junio 29, 2024
trastorno psicológico

Lista con los trastornos psicológicos más comunes

La mente humana es de los elementos más importantes y a la vez más complicados que pueden encontrarse en el cuerpo. Sus capacidades no cesan de asombrar a los científicos desde tiempos muy antiguos.

Su capacidad para resolver problemas, para expresarse, relacionarse con otras personas, animales o con su mismo entorno es algo que nos permite comprender que podemos llegar a mejorar mucho más las cosas. Después de todo, una vez que la mente se pone a trabajar, no hay límite alguno en cuanto a lo que puede llegar a hacer.

No obstante, quizás haya ciertos factores que afecten el funcionamiento correcto y eficiente de la misma, y estos factores psicológicos pueden degenerar en problemas y en enfermedades que pueden causarnos problemas directo a nuestra mente. Hay varios trastornos psicológicos que, en nuestra época tan ajetreada y llena de problemas y circunstancias, pueden llegar a afectarnos y hacernos enfermar.

En este post conoceremos los trastornos psicológicos que, en esta época, suelen afectar con mayor frecuencia a las personas. También aprenderemos un poco sobre cómo tratarlos, y cómo mejorar el funcionamiento de la mente con el fin de evitarlos.

Qué son los trastornos psicológicos

Un trastorno psicológico, es aquel que tiene lugar en la psique humana, aquella que corresponde a la correlación existente entre alma y la mente. En este caso, pueden considerarse un poco menores que los trastornos mentales, en los que nos referimos a las enfermedades que se encuentran en el área psiquiátrica, y que afectan directamente al cerebro como órgano y músculo.

Los trastornos psicológicos se encuentran más relacionados con la conducta, y no se consideran en sí como enfermedades mentales, o al menos no graves. No obstante, un problema o trastorno psicológico, puede desembocar en daños cerebrales y desencadenar, de esa forma, un trastorno mental verdadero y severo.

Existen varios tipos de trastornos que pueden afectar el entorno psicológico. Algunos como los trastornos de ansiedad, los trastornos afectivos, trastornos del estado de ánimo, entre muchos otros. Como se puede ver, más que enfermedades son cambios que se dan a nivel de conducta y emocional, en el cual los afectados sienten diversas transformaciones en sus emociones y en su estado de ánimo.

Hay que estar seguros a la hora de tratar un problema psicológico, pues si es simplemente un problema psicológico, y le recetamos medicamentos al paciente, esto podría terminar de causar un daño al cerebro del mismo, generando así un verdadero trastorno mental o una patología psiquiátrica.trastorno psicológico

Los trastornos psicológicos más comunes

Un trastorno, buen sea mental o psicológico, no discrimina por raza, religión o sexo. Las personas pueden “contagiarse” o adquirirlo sin siquiera llegar a notarlo. En algunos casos, puede deberse a experiencias que el paciente ha tenido que desencadenan el trastorno, puede deberse también a problemas del propio organismo, que aceleran el problema, o a simplemente un cambio de actitud que puede degenerar en un trastorno.

El estrés es uno de los principales causantes de los problemas psicológicos, y aquí hay una lista con los más comunes problemas que se dan en nuestros días:

Trastornos de ansiedad (TA)

Entre los trastornos psicológicos más comunes, y que al mismo tiempo puede catalogarse como uno de los más leves, se encuentra el trastorno de ansiedad. Se caracteriza por la presencia de temores y preocupaciones que no desaparecen con el tiempo; al contrario, a medida que pasan los días parecen tomar mayor envergadura, y convertirse en problemas mucho más graves, aunque esto se vea solo así para los ojos del afectado.

Existen diversos trastornos de ansiedad, entre ellos el TA generalizada, el TA por separación, el TA social, la fobia específica, el mutismo selectivo o el trastorno de angustia.

Se considera que la prevalencia de estos trastornos a nivel mundial es de un 11%, aunque esta cifra puede variar dependiendo de la población y el modo de vida que se lleve en ella, siendo los países occidentales desarrollados los más propensos.

 

Trastornos de afectividad

En estos trastornos, el problema más común y acuciante es la alteración del estado de ánimo del paciente; en este trastorno, el síntoma más típico es la depresión, que se caracteriza por episodios de tristeza, culpa, la desesperanza y la sensación de inutilidad. Usualmente se da forma más común en jóvenes en edad de estudiar, y que se encuentran sobrecargados de tarea; también en adolescentes, pues durante esta etapa los sentimientos y emociones son más fuertes. No obstante, los más peligrosos son los que se dan en adultos ya conscientes, pues en estos casos suelen afectar con más fuerza al paciente.

La manía, que es el estado opuesto a la depresión, puede ocasionar problemas de ánimo, puesto que el afectado se encuentra en todo momento exaltado. Se caracteriza por ser megalomaníaco, expansivo e irritante. Las personas pueden cambiar de humor fácilmente y tener estallidos violentos. Se alterna casi siempre con el estado depresivo.trastorno psicológico

Trastornos de la personalidad

El ser humano se encuentra dotado de un carácter y una personalidad, que recoge de las experiencias que vive y que son de suma importancia en la interacción social, en su comportamiento y forma de pensar.

Estos rasgos se encuentran también muy arraigados a nuestra cultura. El problema con las personas que padecen de trastornos de personalidad, es que suelen tener personalidades muy rígidas, y que pueden afectar su capacidad de funcionar en situaciones cotidianas.

Los trastornos de personalidad que son más comunes son:

Trastorno límite de personalidad: Cuando se padece de ese trastorno, se suele llegar a una etapa muy impulsiva. El paciente es bastante inestable y puede tener estallidos violentos. Se tiene temor visceral al abandono, aunque pocas veces se acepte, y tienen dificultades para mantener relaciones estables.

Trastorno de personalidad antisocial: Este se refiere a aquellas personas que tienen personalidades fuertes, en las que no les importan los sentimientos o la integridad física y mental de los demás. No sienten remordimientos de sus acciones y pueden mostrar un comportamiento criminal.

En estos casos es muy complicado tratar estos trastornos de personalidad, porque generalmente interfieren muchos factores biológicos y ambientales; al mismo tiempo, muchas de las personas que padecen de estos trastornos psicológicos pueden tener patologías mentales que hagan el proceso aún más difícil.

 

Trastornos de alimentación

Este trastorno de tipo psicológico tiene su origen y causa en la definición actual que se le da al peso. En este trastorno la persona tenderá a causarse a sí misma problemas alimenticios, en aras de encontrarse en un peso que considere ideal. A pesar de que los más conocidos buscan la idea de bajar de peso, existen también trastornos alimenticios que van en sentido contrario, en los que el paciente lo único que desea es comer.

En el trastorno que es la anorexia, el paciente, al verse en el espejo, indiferentemente de lo delgado y en forma que esté, verá en sí mismo a una persona obesa. Esto puede estar relacionado con problemas depresivos, y trastornos más profundos de la psique. El hecho es que a partir de ese momento el paciente buscará la forma de comer lo menos posible, causándose problemas corporales.

En lo que se refiere a la bulimia nerviosa, esta se produce en personas que degustan grandes cantidades de comida, y que luego, al sentirse culpables del hecho, se purgan a base de vómitos, laxantes, ayuno o ejercicio obsesivo. En estos casos se generan no solo problemas mentales, sino laceraciones a nivel de las paredes del esófago causadas por el vómito continuo de ácido estomacal, problemas musculares causados por el ejercicio, entre otros.

Los trastornos alimenticios pueden tratarse con ayuda personalizada, que incluye medicación, consejería nutricional, terapia psicológica, y también terapia de grupo.

trastorno psicológico

Trastornos paranoides

En estos trastornos podemos encontrar las ideas delirantes y creencias falsas de persecución, en las que el paciente se siente que se encuentra siendo parte crucial de una conspiración, o que hay personas detrás de él/ella, en busca de hacerle algún daño; también están los delirios de grandeza, en los cuales el afectado siente que en su sangre hay ascendencia real, principesca, santa o incluso divina. En fin, el sujeto siente que es mucho más que los demás, y no solo no lo oculta, sino que se jacta de ello.

También podemos encontrar los celos obsesivos, en los que se destaca que pueden formar parte de ambas vertientes; el sujeto puede pensar que todo mundo está en busca de su pareja, o puede pensar que como es su pareja, entonces esta tiene un mayor estatus, y la buscan por ello.

Este trastorno suele iniciarse en la mitad o al final de la vida, destruyendo las relaciones sociales, especialmente las relaciones de pareja.

trastorno psicológico

Déficit de atención e hiperactividad

Este trastorno en particular se da comúnmente durante la niñez, y se caracteriza porque el niño es inquieto, es muy poco, o totalmente incapaz de concentrarse y controlar su comportamiento.

Para poder diagnosticar y tratar este trastorno, los médicos realizan diversos exámenes para estar seguros de que sea esto, y no un problema de visión o de audición. Las observaciones de los médicos y de los familiares pueden ayudar a diagnosticar a estos niños. Muchos de estos reciben medicación y terapia conductual.

Muchos de los niños con déficit de atención e hiperactividad superan o aprenden a manejar sus síntomas de manera eficaz, y siguen adelante. Sin embargo, algunos de ellos se quedan con los síntomas hasta la etapa adulta y toda su vida, lo cual les causa algunos problemas en el trabajo y los estudios.

Hipocondría

Este es también considerado como un trastorno psicológico, en el cual el afectado siente que está enfermo en todo momento. Generalmente se da en personas que son muy limpias y que sienten miedo de los gérmenes, siendo las fobias otro trastorno psicológico a tratar en este lapso. En estos casos la persona en cuestión no puede escuchar hablar de enfermedades ni de sus síntomas, porque inmediatamente comienza a sentirlos de manera psicológica, por lo tanto, aunque no esté enfermo, el sujeto sentirá que lo está.

Las personas con este trastorno llevan a cabo numerosas incursiones a los hospitales, y pelean con los médicos cuando estos les dicen que realmente no tienen nada.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario