relatos eróticos

Mejores relatos eróticos 2019

El erotismo, una palabra que resultó durante una buena cantidad de años como un tabú para muchas personas, hoy en día se está volviendo cada vez más popular. Cada vez es mayor su inclusión, en todos los contextos, al punto que cualquier persona domina el tema, yes que así debería ser en medio de esta sociedad.

Dejando de lado todos los prejuicios y tabúes del ayer, hoy por hoy, el erotismo se ha vuelto cada vez más popular. Cada vez son más las personas que han logrado entender que ser una persona erótica no tiene nada que ver con ser un enfermo sexual, ni con padecer de alguna enfermedad psicológica o psiquiátrica.

Poco a poco, la sociedad ha ido perdiendo la pena al respecto, al punto de que ya gran parte de estos han ido asumiendo como una actitud natural el hecho de poder conversar del tema con otros, sin sentirse apenados, o tan siquiera, excluidos.

Debemos entender que, el erotismo no es una enfermedad, y aun cuando lo ideal es que se disfrute en pareja, hoy por hoy, son cada vez más frecuentes los lugares donde se habla libremente del tema, y no hay ningún tipo de complejo al respecto.

relatos eróticos

El erotismo en la sociedad actual

Es importante resaltar que, en medio de una sociedad en constante desarrollo, el tema sexual ha ido incrementando, juntamente con los demás temas que son abordados en la sociedad. Cada vez son más las personas que acuden a las librerías buscando material erótico, sin sentirse enfermos por el hecho.

Además, se han logrado incluir programas televisivos, cadenas radiales, y de más, que han permitido ir aclarando ciertos puntos sobre el erotismo que habían permanecido en oculto durante una gran cantidad de años.

Además, la internet sigue ofreciendo material altamente educativo, pero también ofrece y dispone de material que sigue sin estar apto para los niños, por lo que sigue en pie, la vigilancia y control que debe existir sobre estos a la hora de usar el internet.

Por otra parte, se considera psicológicamente que, el deseo de tener prácticas sexuales fuera de lo común, no es un tema de este siglo, sino que se había mantenido oculto por cualquier cantidad de años, y que ha sido revelado públicamente hasta ahora mismo.

Cada vez son más las parejas que se han determinado a poner algo de erotismo a su relación y salir un poco de la monotonía, por lo que conviene especialmente aclarar que, no todas las técnicas eróticas funcionan igual en cada relación, ni todas las mentes están preparadas para poner en práctica todas las técnicas eróticas del momento.

Relatos eróticos del 2019

Hoy en día, diversas páginas de la internet permiten la publicación de material erótico, protegiendo la confidencialidad de los autores, pero que lejos de buscar alimentar el morbo, permite que cada persona tenga un lugar donde expresarse y dejar salir todo aquello que tiene guardado dentro de só.

A continuación algunos relatos eróticos del 2019:

Tengo con mi pareja, apenas 3 meses de noviazgo, y nos conocemos desde hace 4 meses atrás, es médico, y labora en el hospital de la ciudad donde vivimos. Un buen día que estuvo de guardia, fui con la intención que nos viéramos. Lo encontré, mientras pasaba revista a sus pacientes, y al verme suspiró, haciéndome sentir, aparte de enamorado, terriblemente deseoso de estar con él. 

Espere que terminará y me pidió que lo acompañara a la recámara de descanso de los médicos, mientras estábamos allí, entre beso y toques, la tensión empezó a subir y el ambiente estaba realmente caliente. 

relatos eróticos

Es importante resaltar que, la puerta de la habitación no tenía cerradura, por lo que cualquiera podía entrar a esta sin avisar, y además, tenía una ventana bastante grande, que daba al pasillo del piso donde nos encontrábamos.

 Poco a poco nos fuimos dejando llevar por la pasión, hasta que llegó un punto en el que ambos estábamos muy excitados, pero muy preocupados de que alguien nos consiguiera así. Nunca habíamos tenido tanta adrenalina con deseo junta, pero pudo mucho más el deseo. Nos sentamos justo detrás de la puerta, donde no pudieran abrir la puerta, ni vernos por la enorme ventana, y con la luz apagada, dimos rienda suelta a la pasión, que concluyó en un orgasmo realmente increíble. Anónimo.

Luego de muchísimo tiempo deseando estar con ese chico, un sábado del mes de agosto, nos reunimos un grupo de amigos a compartir, entre los cuales estaba él. Realmente lo único que me impedía estar con él, era que yo sabía que tenía su pareja, y jamás había notado ni siquiera picardía o la mínima atención, ni siquiera sexual hacia mi. 

Ese día, entre los tragos, y la emoción del momento, nos quedamos sin licor, y el y yo fuimos a la tienda por más. Como estaba realmente cerca, decidimos ir caminando. En el trayecto, yo decidí contarle todo lo que pasaba por mi mente en relación a él, quizás por la valentía que me dieron las copas, a lo que él respondió con un enorme beso. 

No desperdicia oportunidad de dejar que mis manos recorrieran su cuerpo, incluso sus partes íntimas en ese preciso instante, donde únicamente éramos alumbrados por la luz de la noche (el alumbrado eléctrico de mi ciudad no funciona perfectamente). Desde ese día, siento que existe ese toque de picardía entre nosotros, y estoy a la espera de poder concretar todo el deseo que siento hacia él. Anónimo.

Añadir comentario