Saltar al contenido

Préstamos rápidos: para emergencias

Las necesidades de dinero nunca faltan, siempre hay algún gasto necesario o un imprevisto que es preciso atender, la complicación ante estas circunstancias es cuando el importe sobrepasa el dinero disponible. Ante estas situaciones, es posible acceder a un crédito que permita solventar el problema, pero solicitar uno en una entidad bancaria implica una fuerte exigencia de papeles y hasta un largo tiempo para ser aprobado.

Por esta razón, han surgidos algunas iniciativas de préstamos rápidos y sin papeleos, que le han permitido a muchos, resolver imprevistos y atender esos gastos necesarios.

Prestamos personales rapidos sin papeleos

La principal y más atractiva característica de estos préstamos es que se solicitan sin papeleos forzosos que hacen necesario dar múltiples vueltas para conseguirlos, por lo que en sí mismo es un ahorro de tiempo. Igualmente, no es necesario informar al ente emisor sobre cuál es el destino de ese dinero. En general, los prestamos personales rapidos sin papeleos son un mecanismo flexible y eficiente en el otorgamiento de pequeños créditos.

Por tanto, es posible utilizar este dinero para cualquier causa que se considere necesaria, como para responder a una emergencia hospitalaria, resolver averías en el coche o la casa, realizar el pago de facturas atrasadas, atender a un problema del hogar o simplemente para evitar que la cuenta personal quede en cero.

¿Cómo conseguir prestamos personales rapidos?

Como todo crédito, el importe solicitado debe depender principalmente de la capacidad de pago del solicitante y la necesidad presente para solicitar el préstamo. Cuando se trata de minicréditos otorgados a personas naturales, el importe puede variar de 300 a 900 euros con plazos de pago a partir de 30 días.

A estos créditos también pueden acudir empresas o pequeños negocios que requieran de una inyección de capital, en estos casos existen diferentes plataformas que ofrecen entre 6.000 y 10.000, otras con límites de 15.000, y otras que llegan a los 500.000 euros.

Pero sea cual sea la cantidad, el tiempo de respuesta para todas estas solicitudes es corto, los prestamos personales rapidos sin papeleos tienen precisamente esa característica distintiva: no requieren de demasiado trámite ni documentación, y son aceptados en horas, e incluso en pocos minutos. Mientras que los créditos a Pymes pueden llevar algo más de tiempo pero no más que dos días.

Otra ventaja de los préstamos rápidos y sin papeleo

Ante las difíciles situaciones que se viven en la actualidad a nivel económico, algunas plataformas de préstamos personales han permitido otorgar créditos a personas que están incluidas en la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef), es decir, a personas que se encuentren morosos en las entidades bancarias por la circunstancia que sea.

Algunas entidades financieras descartan otorgar un préstamo a personas que aparecen en el Asnef, pero los préstamos rápidos no se dejan llevar por las condiciones de esta asociación.

Así es, como las plataformas web destinadas a este tipo de requerimiento, permiten el acceso de todos para solicitar y no ser rechazados por aparecer en la lista Asnef. En este contexto, se tiene en cuenta que muchos de los clientes que se encuentran morosos, es por incumplimientos en facturas telefónicas, penalizaciones y otros motivos, que son considerados poco significativos como para denegar un préstamo.

Encontrarse en las listas de esta asociación, limita el acceso a créditos en entidades bancarias, puesto que la banca tradicional intenta evitar riesgos revisando el listado de Asnef. Ésta es una de las razones por las que se les niega los préstamos a los clientes en los bancos. Pero los créditos personales rápidos son mucho más flexibles, no dan una alta importancia a este hecho.

Tips para pagar créditos personales a tiempo

En el momento de solicitar un préstamo, es importante revisar las cláusulas, las posibles tarifas por demora, las tasas de intereses y el tiempo disponible para pagar por completo. Tener en cuenta cada uno de estos elementos hará posible saldar la deuda con las condiciones adecuadas y en prevención de cualquier problema.

Si se trata de uno personal, será necesario hacer algunos cambios en la rutina de gastos y potenciar el ahorro. Algunos expertos recomiendan empezar por apartar el 10 por ciento de los ingresos mensuales como forma de ahorro permanente; pero si de una deuda se trata, lo mejor será destinar un porcentaje mayor para su pago, de acuerdo al tiempo disponible.

Cuando se hace la solicitud para poder acceder a alguno de los prestamos personales rapidos sin papeleos que se ofrecen, en la mayoría de los casos, es el mismo solicitante quién decide en cuánto tiempo puede pagar su deuda. De modo que es importante que sea sincero con sí mismo y tenga claras las posibilidades de pago reales de que dispone.