Saltar al contenido

Leyenda: Estructura y características de este género literario

La leyenda es uno de los géneros literarios más apasionantes. Nunca una palabra le había caído tan al dedo. Las leyendas se caracterizan por estar protagonizadas por personas reales, por seres humanos de carne y hueso, y esa es la primera y tajante diferencia entre una leyenda, y un mito (que más de una vez se han prestado para confusiones).

En todo caso, en este post conocerás qué es una leyenda, cuáles son sus características o estructuras principales, y cuáles son esas leyendas que forman parte de la oralidad mundial, y que ya aceptamos como la realidad “más real”. Acompáñanos.

Origen y definición de una leyenda

El origen de la leyenda no es único. De hecho, cada una de las regiones de este planeta (por más pequeña o remota que esta fuere) guarda una serie de relatos y anécdotas sobre personas que vivieron en ese lugar, y que se han convertido en leyendas –que también se le denomina así a las personas que han dejado una huella indeleble en la sociedad-. Por eso, el origen de la leyenda es un personaje en sí, y a partir de sus acciones –gracias a la colaboración de la gente que difunde el mensaje- se convierte en una narración que pasa de generación en generación.

Pero, más allá de su origen, te interesará conocer su definición.

Según la Real Academia Española, la leyenda es un género literario que habla de sucesos históricos, sobre personajes, sitios o acontecimientos reales, pero en cuyo relato se ven magnificadas algunas de sus características, dando una importancia sobrehumana a sus protagonistas, y aportando, de ese modo, una borrosa línea para determinar lo que es real y lo que forma parte de la fantasía. La leyenda pudiera ser, además, un origen bastante comprobable y asumible para el género del realismo mágico.

Estructura básica de una leyenda

La estructura literaria de una leyenda es de las más sencillas que existen. El simple hecho de que los relatos orales hayan sido, históricamente, el medio para conocer las leyendas de los lugares y las personas del mundo, hace que contarlas resulte sencillo, y entenderlas también.

Por eso, la gran mayoría de las leyendas que existen en la literatura (oral o escrita) guardan la tradicional estructura de tres actos: introducción, desarrollo, conclusión. Sin embargo, cada autor, cada lugar, cada generación, ha sabido jugar con cada uno de estos actos, aportando formas narrativas más o menos complejas, dependiendo la leyenda misma (que no es lo mismo hablar de Robin Hood que hablar del abominable hombre de las nieves).

¿Cuáles son las características más importantes de este género literario?

Actualmente las leyendas son géneros de profunda investigación por parte de universidades, editoriales y academias de literatura en todo el mundo. Motivo por el que se desentrañan muchas de sus características, a fin de hacerlo un género menos oral, y más escrito. Al menos, para salvaguardar la esencia oral en la comunicación escrita.

Entre tanto, al menos son cinco las características elementales de una leyenda:

Un personaje central

En todas las leyendas hay un personaje central. Un sujeto con el papel protagónico. Y aunque en la mayor parte de las leyendas es un ser humano (Juana de Arco, Rey Arturo,…), puede también ser un lugar (el triángulo de las Bermudas), objetos o animales, como el archiconocido monstruo del Lago Ness. Pero siempre, hay un personaje central, el que se lleva todas las miradas.

Acciones heroicas y admirables

El propósito de las leyendas es preservar la valía de sus protagonistas. Motivo por el que su segunda característica es la recopilación de las acciones más importantes. Sin embargo, es precisamente aquí donde muchas leyendas exageran o fantasean con las posibilidades de cada protagonista (Juana de Arco hablando con Dios, el monstruo del Lago Ness viviendo desde la época de los dinosaurios,…).

Cronológicamente ordenadas

Al tener las leyendas una estructura simple (introducción, desarrollo, final), lo más lógico es que su tiempo literario también lo sea. Y de hecho, lo es.

Todas las leyendas están cronológicamente ordenadas, sin importar si el protagonista es una persona, un animal, un objeto o un lugar. Por tanto, se comienza hablando desde un tiempo anterior, y su final puede acabar incluso en nuestros días, como el caso del Triángulo de las Bermudas, donde la leyenda comienza desde la desaparición de los primeros navíos, y finaliza en la actualidad (porque todavía nadie conoce el origen o el por qué de las desapariciones).

Parten de la realidad

Una de las características de las leyendas es que parten de una realidad comprobable. De hecho, muchos de los personajes legendarios aparecerán en los libros de historia de cada país o localidad. Porque existieron. Porque realmente hicieron muchas de las cosas que se han contado generación tras generación. Aunque, claro está, los relatos orales y el tiempo entre generaciones han servido para ir añadiendo, cada vez más, una pizca de fantasía a este género de la literatura.

Son adoptadas por la cultura del lugar

Las leyendas forman parte de la cultura y las tradiciones del lugar al que pertenecen. Los habitantes de ese lugar entremezclan estas leyendas con el resto de sus creencias, con su idiosincrasia, y es una de las razones principales para entender por qué las leyendas han logrado superar la barrera del tiempo con un alto grado de éxito. A diferencia de otros géneros literarios.

Ejemplo de algunas leyendas reconocidas

Ahora que ya conoces un poco sobre las leyendas, ¿qué te parece si comentamos sobre algunas de las leyendas más famosas de la historia de la humanidad? He aquí algunas de las que todos conocemos, o de las que hemos oído hablar.

Robin Hood

No sólo se trata de una de las leyendas más conocidas del mundo, sino de uno de los personajes icónicos de la historia de la humanidad. A diferencia de otros, no es político, ni un conquistador. Robin Hood era un ladrón de los bosques. De hecho, su traducción en el inglés medieval significa exactamente eso.

El personaje de Robin Hood es uno de los más trascendentales de todo el folclore del Reino Unido, y es considerado en todo el mundo como la figura máxima del buen corazón y la lucha por la igualdad, a costa de lo que sea. Vivió durante el periodo de reinado de Juan Sin Tierra, y son muchas las investigaciones que confirman que su casa quedaba en el famoso bosque de Sherwood, en Nottingham.

Juana de Arco

La doncella de Orleans, como también se le conoce. Es uno de los personajes más importantes de la historia de Francia, y de seguro, al pensar en personajes históricos del país galo, hay dos que vienen a la mente inmediatamente: Napoleón, y, sin duda, Juana de Arco.

Según su leyenda, el rey Carlos VII de Francia se encontraba al borde de la derrota en la famosa Guerra de los cien años (contra el reino inglés). Sin embargo, Juana de Arco, con 17 años de edad, se ofreció a comandar al ejército francés en sus batallas, liberando a Orleans del asedio inglés, y venciendo en otras famosas batallas que no sólo la enmarcaron como uno de los héroes de Francia, sino como la cúspide de todo genio militar.

La iglesia católica, además, reconoce a Juana de Arco como santa, y el 30 de mayo se celebra su día (fecha de su muerte, en 1431).

Hernán Cortés

Aunque Cristóbal Colón sea el personaje central de la conquista de América, Hernán Cortés es uno de los conquistadores que mejor ha sido llevado a la leyenda. Tanto así, que muchas veces se utiliza una de sus frases más célebres.

Hernán Cortés fue el conquistador de México. Reconocido, claro está, por haber derrotado al Imperio Azteca y poner a México como un virreinato español. Una proeza, de por sí, legendaria.

Pero, su grandeza viene por la bravía de su legendaria acción de “quemar las naves”, haciendo alusión a una importante decisión que tomó al llegar a territorio azteca: inutilizar los barcos que llevaban para que no hubiera vuelta atrás. Es decir: o conquistaban, o morían. Pero no podrían dar marcha atrás.

Y funcionó el plan.

El yeti

También conocido como el abominable hombre de las nieves. Ha sido llevado al cine, se han escrito libros e incluso se han realizado investigaciones científicas de abominables presupuestos sobre un gigante que habita en las montañas de la cordillera del Himalaya.

Su leyenda se ha acrecentado por el avistamiento de huellas gigantes por parte de turistas y personas locales, quienes no dudan en atribuirlas al mencionado hombre, peludo y de más de 2 metros de altura.

Atlantis

Conocida en español como La Atlántida. Si bien no es tan conocida en el argot popular, hace referencia a una supuesta isla que se encontraba en algún lugar del Océano Atlántico. Hay muchas películas sobre ella, e incluso Marvel sitúa a muchos de sus personajes en ella.

Se considera un lugar real, o que alguna vez existió, por dos relatos del filósofo griego Platón (Timeo y Critias) donde hace alusión a esta isla, donde una civilización militarmente avanzada plantaba cara al imperio griego antiguo.

¿Y tú? ¿Conoces otras leyendas importantes? ¿Y reales? Recuerda que también existen las leyendas urbanas, que no son reales pero que las consideramos como tales.