Saltar al contenido

¿Cómo combatir la piel atópica de los más pequeños?

La piel atópica en general es un problema que afecta a muchas personas, pero también a niños y con estos son con los que hay que tener un especial cuidado, para conseguir que el futuro no derive en problemas mayores. Debe saberse que los cambios de temperatura, de estación, así como los hábitos higiénicos inciden directamente en la salud de la piel, incluso la dieta que sigamos también tiene que ver, por lo que deberemos tener esto presente a fin de conseguir un mejor cuidado de la dermis en general. 

piel atópica en niños

Hábitos para lograr un mejor cuidado de la piel atópica de los pequeños

Consejos de pequenature.com por el cuidado de la piel, encontraremos un gran número de indicaciones que deberemos seguir para el mejor cuidado de los pequeños de la casa en toda cuestión sobre la piel atópica. Lo primero será tener en cuenta una serie de hábitos higiénicos para así tratar de evitar que nuestros hijos puedan tener brotes, así lo que vamos a conseguir es llevar un control adecuada del estado de la piel de los pequeños. Si también tenemos en cuenta todos los factores que pueden desencadenar los brotes, será mucho más sencillo poder paliarlos y evitar así que la piel sufra en exceso.

Para lograrlo, como hemos dicho, es necesario contar con una higiene adecuada de la piel de manera diaria, así vamos a conseguir mantener una piel saludable, así como buscar productos para nutrir y proteger la barrera cutánea de la piel. Estos productos pueden ser aplicar crema hidratante adecuada, es decir, existen cremas especialmente indicadas para las pieles con dermatitis atópicas e incluso destinadas a los pequeños. Unido a esta crema hidratante, también es recomendable utilizar protección solar para pieles sensibles, y en especial que esté indicada para la piel de los niños, para así evitar la nocividad de los rayos solares. A los pequeños, por raro que nos pueda parecer, no es necesario que los abrigues en exceso, ya que el hecho de abrigarlos demasiado para que no cojan frío puede ser contraproducente, pues acabarán sudando y eso hará que empeore el estado de su piel. Asimismo lo ideal es que se utilicen prendas de ropa de algodón siempre, para evitar el uso de los sintéticos que son tan dañinos cuando rozan las pieles atópicas, pues tienden a irritarlas.

Cada vez son más niños los afectados por la piel sensible o atópica

Normalmente la piel atópica es por herencia, pero por lo cierto es que cada vez hay más niños con esta problemática por lo que se están empezando también a asociar a la contaminación, así como al estilo de vida actual. Lo principal, como hemos dicho, es contar con la higiene adecuada, así como una serie de cuidados especiales para lograr que no se produzcan brotes en determinadas épocas del año como en los cambios de estación y que nuestro hijo pueda llevar una vida normal sin sufrir estos picores tan irritantes asociados a la dermatitis atópica.

Conforme nuestro hijo vaya siendo mayor lo ideal es que lo concienciemos sobre la afección de la que padece, es decir, no es conveniente privarle de esta información. Si nuestro hijo es plenamente consciente de la enfermedad que padece y cómo la puede combatir para continuar mejorando con el paso del tiempo, será él mismo el que podrá poner los medios necesarios y tomar control de su situación personal y gestionar de una mejor manera esta afección. Además, siendo consciente de la misma también será más fácil que tome la rienda de su dieta y sea más sencillo educar en qué alimentos puede comer y cuáles debe dejar a un lado, en este sentido será mucho más sencillo si cuenta con toda la información. Además, de que también llegará el momento en que él mismo será responsable de tomar su tratamiento y continuarlo aunque nosotros no estemos o se nos olvide.