junio 28, 2024
guiso con atún

El atún es un alimento versátil en la cocina y muy nutritivo

Ya sea como plato principal o como guarnición, el atún es un ingrediente que puede incluirse en cualquier tipo de recetas. Es un pescado exquisito que, además, brinda varios beneficios importantes para la salud.

El atún es uno de esos alimentos que siempre han estado presentes en la cocina de todo el mundo. Desde hace 2000 años se ha visto este pescado en los platos mediterráneos, y hoy en día es parte indispensable de las gastronomías del planeta entero. El atún se puede preparar de distintas maneras, cada cultura tiene su propia manera de utilizarlo.

Hay muchas variedades de atún, como lo son el atún rojo, el atún blanco y el atún enlatado. Cada una ofrece sabores distintos, con ellas se puede preparar gran cantidad de recetas únicas e interesantes que no van a decepcionar a nadie. Se puede preparar a fuego lento, frito, al horno, a la parrilla o incluso hasta crudo, y se utiliza tanto como platillo principal como una guarnición. 

El atún es uno de los pescados más versátiles, por ejemplo, unos buenos guisados con atún son ideales para acompañar cualquier plato. También se pueden preparar unas ensaladas deliciosas con atún, unas croquetas o hasta unas albóndigas: lo único que hace falta es creatividad para llevar a cabo todo tipo de recetas interesantes con el atún.

Beneficios del atún para la salud

El atún, además de ser un pescado de los más deliciosos, también aporta muchos beneficios nutricionales. Es un alimento con gran cantidad de nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento del corazón, específicamente el ácido graso omega 3, un aceite que reduce los niveles de colesterol y triglicéridos. Esto se traduce en la prevención de infartos.

Además de los beneficios para el corazón, las grandes cantidades de omega 3 que proporciona el atún reducen la inflamación del cuerpo, previene las enfermedades autoinmunes e incluso ayuda a reducir la depresión y ansiedad. El omega 3 se encuentra tanto en el atún fresco como en el atún enlatado, sin embargo, la primera opción es preferible para aquellos que consumen el pescado con el único propósito de recibir su dosis de omega 3.

El atún también tiene un alto contenido en proteína, por lo que ayuda a formar y mantener los músculos. No es de extrañar, entonces, que el atún sea un alimento indispensable en la dieta de los asiduos al ejercicio: este pescado brinda la energía necesaria para hacer crecer la musculatura y conseguir esa figura deseada.

Asimismo, el atún cuenta con mucha vitamina A y D, lo cual mejora y fortalece al sistema inmune. Las defensas se ven mejoradas, y se reduce la posibilidad de contraer enfermedades. Además, esta gran cantidad de vitaminas ayudan al desarrollo del sistema nervioso, e incluso pueden contribuir en la cicatrización de las heridas.

Las variedades del atún

En los mercados se ofrecen distintas variedades de atún, y es importante conocer sus diferencias para seleccionar el que más se adapte a gustos y requerimientos. El más reconocido es el atún rojo, pues tiene un poco más de grasa y sabor en comparación a otros tipos de atún. Es más que todo utilizado en el sushi y sashimi. Es el que tiene el precio más elevado.

El atún blanco, también conocido como “bonito” en algunas partes del mundo, tiene un sabor más suave y delicado, y una carne más ligera. Su textura firme lo hace perfecto para cortar en filete, y su contenido bajo en grasa lo hace ideal para incluir en una dieta equilibrada. Es el más popular dentro de la cocina asiática y mediterránea.

Por otra parte, el atún enlatado se refiere al atún procesado y envasado con agua o aceite. Es una forma más barata de consumir atún, pues esta clase de conservas suele encontrarse a un precio más económico que su contraparte fresca. El atún enlatado puede estar elaborado a base de atún blanco o de atún rojo.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario