Saltar al contenido

Lee los siguientes 8 datos curiosos de la vida de Erich Fromm

Este destacado pensador, que fue sociólogo y psicoanalista nació en  Alemania (Frankfurt) el 23 de Marzo de 1900. Creció en una familia de origen judío, tan arraigado ese sentir,  que influenciado por el ambiente en el que crecía,  quiso seguir el camino religioso, tanto que en su juventud  trato estudiar el Talmud y ser rabino, como muchos de sus familiares.

Acudía con frecuencia a la iglesia y sentía devoción por la religión, idea que cambió luego  al comenzar sus estudios de Derecho en 1918, después Sociología y Psicoanálisis en las Universidades de Heidelberg, de Múnich y en el Instituto Psicoanalítico de Berlín.

  • 2- Hijo único

Fue hijo único, su madre Rosa Krauze,  ama de casa y su padre un comerciante de vinos ortodoxo-judío llamado Naphtali Fromm. Su infancia fue marcada por fobias y constantes miedos, aunado a eso la actitud de un padre temperamental y una madre depresiva, no ayudaba mucho.

  • 3- Marcado por la guerra

Solo tenía 14 años cuando estalló la Primera Guerra Mundial, y esas vivencias influyeron de forma radical en su manera de pensar, ya que esa conducta ilógica  le parecía un acto tan absurdo que era incapaz de comprender y comenzó a cambiar las ideas en favor de filosofías más realistas y  humanitarias.

A finales de 1920 se formó y trabajó como psicoanalista y encargado en el Instituto Psicoanalítico de Berlín, lugar en el que tomó contacto con las tesis marxistas y se vinculó a la Escuela de Fránkfort. Tuvo que abandonar este puesto  tras el auge del poder nazi en Alemania y exiliarse en los Estados Unidos, en Nueva York donde abrió una consulta clínica basada en el psicoanálisis y empezó a dar clases en la Universidad de Columbia.

A partir de ese momento fue popularizando un psicoanálisis con fuertes influencias de  la filosofía humanista, la cual pone énfasis en la capacidad del ser humano para llegar a ser más libres y autónomos, aprendiendo a desarrollarse como personas humanistas.

  • 4- Triunfando en México

En el año 1949, el doctor Erich Fromm se instala en México, Cuernavaca, y de cuya Universidad pasa a ser profesor, allí se casa con Henny Gurland, con la cual vivió hasta que murió en el año 1.952,  se dedicó a formar psicoanalistas, y fundo  en dicha universidad la Sección Psicoanalítica.

Fue uno de los principales renovadores de la teoría y práctica psicoanalítica a mediados del pasado siglo. Rompió con las teorías biologicistas de la personalidad para considerar a los seres humanos más bien como frutos de su cultura. Su perspectiva terapéutica se orientó también en este sentido, proponiendo que se intentasen armonizar los impulsos del individuo y los de la sociedad donde éste vive.

  • 5- Excelentes publicaciones

Entre sus publicaciones destacan:  El miedo a la libertad (1941), El hombre para sí mismo (1947), El lenguaje olvidado (1951), La sociedad sana (1955), El arte de amar (1956) y El Corazón del hombre donde plasma su visión de un psicoanálisis humanista y en los que analiza la condición del hombre contemporáneo y los peligros que le acechan en el futuro.

Otros fueron: La misión de Sigmund Freud (1956), Más allá de las cadenas de la ilusión (1962), ¿Tener o ser? (1976) o La anatomía de la destructividad humana (1973). Para entender la teoría del psicoanálisis humanista de Erich Fromm es necesario conocer a la persona, entender sus raíces, su contexto y ese mundo a la deriva que conformó su realidad más inmediata. De esta forma conocemos y estaremos en disposición de comprender aquello que le sirvió para su aprendizaje.

El doctor Erich Fromm centró gran parte de su obra en la capacidad del ser humano de amar a través de la ética y el psicoanálisis, y publicó más de 30 libros.

  • 6- Filosofía de la vida

Para el doctor Fromm la principal misión del ser humano es darse luz a sí mismo, para llegar a convertirse en lo que realmente es, un ser noble, más fuerte y más libre.

Estas reflexiones hablan por sí solas de su calidad humanística,  como figura relevante dentro de la psicología y a la vez algo que haría cambiar el pensamiento de sus alumnos, ya que estamos hablando de una persona que muchos consideran el filósofo del amor. Será recordado por sus seguidores como Psicólogo social y explorador de la personalidad autoritaria, como humanista, psicólogo de la religión y estudioso de la agresividad y como socialista con tendencias humanistas.

Erich Fromm fue un revolucionario, este psicólogo judio-aleman, en los años cuarenta, rompió con la doctrina psicoanalítica con la que  laboraban en el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Frankfurt y renovó por completo la teoría y la práctica de esta, acercando el tema a un enfoque con más cultura, más humano y a la vez más factible. Según los conocedores, hubo una nueva concepción en la que enunciaba y articulaba los procesos de asimilación y socialización del individuo.

De la misma manera, sin temor a equívocos el Doctor Erich Fromm, fue por encima de todo un pensador absolutamente fascinante, un filósofo y uno de los mejores representantes del humanismo del siglo XX.

Erich Fromm

  • 7- Influencias Teóricas

Las teorías del doctor Erich Fromm, no solo están influenciadas por Sigmund Freud y Karen Horner sino también por Marx, recordando ese contexto social de la época, esa crisis de valores, esos vacíos de contenido, a la hora de dar respuestas del porqué del comportamiento humano, al porqué de las guerras, los nacionalismos, la diferencia de clases, los odios, etc. Asumir la perspectiva de Sigmund Freud carecía de sentido y  utilidad.

Por eso en los textos del doctor Erich Fromm podemos aun reconocernos a nosotros mismos, en sus líneas y en esos mensajes que no dejan indiferente a nadie.  Algo realmente interesante dentro de la teoría de Fromm es que a pesar de que el ser humano está influenciado por su cultura y por los sistemas económicos, hay un fin por el que todos debemos luchar y que realmente podemos conseguir: la libertad.

El doctor Erich Fromm animaba a la personas a ir mucho más allá de las ideas extremas y deterministas de Sigmund Freud y Marx, para desarrollar algo que es inherente a la raza humana, su libertad.

  • 8- Un psicoanalista diferente

Algo que ha llamado la atención de todo lo estudiado por el doctor Fromm, es que a diferencia de los psicoanalistas que se conocen, él no se inició en el ambiente médico o psiquiátrico, su base de trabajo era la sociología, de allí que a veces no era aceptado o muy bien visto, lo que no impidió que el desarrollara sus opiniones.

Y es precisamente allí donde se encuentra la grandeza del doctor Fromm, la de su visión más amplia e integral del ser humano. Allí precisamente, donde no todo responde a una patología orgánica, a las fuerzas de la biología, sino que son la cultura, la familia y la propia sociedad los que determinan o ponen trabas o frenos a la propia expresión del ser.

El doctor Erich Fromm en el año 1974, fijó su residencia en Suiza donde falleció días antes de cumplir los 80 años.

Leer la obra de Erich Fromm es casi imprescindible, para entender todo ese periodo de crisis de valores que hubo de principios y de políticas sociales que se abrió, en esa primera mitad de nuestro siglo XX, donde esas dos nefastas guerras mundiales, nos quitaron la fe en la humanidad.

“Solo la persona que tiene fe en sí misma es capaz de tener fe en los demás”

-Erich Fromm-