada uno, ya sea CNP, Gcivil, Policías Locales o Autonómicas. De esta manera también sería un tema interesante y a la vez útil ya que es una cultura general que no se está dando en los colegios ni en universidades y es básica.
    Gracias.

Dejar un comentario