practicar deporte

Motívate para iniciar la práctica deportiva

practicar deporte

Por razones de salud, nuestro organismo nos exige que realicemos a diario alguna actividad física; pero por razones netamente personales nos negamos a realizarlas, aun sabiendo que nos causarán grandes beneficios, desde todo punto de vista.  

Las excusas sobran y siempre están a la mano, cuando se trata de dedicar, aunque sea,  una hora diaria para ejercitarnos: que si el tiempo no alcanza, que si el cansancio que produce las horas de trabajo, la flojera, los niños, la ropa, el clima, entre miles de otras. ¡Excusas y más excusas!  

El proceso de educación y formación de un individuo en edad temprana, es bastante determinante para que éste internalice y aprenda que la práctica de algún deporte, bien sea con fines recreativos o competitivos, es un elemento que nos hace ser integrales y que nos da cualidades para ser mejores miembros de la sociedad.

Si no obtuvimos ese aprendizaje a temprana edad, nunca es tarde. Nuestra condición de seres con razón, lógica y determinación, debe impulsarnos a tener una actitud más proactiva y decidida para iniciarnos en este mundo. Sobran la razones para hacerlo; la ayuda y orientación para realizarlo con efectividad, se encuentra disponible a través de muchos medios físicos y digitales como es el caso de  mi-deporte.com/fitness-running, que te brinda excelentes recomendaciones para empezar con buen pie.

Sí, entendemos que para muchos no resulta fácil hacerlo, pero solo basta con que encuentres una fuente de inspiración que te motive a querer dar el gran paso. Y no nos referimos a pasar 4 horas diarias en el gimnasio matándonos de cansancio, nos referimos a que realices una actividad que te llame la atención, de la cual te sientas atraído y que desees experimentar; si esa no te funciona, prueba con otra.

Gozar de buena salud y tener una vida sana, debe ser el principal estímulo. No solamente previene enfermedades, sino que también sirve como tratamiento para combatir algunas que ya, lamentablemente hemos adquirido. El ejercicio físico activa todos los tejidos corporales y su actividad celular, por lo tanto, el funcionamiento de los sistemas de nuestro organismo, como el respiratorio, el óseo, circulatorio, entre otro, serán más óptimo y nuestro desenvolvimiento diario será más eficiente y productivo.

El amor por los hijos, por nuestra pareja, por nuestra familia y, hacia uno mismo, es un motor indiscutible para que transitemos exitosamente el camino que nos lleva a una vida saludable. Pero este transitar debe ir acompañado de una buena alimentación balanceada y, de que cuentes con los recursos físicos y equipos necesarios para que el destino sea alcanzado con mayor facilidad y eficacia. No podemos pretender, por ejemplo, iniciarnos  en las caminatas diarias con zapatos inadecuados y con jean.

La estética corporal es un elemento bastante motivador. Practicar a diario una actividad física, te mantiene en el peso ideal, permite que la ropa te luzca más favorable y refleja una actitud de bienestar interior que todo el mundo percibe; te rejuvenece y logra que veas la vida de forma más optimista y positiva. Todo eso hace la práctica de actividades físicas. La obesidad es una enfermedad, no permitas que tu cuerpo caiga en esta tragedia, pero tampoco caigas en estereotipos enlatados, de querer tener un cuerpo mejor que portada de revista. Los extremos son malos.

Mejorar el rendimiento sexual, tanto en hombres, como mujeres, es también una excelente motivación, que además engloba las anteriores, buena salud, amor propio y hacia tu pareja; ya que el sistema circulatorio y hormonal, trabajan de mejor manera y produce un mayor deseo sexual.

No importa cual sea tu fuente de inspiración, lo que importa es que encuentres una que te haga entender que llevar una vida sedentaria no es saludable. Si quieres alargar los años de vida y vivirlos con calidad, ya es hora de que inicies la práctica de una actividad  deportiva.

Empieza con caminatas diarias, hasta que tu cuerpo sienta la necesidad y tenga la capacidad de avanzar al trote; combinalo con un poco de ejercicios anaeróbicos. Para esto, no es necesario contar con muchos recursos financieros, pero sí con la voluntad de hacerlo y la indumentaria adecuada.

Añadir comentario